(Colgan Air) CJC3407/JKK5022, 9 años después: Una cruz bien distinta

Aviaciondigit@l

0

Madrid/Las Palmas-Búffalo.- El lunes se cumplían 9 años del fatal accidente del vuelo de Continental operado por Colgan Air CJC3407. Las familias siguen en la lucha,  como sucede aquí en España hoy. Dentro de apenas 6 meses los familiares de las victimas del JK5022 conmemorarán el 10º Aniversario. Los caminos para encontrar alguna utilidad a tanto dolor han sido bien distintos a éste y al otro lado del Atlántico. Just culture en estado puro. Ambos accidentes, como todos por otra parte, se muestran paradigmáticos en cuanto a las enseñanzas para la seguridad en el futuro. En el del CJC3407 encontramos como factores concurrentes causales Fatiga+Formación. En el JK5022 lo paradigmático es según cada vez más consistentes indicios que el propio Sistema falló en pleno. De forma muy esquemática sin lugar a dudas se podría resumir así. Pero creo que se entiende.

El único consuelo que en cierta medida puede mitigar el sinsentido de una tragedia de este tipo es que sirva para algo. Mientras en EEUU los familiares del CJC3407 han avanzado en estos años EN COLABORACION con sus Autoridades y profesionales, aquí en España, 9 años y medio después todavía se está construyendo una Comisión que determine la Verdad técnica de lo sucedido el 20 de agosto de 2008, A PESAR DE LAS AUTORIDADES. Baste como último capítulo a los palos en las ruedas de la AVJK5022 la negativa a entregarles documentación que consideran esencial por parte de la Comisión de Investigación cuestionada de nombre CIAIAC de los investigadores norteamericanos que entonces se desplazaron a Madrid. Incluyendo al fabricante.

En nuestro país la lucha ha sido en solitario de la AVJK5022, de la Sociedad Civil y de algunos profesionales y organizaciones inicialmente, éstos últimos, sin ser escuchados por nadie a nivel oficial, a pesar de que han intentado aportar sus conocimientos, sin fé alguna en que en el plano oficial alguien respondiera a la lógica que planteaban los familiares aún hoy mismo, sin la mayoría de las respuestas a las preguntas que han ido planteando. La creación de la Comisión de Investigación 9 años y medio después que se aprobó en el Pleno del Congreso, veremos si es la vía de que finalmente, como reza el lema de la NTSB “De la tragedia se extraíga el Bien Común” respecto al JK5022.

Colgan Air ha llevado el lema de la NTSB desde el principio de forma constante, como lo hace la AVJK5022 en España, lográndose algo tan tangible para la mejora de seguridad aérea, como son las horas de entrenamiento para el acceso a la profesión de las tripulaciones. 9 años después, con una Administración como la de Trump se intenta revertir este avance en la aviación regional norteamericana. Los familiares (Families of Continental Flight 3407) tienen ahora que seguir luchando para que no se de una involución al respecto. La fatiga de la tripulación del vuelo, ya es algo comúnmente tenido en cuenta y regulado por las aerolíneas norteamericanas y del primer mundo (aunque menos exigentemente en el resto del mundo aún). La conciencia generalizada de que supone una amenaza se le debe a esta lucha de las familias del CJC3407. Como la de la Asistencia a Víctimas se le debe en OACI, Europa y España a la AVJK5022.

Las comparaciones son odiosas, pero en este caso si cabe, son además muy dolorosas puesto que en nuestro país nada tienen que agradecer a las Autoridades Aeronáuticas en estos años practicamente (salvo el RD de Asistencia, no así su implementación efectiva total), mientras que en EEUU sí perciben los Familares del 3407 que ha habido logros. A pesar de ello, creo que es bastante ilustrativa la declaración de los familiares del vuelo que operaba Colgan Air, en tanto se ve la implicación oficial en la mitigación de riesgos, mientras que por aquí estamos aún en la fase de una Comisión que determine lo que realmente falló el 20 de agosto de 2008, y por tanto, lo que se puede hacer para mitigar las amenazas que casi 10 años después se detecten, algo que han venido denunciando en la AVJK5022 y los profesionales cuando señalaban que esas amenazas “aún están presentes”.

