29.4 C
Madrid
julio, lunes 15, 2024

ALPA advierte sobre los riesgos de reducir el número de pilotos en cabina

Según su presidente, Jason Ambrosi, la presencia de dos pilotos en la cabina no es solo una tradición, sino una necesidad comprobada que garantiza la seguridad y la confianza en los cielos.

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Claudia C./Aviación Digital, Sp.- Durante un discurso ante el Club de Aviación Internacional de Washington, el capitán Jason Ambrosi, presidente de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas, Int’l (ALPA), alertó sobre los peligros que conlleva la propuesta de Airbus de reducir el número de pilotos en la cabina de vuelo.

Esta iniciativa, que busca operar aviones comerciales con solo un piloto mediante avances tecnológicos, ha generado preocupación en la comunidad aeronáutica, que ve en esta medida una amenaza a la seguridad aérea.

La seguridad en riesgo: perspectiva de los pilotos

Ambrosi subrayó que la eliminación de un piloto de la cabina es una apuesta peligrosa. “Algunos fabricantes y aerolíneas extranjeras están trabajando para diseñar cabinas de vuelo que reemplacen la característica de seguridad que evitó estos desastres recientes. Planean reemplazar a los pilotos con automatización. Por supuesto, eso es una locura, afirmó Ambrosi.

Con miles de horas de vuelo sobre el Atlántico Norte, el presidente de ALPA destacó la importancia crítica de contar con dos pilotos en situaciones de emergencia como incendios en motores o incapacitación de un piloto.

Resistencia del público y la comunidad aeronáutica

La oposición a la reducción de pilotos no es exclusiva de los profesionales de la aviación. Una encuesta reciente encargada por ALPA reveló que el 79% de los encuestados se sentiría menos seguro volando en aviones operados por control remoto, y el 73% afirmó que nunca se sentiría cómodo volando sin dos pilotos en la cabina de mando. Estos datos reflejan una clara desconfianza del público en las operaciones con tripulación reducida, lo que podría impactar negativamente en la percepción de seguridad del transporte aéreo.

Planes controvertidos: Operaciones con tripulación reducida

Actualmente, la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) colabora con Airbus para desarrollar criterios para operaciones con tripulación reducida, como las Operaciones con Tripulación Mínima Extendida (eMCO). Este enfoque, según Ambrosi, es un intento por parte de los reguladores europeos de facilitar a Airbus la implementación de sus planes sin una evaluación exhaustiva de las implicaciones de seguridad. “La propia Airbus reconoce que su plan de operar aviones con un solo piloto es inherentemente defectuoso”, agregó Ambrosi.

Asimismo, Ambrosi destacó la importancia insustituible de los pilotos en la cabina, especialmente durante situaciones críticas. “Nadie entiende mejor que un piloto que cuando surge un problema durante el vuelo, son los pilotos los responsables de lograr un resultado seguro”, afirmó. Los pilotos son entrenados para manejar emergencias y tomar decisiones rápidas y efectivas, algo que, según ALPA, la tecnología aún no puede replicar con la misma eficacia.

Ambrosi concluyó su discurso instando a la industria de la aviación estadounidense a unirse para mantener el requisito de al menos dos pilotos en la cabina de vuelo. Subrayó la importancia de aprender de las lecciones del pasado y continuar colaborando para mantener los altos estándares de seguridad que han hecho de los viajes aéreos comerciales el modo de transporte más seguro del mundo.

Para evitar que este riesgo para la seguridad llegue a nuestro país, debemos trabajar junto con los reguladores de la aviación y las partes interesadas para desincentivarlo en todo el mundo. No podemos permitir que los reguladores extranjeros engrasen los patines de sus fabricantes, tratando de obligarnos a socavar la seguridad en nuestro país. Y no podemos crear condiciones inseguras para los pasajeros estadounidenses que viajan hacia y desde Estados Unidos en aerolíneas extranjeras”, concluyó Ambrosi.

El Futuro de la seguridad aérea

El discurso de Ambrosi resuena en un momento crucial para la aviación, donde la tecnología avanza a pasos agigantados, pero la seguridad debe seguir siendo la prioridad. Los debates sobre la automatización y la reducción de la tripulación en la cabina son reflejo de un dilema más amplio: cómo equilibrar la innovación con la responsabilidad de garantizar la seguridad de millones de pasajeros. La postura de ALPA, firme en la necesidad de mantener a dos pilotos en la cabina, busca preservar un estándar que ha sido fundamental para la seguridad aérea durante décadas.

La industria de la aviación se enfrenta a decisiones críticas que definirán su futuro. Mientras Airbus y otros fabricantes exploran nuevas fronteras tecnológicas, las voces de los pilotos, expertos en seguridad y el público deben ser escuchadas y consideradas. La seguridad no es un área en la que se pueda comprometer, y como tal, cualquier cambio en las operaciones de vuelo debe ser cuidadosamente evaluado y deatido.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos