20.7 C
Madrid
mayo, sábado 28, 2022

AESA trae de cabeza a los futuros pilotos

Cartas al Director

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviaciondigital, Sp.- Muchos de los que tienen pensado prepararse para ser pilotos o están ahora mismo inmersos en sus estudios, habrán oído hablar de la implantación del nuevo enfoque formativo para las asignaturas del ATPL, y en concreto de los cambios de aprendizaje cuya nueva normativa entró en vigor a partir del 31 de enero de 2022, y que ha llevado a cabo la Agencia Estatal de Seguridad Aérea AESA, en relación a la formación de Piloto de líneas aéreas.

Estos cambios incluyen la incorporación de una nueva asignatura, Área 100 KSA de EASA (Knowledge, Skills and Attitudes), la fusión de las dos asignaturas de comunicaciones en una sola, la modificación del tiempo de algunos exámenes y el reajuste de los objetivos de aprendizaje, que con efecto inmediato afecta a un gran número de estudiantes que empezaron con otro modelo de estudios.

Para los menos entendidos, la nueva asignatura Área 100 KSA de EASA tiene como objetivo evaluar los conocimientos, habilidades y actitudes de los estudiantes a lo largo de un curso de formación teórica con el objeto de mejorar algunas de las competencias básicas como: comunicación, trabajo en equipo, resolución de problemas y toma de decisiones en momentos críticos, carga de trabajo o aplicación de procedimientos, entre otras. La realización de este curso y su posterior evaluación se constituye como un requisito indispensable para presentarse a los exámenes oficiales del resto de las asignaturas desde el 31 de enero.

Además, llevar a cabo la calificación de la Área 100 KSA no es fácil dado a su complejidad, y por lo tanto para valorar las competencias del alumno se hará uso de Informes de Evaluación para determinar si el alumno es apto o no.

Es por tanto un hándicap para aquellos alumnos que desde el 1 de febrero tengan que hacer frente a esta nueva asignatura en relación a años anteriores.

Asimismo, son muchos los alumnos que, habiendo cursado parte de sus estudios en el modelo anterior, se ven ahora afectados por los cambios realizados bajo este syllabus, o programa de estudios, y que deben, a partir de este momento, examinarse bajo el nuevo modelo, aunque hayan recibido todas sus clases y formación, en base a los antiguos objetivos de aprendizaje.

Siendo la mayor parte de los exámenes tipo test, y la nota mínima para el aprobado del 75%, los futuros estudiantes se apoyaban además de los libros y la asistencia a clase, en los bancos de preguntas, muchas de ellas de características semejantes a las de los exámenes y que servían de entreno a los futuros pilotos.

Actualmente el nuevo syllabus de EASA ha cambiado. EASA, de igual manera que establece las reglas y procedimientos, se encarga de gestionar el banco de preguntas, siendo SENASA la gestora de los exámenes en todas sus categorías.

El cambio sustancial del banco de preguntas ha generado que aquellos que se habían preparado sus estudios con los bancos de preguntas existentes, se encuentren en una situación de clara desventaja ya que los bancos que han manejado han perdido toda su utilidad.

EASA publicó el manual Easy Access Rules modificando lo relativo al syllabus de conocimientos teóricos y objetivos de enseñanza para la licencia de piloto de transportes de línea aérea (ATPL), y estableciendo que deberá entrar en vigor a no más tardar el 31 de enero de 2022, y en cuya página 199 se puede encontrar el syllabus detallado y sus objetivos de aprendizaje asociados, en la que se cita “Los aspirantes que se presenten a examen a partir del 31 de enero de 2022 deberán estar formados de acuerdo a estos nuevos objetivos de aprendizaje. Los aspirantes que se presenten a partir del 31 de enero de 2022 a alguna materia teórica que les quede por superar, deberán tener en cuenta la correspondiente adecuación a las modificaciones incorporadas en estos nuevos objetivos de aprendizaje”.

La pregunta que se hacen muchos de los estudiantes de piloto es por qué se ha determinado que los cambios afecten a alumnos que han cursado parte de sus estudios en el modelo anterior, y como pueden prepararse a partir de ahora de cara a los exámenes.

Alumnos que exigen que deberían poder mantener su antiguo syllabus hasta la finalización de sus exámenes y no verse abocados a hacer el esfuerzo que supone adoptar un nuevo programa de estudios a mitad de su formación, reajustar los objetivos de aprendizaje y no tenerse en cuenta el aprovechamiento del uso de calculadora o distintas herramientas para mejora en los trabajos con gráficas.

Evaluar comporta recoger datos, analizarlos y tomar decisiones -para poder calificar resultados de aprendizaje, por tanto, cambiar la evaluación comporta cambiar los datos que se recogen y cómo, cambiar cómo se analizan y por lo que entendemos que previo a la toma de estas decisiones se debería tener en cuenta el impacto, la dificultad y la repercusión que se genera en los futuros aspirantes.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies