Sydney, AU.- La ATSB informa a las tripulaciones de vuelo de la mayor probabilidad de encontrar estela turbulenta al aproximarse al aeropuerto de Sydney.

El análisis destaca la desproporcionada tasa de reportes de tripulación referentes a estela turbulenta en aviones que llegan al aeropuerto de Sydney, en comparación con otros aeropuertos importantes de Australia.

El aeropuerto de Sydney es el único aeropuerto australiano que opera actualmente con pistas paralelas independientes. La distancia entre estas pistas es tal, que se tratan como pistas individuales y no requieren la aplicación del estándar de separación por estela turbulenta requerida por control de tráfico aéreo para aviones que operan en una sola pista. Ninguna de las incidencias de turbulencia de estela implicó una violación del estándar de separación.

Más de la mitad de las ocurrencias de este tipo durante la llegada al aeropuerto de Sydney se asociaron con uno o más de tres factores: altas densidades de llegada a través de la pista paralela; el viento cruzado desde la pista más larga a la más corta, especialmente cuando un avión pesado o súper pesado llega a la pista más larga; y llegadas tras un Airbus A380.

Por este motivo la mayor probabilidad de encontrar turbulencias al aproximarse al aeropuerto de Sydney, especialmente en los períodos picos de tráfico, cuando se opera en la Pista 34, con viento proveniente del oeste o noroeste, tras un Airbus A380.

La ATSB ha emitido una recomendación de seguridad a Airservices Australia para introducir medidas mitigadoras que impulsen la reducción de la frecuencia de estos eventos.

Deja un comentario