Podría parecer al no haber grandes tragedias múltiples en España en los últimos años (si no tuviéramos en cuenta por ejemplo el accidente de Swiftair en Malí-donde la supervisión inspectora española en las compañías nacionales que operan en el extranjero por parte de AESA, es un factor a tener en cuenta-) que en estos 10 años no han concurrido estos elementos amenazantes como vienen señalando desde la AVJK5022 y los profesionales. Pero quizás es como si sólo nos fijáramos sólo en los grandes medios y sus titulares para informarnos, y olvidáramos los pequeños periódicos regionales o locales que nos están señalando en otros hechos noticiables locales que existe otro mundo. Es una similitud que nos encontramos si miramos a los TTAA, Aviación General, Ultraligeros, Instrucción, etc… donde tambien hay amenazas latentes que si hace 10 años se hubieran, investigado y corregido como Dios manda esta tragedia en España del JK5022, quizás podríamos haber hecho algo para evitar otras tragedias fuera del ámbito de la aviación comercial, grandes catástrofes o accidentes múltiples (el sector de TTAA por ejemplo ha mantenido las ratios de siniestralidad más altos de Europa), pero sobre todo, mantener la mentalidad de que no es una cuestión de suerte (esto no existe en Aviación) sino de árduo y duro trabajo constante como el que la AVJK5022 sigue haciendo hoy, a pesar de que los focos se apagarán poco tiempo después de su tragedia. Ellos no se han conformado, y por eso se va a constituir una Comisión de Investigación de ese accidente en el Congreso, que indudablemente servirá para evidenciar y corregir las amenazas no sólo para la Aviación comercial de pasajeros en nuestro país.

COMUNICADO DE LAS FAMILIAS DEL VUELO CONTINENTAL 3407 EN EL NOVENO ANIVERSARIO (12/2/2009-12/2/2018

En el noveno aniversario del fatal accidente, las Familias del vuelo 3407 piden a la Administración y al Congreso que se mantengan firmes en cuanto a los requisitos de experiencia de los pilotos para trabajar en las líneas aéreas regionales de EEUU.

Buffalo, Nueva York – 12 de febrero de 2018 – En conmemoración de que hoy es el Noveno Aniversario del trágico accidente aéreo regional que se llevó las vidas de sus seres queridos, las ‘Familias del Vuelo Continental 3407‘ emitieron la siguiente declaración:

3,287 días. 9 años. No más sonrisas. No más risas. No más abrazos. Vacaciones perdidas, reuniones familiares, bodas y graduaciones. Muchas fotos y recuerdos. Visitas al cementerio. Y muchas lágrimas

El accidente del vuelo 3407 de Continental, operado por Colgan Air, en esa nevada noche de jueves en las afueras de Buffalo hace nueve años dejó un gran vacío en nuestras familias, nuestras comunidades, nuestra nación y el mundo. Nunca se debería haber permitido que sucediera.

Pero esos mismos 9 años, esos mismos 3,287 días, también representan el período más largo en la historia de nuestra nación sin un accidente de un avión comercial fatal. Un homenaje a nuestros seres queridos y un testimonio de la dedicación de tantos en nuestro grupo. Hemos demostrado que es posible que un pequeño grupo de ciudadanos preocupados marque la diferencia y produzca un cambio en la dirección de nuestro gobierno y nuestra nación.

Estamos muy agradecidos por todos aquellos que han estado de nuestro lado en el camino para hacer que todo esto sea posible. Entre ellos muchos de nuestros cargos electos, funcionarios y su personal en Washington. Los dedicados empleados de la Administración Federal de Aviación, FAA, el Departamento de Transporte, DOT, y la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte, NTSB. Los pilotos profesionales, auxiliares de vuelo, mecánicos y trabajadores de la aerolínea. Y la amistad y la defensa apasionada de Sully Sullenberger y Jeff Skiles, el máximo ejemplo de las cualidades que cada tripulación de cabina debería esforzarse por lograr.

