Camberra, AUST.- Wing, filial de Google/Alphabet, ha iniciado un servicio de reparto a domicilio mediante drones en una pequeña zona residencial seleccionada en Canberra. Espera ampliar la zona de entrega en los próximos meses.

 Los consumidores pueden pedir bebidas, alimentos y productos de farmacias de venta libre a través de la aplicación de Wing. Recibirán sus  productos en cuestión de minutos, servidos por un dron. Por ahora, las entregas están limitadas a consumidores seleccionados en las zonas de Crace, Palmerston y Franklin. Wing espera ir dando servicio a más clientes de otras zonas en las próximas semanas y meses. Paralelamente Wing mantiene relaciones comerciales con proveedores asociados que proporcionan los productos.

Wing ha estado probando la entrega con aviones no tripulados en Australia desde 2014. Durante los últimos 18 meses, ha entregado alimentos, pequeños artículos para el hogar y productos de farmacias de venta libre en más de 3.000 ocasiones. Según ha indicado la empresa, esas pruebas de entrega y los comentarios de los usuarios le han permitido refinar la operativa y comenzar ahora con una actividad de reparto normalizada.

Su servicio de entrega con drones ha requerido la autorización de la Aviación Civil australiana. Este organismo ha establecido una lista de condiciones: por ejemplo la prohibición de sobrevolar carreteras principales, no efectuar los repartos antes de las 7 h a.m. de lunes a sábado y antes de las 8 h a.m. los domingos. Tampoco se permite el vuelo sobre personas a menos de 5 metros en vertical y a menos de 2 metros lateralmente.

 Wing ha anunciado su intención de lanzar un servicio similar en Finlandia en diciembre.

Deja un comentario