Senadora canaria Luzardo da las explicaciones que Ana Pastor hurtó al Congreso y Senado

0

Madrid, SP, 11 de febrero de 2015.- Ayer preguntando a expertos periodistas de la prensa color salmón, especializados en Economía, sobre los “porqués” de la privatización de AENA, ninguno supo concretar las causas objetivas que han motivado la privatización del 49% de AENA. Ana Pastor, ministra responsable, tampoco se ha prodigado salvo con la cantinela cien veces repetida de forma oficial, sobre la mejora de la eficiencia, garantía del mantenimiento de red y titularidad pública… Pero sin entrar en el detalle, ni por supuesto en los motivos objetivos (económicos) o subjetivos (políticos), si es que estos existen. Lo segundos, aunque inconfesables quizás por puro electoralismo, seguro que sí. Por eso parece muy conveniente la valentía de una Senadora, canaria tenía que ser, por lo de valiente, que es capaz de poner un poco de secuencia histórica a la situación actual e intentar explicar alguno de esos “porqués” que Pastor ha hurtado a la ciudadanía (y a los representantes de la Soberanía Nacional, Congreso y Senado), antes de acometer la privatización parcial que hoy se consumó en la Bolsa de Madrid. Se llama Pepa Luzardo, y además de cuestionar politicamente la coherencia de PSOE o CC, que es su trabajo, es capaz de vectorizar los motivos de esta inexplicada hasta hoy, acción del Gobierno del PP, con cierta profundidad. Al menos eso, una explicación merecen tanto los trabajadores, como los ciudadanos. Es lo mínimo.

AENA: Se abre una nueva etapa (Pepa Luzardo)

Estos días es actualidad en los medios de comunicación la decisión del Gobierno de España de vender el 49% de la empresa pública AENA (gestión de aeropuertos españoles y navegación aérea).

El presidente del Gobierno de Canarias ha pedido a los empresarios canarios que se posicionen en contra de esta decisión, que den la cara en este asunto, y como ya es habitual, ha amenazado con la interposición de un recurso ante el Tribunal Supremo para paralizar esta decisión del Ministerio de Fomento.

Sin embargo, quiero aprovechar este artículo para hacer un recordatorio de la propuesta del presidente Zapatero y la decisión del Gobierno de Rajoy, que hoy está a punto de culminarse con la salida en Bolsa el próximo 11 de febrero de esta compañía.

Todo este asunto comienza con la firma de un Real Decreto Ley, 13/2010 de 3 de diciembre que fue convalidado por el Congreso de los Diputados el 14 de diciembre de 2010. Lo apoyó el partido socialista y también CC, pero Rivero seguro que no lo recuerda, que votó a favor. Y cuya defensa hizo la diputada Oramas, «nadie podrá decir que Coalición Canaria se arruga en los momentos difíciles y comprometidos y por eso, señora vicepresidenta ( Sra.Salgado), vamos a votar a favor del decreto».

El Pte. Zapatero propuso la venta del 49% de AENA y la privatización de los aeropuertos de Barajas y el Prat. Eran dos cuestiones, por un lado la venta de AENA a socios privados y la gestión de los aeropuertos de Madrid y Barcelona, las joyas de la corona, por el procedimiento de la concesión administrativa.

El Gobierno de Zapatero quería cerrar la operación antes de las elecciones del 2012
que se adelantaron finalmente a octubre del 2011, y que los compradores se hicieran cargo de la deuda.

La justificación política fue que era una medida para impulsar el débil crecimiento económico.

Pues bien, pretendía otorgar una concesión por 20 años, más cinco adicionales, y la obtención de un canon que tendría que ser superior a los ingresos que generaban esos dos aeropuertos.

En esos momentos, el gobierno previó unos ingresos de 3.000 millones de euros en el 2011 y no contemplaba entrar en beneficios hasta el 2014.

Menos mal que la realidad ha superado con creces este escenario.

Primero la ministra Pastor paró esta privatización que finalizaba el plazo de presentación de ofertas el 31 de enero del 2012, después de una ampliación de tres meses más para la licitación que ejecutó el ministro de Fomento, José Blanco (un gran ministro).

