EasyJet lanzará a la atmósfera una tonelada de ceniza volcánica para poner a prueba su radar

0

Madrid, SP, 10 de mayo de 2013.- La compañía británica easyJet anunciaba ayer la compra de una tonelada de ceniza del volcán islandés Eyjafjallajokull que puso en jaque con su erupción a la aviación comercial europea en 2010. Con ella la low cost planea crear en agosto una nube volcánica artificial sobre Europa a fin de probar una tecnología para la detección de este tipo de material.

El experimento, que está siendo realizado con la colaboración de Airbus y la compañía noruega de investigación Nicarnica Aviation, tiene como propósito evitar el caos que paralizó el tránsito aéreo durante la erupción del volcán en abril de 2010 que afectó a millones de pasajeros. La aerolínea está desarrollando una tecnología infrarroja con la que dotaría a sus aviones y que transmitiría a sus pilotos y a los operadores de control de tierra la existencia de una nube de ceniza volcánica si la hubiera.


El sistema, cuyo funcionamiento se asemeja a un radar de clima, permitirá a los pilotos ubicar una nube de ceniza que se encuentra hasta 100 kilómetros por delante de la aeronave, con lo que se podrían hacer pequeños ajustes en la ruta de vuelo para evitarla.

"No existe en la actualidad tecnología de radar para detectar la ceniza, e incluso durante la luz del día los pilotos no pueden verla", dijo Ian Davies, director de ingeniería de easyJet. "La tecnología a bordo nos permitirá tener una imagen de tercera dimensión del lugar donde se encuentra la nube de ceniza y la dirección en la que se desplaza", agregó.

Para certificar su funcionamiento, un avión de pruebas de Airbus creará la nube mediante la dispersión de una tonelada de la ceniza volcánica en la atmósfera y un segundo avión provisto con la tecnología intentará detectar y evitar la nube a una altura de más de 9.144 metros (30.000 pies).

Deja un comentario