Sikorsky demanda a Babcock MCS por incumplimiento contractual

Aviaciondigit@l

0

Connecticut, USA.- El operador británico Babcock, ha respondido al fabricante Sikorsky tras sus reclamaciones legales tras renunciar a un acuerdo por valor de £ 53 millones para la adquisición de dos helicópteros del Mar del Norte, del modelo S-92.

El mismo Grupo Babcock MCS, España y Fleet, que mantiene una posición predominante en los servicios de TTAA, de emergencias, extinción de incendios y SAR en España (Salvamento Marítimo), con medios aéreos, provocando reiterados conflictos con los trabajadores, incluyendo despidos supuestamente injustificados por el ejercicio de su constitucional derecho a huelga, y presuntas violaciones del Estatuto de los trabajadores. Y además, también presuntamente incumplimiento la normativa soberana del Reino de España. Tensando la cuerda, mientras que los Tribunales han ido fallando a favor de la fuerza laboral de la compañía ante algunos sonados despidos. Mientras tanto el Estado Español se encuentra prisionero de este operador de la Zona Brexit, puesto que no hay capacidad a día de hoy para la prestación de estos servicios esenciales con medios aéreos, lo que nos sitúa en una precaria situación como Nación Soberana.


En mayo, Sikorsky abrió una demanda contra Babcock Mission Critical Services (BMCS) alegando que se negó a recibir dos helicópteros S-92 de los que había realizado una orden de encargo en firme al fabricante.
Esto, según reclama Sikorsky, le habría producido daños, subsanables, “pero a sabiendas no lo hizo”.

Esto se debió a que Sikorsky sabía que los gastos de terminación serían inferiores a los pagos previos a la entrega de $ 3 millones (£ 2.5 millones) que Babcock ya había hecho a Sikorsky, según BMCS.

BMCS está buscando de forma alucinante, un reembolso de la diferencia entre esos costos previos a la entrega y los gastos de terminación de Sikorsky, que a su vez los considera “mínimos”, en relación al monto total de la operación

Babcock, entonces Bond, había ordenado por primera vez 16 helicópteros de Sikorsky en 2011. Sin embargo, en noviembre de 2017, “notificó repetidamente” al fabricante que por los efectos de la desaceleración del negocio del petróleo los dos últimos ya no eran necesarios.
En este punto, BMCS dijo que los helicópteros “no estaban en producción”.

Sin embargo, Babcock ha presentado una contrademanda diciendo que Sikorsky “siguió adelante” con la fabricación de la aeronave a pesar de que le dijeron que había una “falta total de requisitos” debido a la recesión petrolera.
BMCS alega que Sikorsky debería haber rescindido el acuerdo para mitigar los efectos de dicha anulación del pedido firme.

Sin embargo, Sikorsky afirmó que “ha resultado herido y ha sufrido y seguirá sufriendo daños” como resultado del intento de Babcock de cancelar el acuerdo.

El fabricante afirmó que Babcock “alentó” a Sikorsky a hacer enmiendas al acuerdo, incluidos los cambios en los cronogramas de pagos y entregas, con la “promesa” de que Sikorsky recibiría el pago si lo acordaban.

La demanda original de Sikorsky fue lanzada en el estado estadounidense de Connecticut, donde tiene su sede, buscando un costo combinado de $ 58.1 millones (£ 48.1 millones) de los helicópteros más otros $ 5.8 millones (£ 4.8 millones) por los servicios de terminación de dicha fabricación.

La contrademanda de Babcock, basada en espureos argumentos, incluyó el de que las acciones de Sikorsky demostraron que sabía que no se necesitaban helicópteros adicionales, así como aceptar mantener un helicóptero almacenado para BMCS con un costo con valor en diciembre de 2017.

BMCS opera la mayor parte de sus trayectos Off-Shore de petróleo y gas desde una base en Aberdeen, junto con sitios en Sumburgh y Blackpool.

Ninguna de las partes ofreció ningún comentario adicional en medio del caso legal en curso.

Deja un comentario