A pesar del dolor indescriptible que aún sentimos, también nos sentimos reconfortados y seguros de que la muerte de nuestros seres queridos no fue en vano. Las líneas aéreas regionales de nuestra nación han sido desafiadas y responsabilizadas para elevar su nivel de compromiso con la seguridad, gracias a las nuevas normas de seguridad en las áreas de calificaciones de primer oficial(comandante), fatiga del piloto, capacitación y sistemas de gestión de seguridad de la línea aérea. Estos requisitos más estrictos han atajado muchas de las evidentes lagunas de seguridad que permitieron que ocurriera esta tragedia innecesaria.

Sin embargo, todavía hay trabajo por hacer. Contamos con FAA, DOT y NTSB para implementar completamente una base de datos electrónica de registros de pilotos, y para finalizar una reglamentación que mejorará el Desarrollo Profesional del Piloto. Cuando se completen, estas iniciativas nos permitirán avanzar aún más hacia nuestro objetivo de colocar a los mejores pilotos en la cabina y prepararlos para el éxito.

El recuerdo más inquietante para nosotros de esta tragedia será siempre lo que sucedió cuando el piloto automático se desconectó. Con nuestros seres queridos en la parte posterior del avión, se necesitaban tomar decisiones de una fracción de segundo. The stick shaker. La palanca de mando. El tren de aterrizaje. Todos los pilotos con los que hemos hablado dicen que una situación como esta te lleva de vuelta a tus primeros días de vuelo, a las habilidades fundamentales de vuelo con “palo y timón” que desarrollas a medida que aprendes a manejar tu avión, y obtener una sensación de vuelo, reconociendo y recuperándose de una situación.

Es por eso que sentimos con tanta fuerza que las líneas aéreas regionales, y los esfuerzos continuos de sus “cabilderos” intenten diluir los requisitos de experiencia incrementada que el Congreso aprobó por unanimidad, y que la FAA implementó como parte de su regla de “Calificaciones de Primer Oficial”. Por supuesto, deben decir públicamente que apoyan la regla. ¿Cómo no?

Ha sido una piedra angular de estos avances en seguridad que han llevado al período más seguro en la historia de nuestra nación. Pero entendemos que cada vez que se refieren a ‘vías alternativas’, eso es realmente un código para exigir menos experiencia. Menos tiempo de stick. Y aún más confianza en la tecnología. La fórmula exacta que falló en los factores contribuyentes del vuelo 3407. No se equivoquen al respecto, esta maniobra en la trastienda para estas “vías alternativas” representa un intento de debilitar por lo que tanto hemos luchado y por lo que nuestros seres queridos pagaron por el precio máximo.

Entonces queda claro que para el presidente Trump, el secretario Chao, el administrador interino Elwell, y para cada miembro del Congreso, nuestro mensaje es simple. Con menos de un mes de diferencia, el vuelo 1549 de US Airways y el vuelo 3407 de Continental Connection ofrecen el contraste más marcado entre lo mejor y lo peor de nuestra industria aérea. Uno será recordado para siempre y conmemorado por nuestra nación, el otro se convertirá en una horrible tragedia que ya ha sido olvidada por muchos. Pero tomados en conjunto, envían un mensaje inequívoco; esa experiencia, o más, nunca menos, importa.

Entonces, es el momento de considerar esta presión de las líneas aéreas regionales y sus lobistas, les pedimos que pongan primero la seguridad del público estadounidense que viaja, y deje la reglamentación en el lugar que está. Y en este triste día, 12 de febrero de 2018, le ofrecemos 3.287 razones por las que esto es lo que mejor que puede hacerse.

Deja un comentario