34.9 C
Madrid
agosto, viernes 12, 2022

Incertidumbre respecto a la carga del avión siniestrado en Grecia

El avión Antonov 12, propiedad de la empresa ucraniana Meridian LTD, transportaba alrededor de 11 toneladas de armamento que no había declarado

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviaciondigital, Sp.-El avión ucraniano Antonov An-12, propiedad de Meridian LTD, que transportaba armamento desde Serbia hacia Bangladesh, se estrelló el sábado noche en Grecia, a consecuencia de un incendio en un motor que se cobró la vida de las ocho personas que iban a bordo.

Sin embargo, continua la incertidumbre a medida que pasan los días desde el trágico accidente de este avión ucraniano Antonov An-12, que se estrelló incendiado cerca de la ciudad de Kavala y en el cual, los ocho tripulantes, todos ellos de nacionalidad ucraniana, habrían resultado muertos. El avión de fabricación soviética, tenia prevista una escala en Amán (Jordania) para repostar y que no se llegó a hacer. Según el plan de vuelo presentado a las autoridades competentes de Serbia, la aeronave iba a realizar un vuelo de carga con destino a Bangladesh (Dhaka), con escalas en Jordania (Ammán) y Arabia Saudí (Riad).

El Ministerio de Defensa serbio ha declarado que la aeronave transportaba 11,5 toneladas de material militar fabricado en el país balcánico que había sido comprado por Bangladés. Según se ha podido desprender de las informaciones recibidas, parece ser que la aeronave no hizo una declaración exacta del tipo de carga que transportaba, conociéndose ésta después del accidente, cuando se debería haber cumplido con la obligación de informar al país por el que se sobrevuela, de que la aeronave transportaba una carga peligrosa.

Además, en el plan de vuelo, la aeronave se había declarado prácticamente vacía de carga, siendo el vuelo clasificado como un vuelo de ferry, es decir, como un vuelo sin ánimo de lucro, y cuyo destino final se creía Jordania.

Según las autoridades griegas, a las 22,37 horas del sábado, el piloto de la aeronave, no solicitó un aterrizaje de emergencia en un aeropuerto griego, sino volver al aeropuerto de salida en la ciudad serbia de Nis, haciendo una referencia a un mal funcionamiento a causa de problemas operativos. Tampoco en este punto se dio información sobre la carga que transportaba. Sin embargo, parece que el piloto intentó regresar a Serbia a pesar de haber identificado el problema para evitar el aterrizaje de la aeronave en Grecia, donde, debido a la naturaleza de la carga, habría sido sometida a numerosos controles.

Sobre las 22:42, al este de Halkidiki, el piloto informó a los Controladores de Tráfico Aéreo en la aproximación a Tesalónica que tenía un problema en un motor con peligro de fuego, pero sin referirse en ningún momento a la carga. Tras la declaración de estado de emergencia, a las 22:45 en la última conversación del piloto con la torre de control de Kavala, se informa del aterrizaje de emergencia sin hacer ninguna referencia al peligro que suponía la carga que transportaba. Es entonces, cuando tras recibir permiso para aterrizar en el aeropuerto de Chrysoupolis, en Kavala, a las 22:47 se pierde todo contacto con la aeronave siniestrada.

Fuentes cercanas al suceso, señalan que si se hubiera conocido la naturaleza y el peso de la carga, se habrían dado algunos aeropuertos alternativos para el aterrizaje en caso de problema, al tiempo que se habría indicado una pista específica para que pudiera pasar por encima del menor número posible de zonas residenciales.

Además, un avión con semejante carga, al realizar un aterrizaje de emergencia, tendría que esperar a los camiones de bomberos, ambulancias, entre otros, por razones de seguridad, mientras que, obviamente, no se limitaría a ser llevado al aeropuerto más cercano, sino a uno donde no supusiera un riesgo para la seguridad de otros pasajeros, trabajadores y aviones.

La normativa indica que cualquier incidente relacionado con el transporte de materiales peligrosos, que ponga en grave peligro a la aeronave o a sus ocupantes, se considera un incidente de materiales peligrosos, señala, entre otros, el reglamento de la OACI (Anexo 18, el reglamento de la Organización de Aviación Civil Internacional sobre «Transporte seguro de materiales peligrosos por vía aérea«, que Grecia ha incorporado desde 2007».

Por lo tanto, según este reglamento, en caso de accidente o incidente grave de una aeronave en el que puedan verse implicadas materias peligrosas transportadas como carga, el operador de la aeronave debe proporcionar sin demora información a los servicios de emergencia que acudan al accidente o incidente grave, sobre las materias peligrosas a bordo de la aeronave, tal como figura en la información escrita del piloto.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies