Teherán, IRA.- El vuelo 3704 de Iran Aseman Airlines, operado por una ATR 72-200 desde Teherán a Yasuj, Irán, impactó en la ladera de una montaña en el área de Mount Dena, al noreste del aeropuerto de Yasuj.

Todos a bordo (60 pasajeros, dos miembros de la tripulación de vuelo, dos miembros de la tripulación de cabina y dos oficiales de seguridad) perdieron la vida.

El vuelo salió del aeropuerto de Mehrabad a las 08:05 horas, hora local y ascendió a la altitud de crucero de FL210. A las 09:22 el avión estaba sobre el VOR de Isfahan (IFN). Solicitó permiso para descender de FL210 a FL170. Esto fue aprobado por el centro de control de Tehran. La altitud mínima en la aerovía era FL170. La altitud de seguridad mínima (MSA) sobre el sector cerca del aeropuerto de Yasuj es de 15500 pies.

La información meteorológica facilitada a la tripulación indicaba un techo de nubes de 15000 pies. A pesar de su autorización para FL170 y la MSA en el área, la tripulación seleccionó posteriormente FL150 como su altitud objetivo.

El vuelo se estabilizó en FL150 a las 09:28 horas y los sistemas de deshielo y antihielo se encendieron. Posteriormente, la tripulación de vuelo seleccionó el modo de altitud del piloto automático para FL150. El avión entró en una ola de montaña con corrientes ascendentes de hasta 3000 pies / min con condiciones engelantes asociadas. Dado que el piloto automático intentó mantener el FL150, la potencia del motor se redujo al ralentí y la aeronave bajó el morro 4 grados. En estas condiciones, la velocidad se va reduciendo gradualmente desde una velocidad aerodinámica calibrada (CAS) de 205 nudos.

A las 09:29:44 la tripulación de vuelo apagó los sistemas de deshielo y antihielo. La aeronave entró en la parte descendente de la onda montaña. El motor recibió más potencia y el morro se elevó ya que el piloto automático estaba intentando mantener FL150. Mientras tanto, el CAS cayó a 130 nudos.

Después la tripulación seleccionó FL140 en el piloto automático, la velocidad se redujo a 118 nudos. El avisador de pérdida sonó y el piloto automático se desconectó en consecuencia. La velocidad aumentó a 134 nudos cuando el avión descendía a una velocidad de 3200 pies por minuto.

A las 09:31:22, la tripulación de vuelo volvió a activar el piloto automático y estableció el FL150 como su altitud objetivo. Cuatro segundos más tarde, el avión se acercó al terreno montañoso circundante y sonó la alarma EGPWS. El radioaltímetro en ese punto marcaba 3643 pies (altitud de presión de 13869 pies).

El piloto automático se volvió a desconectar a medida que la aeronave seguía perdiendo altitud. Incapaz de recuperar, con la montaña tan cerca, y cada vez más, realizó un viraje de 86 ° hacia la izquierda. El morro se levantó y el avión impactó el lado de una montaña a las 09:31:41.

Los restos fueron localizados al día siguiente a una altitud de aproximadamente 3600 m (11800 pies). Las condiciones climáticas en el lugar del accidente incluían nieve y fuertes vientos.

Pueden encontrar el informe final completo aquí

Deja un comentario