Nuevas declaraciones de Boeing sobre el 737 MAX

0
Foto Don Thompson @GuardedDon

Boeing acaba de enviar una nota a los medios de comunicación, sobre el sistema de alerta de indicación errónea del ángulo de ataque (AOA). Boeing afirma que “ni el indicador de ángulo de ataque ni la alerta de desacuerdo de los indicadores del AOA (AOA disagree) son necesarios para la operación segura del avión. Ellos proporcionan información solamente complementaria, y nunca han sido consideradas y nunca se han considerado como una características de seguridad en los aviones de transporte comercial“.

Indicador de Ángulo de ataque

Boeing reconoce que en 2017, varios meses después de comenzar las entregas del 737 MAX, los ingenieros de Boeing identificaron que el software del sistema de visualización 737 MAX no cumplía correctamente con los requisitos de alerta para una indicación errónea del AOA (AOA Disagree), “el software entregado a Boeing vinculó la alerta de desacuerdo del AOA con el indicador AOA, que es una característica opcional en el MAX y el NG. En consecuencia, el programa informático activó la alerta de desacuerdo de la AOA sólo si la compañía aérea optó por el indicador de AOA.”

Cuando se identificó la discrepancia entre los requisitos y el software, Boeing siguió su proceso estándar para determinar la resolución adecuada de tales problemas. Esa revisión, que involucró a expertos en la materia de la propia compañía, determinando que la ausencia de la alerta en caso de discrepancia no tuvo impacto ni para la seguridad ni para la operación del avión. En consecuencia, la revisión concluyó, la funcionalidad existente era aceptable hasta que la alerta y el indicador pudieran ser desconectadas en la siguiente actualización planificada del software del sistema de visualización. “La dirección de la empresa no participó en la revisión y se dieron cuenta de este problema con las secuelas del accidente Lion Air”.

Boeing discutió el estado de la alerta de desacuerdo de la AOA con la FAA tras el accidente de Lion Air. En ese momento, Boeing informó a la FAA que los ingenieros de Boeing habían identificado el problema de software en 2017 y habían determinado, según el proceso estándar de Boeing, que el problema no afectaba negativamente a la seguridad u operación de los aviones. En diciembre de 2018, Boeing convocó a la SRB para considerar nuevamente si la ausencia de la alerta de desacuerdo de la AOA en ciertas pantallas de vuelo 737 MAX presentaba un problema de seguridad. La SRB confirmó que en la conclusión previa Boeing no lo había hecho.

El indicador de AOA permite a los pilotos saber si uno de los sensores AOA no está funcionando, mientras que el aviso de “AOA disagree” alerta si los sensores (aletas exteriores) se contradicen entre sí

Después de la reciente declaración del CEO de Boeing, Dennis Muilenburg en la conferencia de prensa que tuvo lugar tras la reunión anual de accionistas de Boeing en el Museo Field de Chicago, junto con esta última declaración, todo indica que Boeing ya se esta preparando para la batalla judicial que se le viene encima diluyendo las responsabilidades entre pilotos, diseñadores del software, los propios ingenieros de Boeing y la FAA, sin embargo, y por el momento, los directivos de Boeing no quieren asumir ninguna responsabilidad.

Declaración completa pulsando aquí

Deja un comentario