Londres, GB.- La División de Investigación de Accidentes Aéreos del Reino Unido (AAIB, por sus siglas en inglés) abandonó los esfuerzos para recuperar los restos del Piper Malibu PA-46-310P que se estrelló en el Canal de la Mancha el 21 de enero con el futbolista Emiliano Sala y el piloto David Ibbotson a bordo.

La AAIB justifica la decisión de cancelar la operación en el mal tiempo. Los exámenes visuales exhaustivos realizados en la escena por un vehículo operado a distancia (ROV) proporcionarán “pruebas valiosas” para sus investigadores de seguridad.

La decisión se produce después de que la AAIB y sus contratistas especializados recuperaron un cuerpo localizado por el ROV en medio de los restos del monomotor de pistón. La identidad aun no ha sido desvelada.

La Malibu (con matrícula N264DB) procedía desde Nantes, Francia, hacia Cardiff, Gales, cuando desapareció del radar cerca de Guernsey en las Islas del Canal a las 20:30 hora local. Los restos del avión se ubicaron en el lecho marino cercano, el 3 de febrero.

“Desafortunadamente, los intentos de recuperar los restos del avión no tuvieron éxito antes de que las malas condiciones meteorológicas nos obligaran a devolver el ROV al barco”, dice la AAIB en un comunicado. “El pronóstico del tiempo es malo en un futuro próximo, por lo que se tomó la difícil decisión de cerrar la operación en general”.

Se espera que la AAIB publique un informe provisional antes del 21 de febrero.

Deja un comentario