La purga salvaje de Erdogan, llegó a los pilotos de Turkish Airlines

Aviaciondigit@l

0

Estambul, TUR.- Tras el fallido golpe de Estado del pasado 15 de julio, la compañía bandera y estatal turca, Turkish Airlines, despedía al menos a 211 empleados. El “argumento” oficialmente señalan es que TA “no quiere trabajadores vinculados a Fetullah Gulen“. Vamos se cumple el guión previsto de una purga salvaje a todos los niveles impulsada por el de momento “sólo” autoritario Erdogan. Y se preguntarán, ¿y cómo saben qué trabajadores están vinculados a Fetullah Gulen…” Imagínense el ambiente dentro de la compañía, donde los chismorreos y chivatazos imaginamos han de estar a la orden del día. Donde las envidias pueden estar aflorando, como afloran en estas situaciones, y la desconfianza reina por doquier. Imagínense sólo por un momento que una cabina estéril depronto deja de serlo por motivos ideológicos… Afortunadamente, TA cuenta con grandes profesionales, y afortunadamente el criterio técnico muy probablemente esté prevaleciendo en medio de este repugnante ambiente político.

Según señala la Agencia AFP:

La compañía aérea Turkish Airlines, la más importante del país, ha iniciado una brutal purga interna que alcanza a personal jerárquico y pilotos de línea. La limpieza ideológica ha sido confirmada por la misma empresa mediante un comunicado.
En total, Turkish Airlines terminó con el contrato de 211 empleados, según indicó la agencia de noticias AP. El motivo informado tiene que ver con los supuestos vínculos que ese personal mantendría con el movimiento político-religioso de uno de los acusados por el presidente Recep Erdogan de ser el impulsor del intento de golpe.

Los seguidores del Fetullah Gulen son millones en Turquía y están presentes en cada institución y empresa del país. Si bien practican la religión islámica, pretenden que el país continúe siendo laico, como lo ideó Mustafa Ataturk hace casi un siglo.
Entre las razones dadas para dejar de contar con sus servicios, la compañía aérea enumeró el de “no cumplimiento con los estándares de performance” de la empresa y por las “medidas necesarias” que Turkish estaba tomando contra ese movimiento contrario al régimen de Erdogan.

La línea indicó que estaba en sintonía con lo dispuesto porAnkara para “terminar con los intentos malevolentes e ilegales”. La agencia de noticias privada Dogan indicó que entre los despedidos figuran siete ejecutivos con cargos gerenciales y 15 pilotos.

Recep Erdogan aumenta la represión en Turquía (AFP)
Desde el intento de golpe de Estado, Erdogan inició una purga salvaje en todas las instituciones democráticas de Turquía. Lo mismo se dio en empresas que reponden al gobierno y en la prensa, donde la censura y la persecución a periodistas críticos se incrementó durante la últimas horas.

Desde un primer momento Erdogan responsabilizó por el fallido golpe de Estado a Gulen, un clérigo religioso musulmán radicado en Pensilvania, Estados Unidos, desde hace décadas. El régimen de Ankara reclama al gobierno norteamericano la extradición del imán, sin éxito.

Deja un comentario