El Gobierno de Zapatero decidió la venta del 90,05% del capital de los aeropuertos de Barajas y el Prat ante la dificultad para reunir financiación suficiente. Este era el contexto, del 2011 que nada tiene que ver con la decisión del Gobierno de Rajoy que ahora ejecuta la Ministra Ana Pastor.

La primera decisión que se tomó fue parar este procedimiento, y no mal vender esta
empresa en el peor momento económico, ni disgregar unos aeropuertos del resto.

A partir de este momento, la ministra hizo bien en encargar los estudios pertinentes y se ocupó de gestionar de manera más eficiente la empresa AENA.

Pasó de 139 millones de pasajeros en el 2013 a 196 millones de pasajeros en el 2014,
siendo el mayor gestor aeroportuario del mundo estando al 58,5% de su capacidad total.

Gestiona 46 aeropuertos y dos helipuertos en España y participa en la gestión de otros 15 aeropuertos del mundo. AENA cuenta con tres principales activos: el aeropuerto de Luton, la participación en 12 instalaciones en México y la gestión de infraestructuras en Cali y Cartagena de Indias.

Solo ahora es posible, después de la gran transformación en la gestión de estos tres
años, y el cambio de rumbo impulsado por la ministra Pastor que ha conseguido que los resultados económicos negativos, de 600 millones de euros en el 2011, «ni para pagar las nóminas», según sus palabras, a una tesorería de 1.066 millones de euros a 30 de septiembre del 2014. Beneficios que Zapatero preveía para el 2017.

En estos días, si leemos los periódicos o escuchamos la radio en nuestras islas, parece que el Gobierno de España quiere lo peor para Canarias. El futuro de esta tierra no está garantizado porque vamos a poner en manos de empresas privadas la gestión de nuestros aeropuertos.

Pues bien, no es verdad, que no se garantice el servicio público, ni es verdad que se vayan a cerrar nuestros aeropuertos, lo que sucederá es que se va a gestionar mejor, vamos a ser más competitivos y el Estado se salvaguarda tutelando el 51%, o lo que es lo mismo, siempre va a tener mayoría frente al 49%, que se abrió en un 21% a inversores de referencia el pasado 16 de octubre y el 28% restante a los ciudadanos
que decidan comprar acciones de la oferta pública de venta para salir a Bolsa el próximo 11 de febrero a 1.500 euros la acción.

Esta operación está siendo un éxito sin precedentes y el interés general queda garantizado a través del marco de regulación y supervisión establecido en el Real Decreto Ley 8/2014 que establece la aprobación del DORA (documento de regulación aeroportuaria) que «Quiero aprovechar este artículo para hacer un recordatorio de la propuesta del presidente Zapatero y la decisión del Gobierno de Rajoy» Tribuna libre Senadora del Partido Popular garantiza los niveles de calidad, funcionamiento, capacidad y accesibilidad de los aeropuertos.
Además el Gobierno ha decidido congelar las tasas hasta el año 2025 para reforzar la competitividad de nuestras compañías aéreas y aeropuertos.

El Sr. Rivero no debería seguir engañando a los ciudadanos, porque ni en su partido lo quieren para volver a ser candidato, y su actuación de pato cojo sólo le perjudica a él y a su formación política.

Después de perder 3 años de gestión, ocupándose sólo de un asunto, ahora no contento con esto, se vuelve a agarrar a una polémica con el Gobierno de España para tapar su pésimo mandato.

El Gobierno de España quiere lo mejor para los españoles, y por supuesto para los
canarios, y el turismo ha sido una de las grandes apuestas de éxito de España, que Rivero ha mermado aprobando una ley de moratoria que ha impedido que esta isla, Gran Canaria, creciera más en el número de visitantes por su capacidad hotelera, amén de la creación de empleo que hubiese supuesto.

Este Gobierno de España no quiso trocear en beneficios de los intereses territoriales los aeropuertos y primero estableció un plan de ahorro de 100 millones de euros frente a la deuda de 14.000 millones de euros que se encontró la ministra Pastor.

Pero en política el tiempo suele colocar las cosas en su sitio, y estoy segura que esta nueva etapa que se abre para AENA será fructífera, y terminará saldándose la deuda contraída por el Gobierno anterior. Tendremos aeropuertos mejor gestionados, más competitivos, y no se venderá esta participación del 49% a precio de saldo.​

Deja un comentario