Incoherencias en la seguridad de la navegación aérea española: Palma

0

WikileaksLa Auditoría de Vigilancia de la Seguridad Operacional de OACI al Sistema de Aviación Civil de España, se realizó entre los días 6 y 16 de julio de 2010. En él se hacía mención al ANS (Servicios de Navegación Aérea). El 10 de octubre de 2011, AenaLeaks publicaba un informe titulado "Lo que de verdad piensan los responsables de seguridad de AENA". Hay claras coincidencias entre lo que detectó OACI y lo que pensaban algunos responsables de AENA que debería corregirse. ¿Se ha corregido esto a día de hoy?. No parece.

Esto viene al caso de la denuncia de los controladores en el ACC y TWR de Palma, !ante la Inspección de Trabajo!. Haré un paréntesis, pues esta misma semana la ministra adquirió una serie de compromisos, y emitió una serie de advertencias a Ryanair, que se encuentran en contradicción directa con que unos trabajadores tengan que denunciar a la Inspección de Trabajo, algo que de oficio deberían estar investigando por orden directa de la Secretaría General de Transportes(Carmen Librero), desde AESA(Isabel Maestre). Esta es la prueba de que el sistema no está funcionando. El sistema aéreo Sra.Ministra.

Retomando el hilo de lo revelado por AenaLeaks, en una publicación, !ojo al dato! de 3 de junio de 2010, un mes antes de la Auditoría OACI a España, denominada Más+Seguridad en Navegación Aérea, en cuyo nº3 hablaba de la implantación de la Ley9/2010, en la que se regulaban los servicios de tránsito aéreo, y uno de sus capítulos en la Sección de Departamentos Regionales de Seguridad, titula "Responsables de la investigación de Incidencias del fomento de la cultura de seguridad". Ya saben el calor hace estragos. Por eso cuando hemos leído en este texto de la publicación oficial, e imaginamos que pública dado que se trata de una publicación de un Ente Público, que "Los Departamentos Regionales de Seguridad son los responsables de recibir las notificaciones de incidentes o sucesos, llevar a cabo su investigación interna, emitir recomendaciones y acordar acciones correctoras…", entendemos aún menos, si existen estos Departamentos, qué es lo que está pasando en Palma para que lleguen a denunciarlo ante la Inspección de Trabajo. Estos Departamentos evidentemente sobran tal y como se desprende de este hecho.

Ahora viene lo bueno, sigue el texto en la publicación que dirigía Chus Luengo: "Asimismo, deben gestionar estas mismas notificaciones internas y derivarlas, previa desidentificación, a los organismos oficiales de Investigación de Incidentes de Aviación Civil (CEANITA), y Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), además de proveer de la información que ambas requieren para el ejercicio de sus funciones, entre ellas, el informe del controlador afectado".

Hay que recordar que tanto en la fecha en la que se escribía esto, es decir hay constancia documental oficial de que se sabía cúales eran las obligaciones de notificación a CEANITA y CIAIAC, por los responsables de las Direcciones Regionales de Seguridad, Carmen Librero Pintado, era la Directora de Navegación Aérea, es decir la máxima responsable de este departamento, única y exclusivamente, bajo la dirección y responsabilidad de D. J.I.Lema Devesa. Es decir, no puede negar que conociera cúales eran las exactas obligaciones de sus subordinados a este respecto, dado que era su máxima responsable, y lo publicitaban en su propia publicación corporativa (de corporativismo que diría aquel). Hoy Carmen Librero es Secretaria General de Transportes, y tiene competencias tanto en seguridad aérea, como en el transporte por carretera o en el mar. De ella, por designación ministerial de Ana Pastor, dependen tanto la DGAC, como la propia AESA.

Si damos un pequeño salto a la Auditoría OACI nos encontramos con lo siguiente en un artículo publicado el pasado 31 de julio en el que se decía"La OACI también la acusaba de informarse tarde y de informar mal. "La obligación de notificación inmediata de incidentes graves a la CIAIAC no ha sido sistemáticamente cumplida por AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea)". Pero no solo había retraso: "Algunas notificaciones iniciales [de accidentes e incidentes] no han sido enviadas a la OACI y los informes no han sido sistemáticamente enviados". Y se añadía un tercer agujero negro: "La mayoría de los incidentes graves vinculados con el tráfico aéreo no han generado una investigación por la CIAIAC".

Daremos otro pequeño salto a lo que AenaLeaks reproducía en un documento y lo que decía un responsable, el Jefe del Departamento de Seguridad Regional del ACC de Palma, que analiza con precisión los efectos de la Ley 9/2010. Es decir, había ya un análisis de las amenazas y consecuencias en el que se indicaba explicitamente, en junio de 2010, que:

"CLIMA LABORAL:Número de servicios mensuales que fomentan la fatiga acomulada… Incapacidad de planificación laboral a medio plazo. Planificación de vida familiar o social degradada. Amenaza sancionadora… estableciendo como causa de despido cualquier actuación de su personal que afecte negativamente a la seguridad o menoscabe de forma grave o reiterada, etc… sin establecer la prioridad a asignar a cada concepto.
Y LOS EFECTOS de TODO LO ANTERIOR:
Estrés, frustración, falta de confianza en la organización, desmotivación, estados de alerta degradados, sensación de criminalización social, ventana incrementada de oportunidad para el error, otros indicadores biológicos no mencionados: trastornos del sueño, presión arterial, etc… bajas médicas
"

Es decir se hace un análisis, se detectan las amenazas y… todo sigue igual dos años después. ¿O peor?. Esto Sras. y Sres. se podría llamar negligencia. Y esto, a tenor de lo que los controladores vienen reiteradamente denunciando en este medio de comunicación, o ante la Inspección de Trabajo, algo surrealista dado que se deduce que se tiene conocimiento desde hace años, lo ha detectado la propia OACI, lo ha especificado este y otros responsables, y nadie ha hecho nada. Lo peor es que esa denuncia ante una instancia "desnaturalizada" desde el punto de vista de la safety, es un indicador de otra amenaza aún más grave, como es la desconfianza en el propio sistema aeronáutico en España por parte de estos profesionales. Esto, sí debería ser motivo de profunda reflexión, y el correspondiente "porqué".

Los controladores españoles han denunciado donde han podido, todo lo que todos los organismos que intervienen y están relacionados con la seguridad operativa de la NA han estado obviando, a pesar de tener la obligación de hacerlo, cuando no ocultando como indica OACI, agrandando los famosos agujeros de Reason, y de esta forma haciendo que las grandes coincidencias acrecienten la cercanía al error fatal cualquiera de estos días. Dios quiera que no suceda, pero si sucede, quede constancia que ellos ya avisaron de todas las maneras y ante todas las instancias posibles. Sí ellos, los controladores aéreos españoles…

Deja un comentario