El aeropuerto de Berlín retrasará de nuevo su apertura, por tercera vez

0

Agencias, 16 de agosto de 2012.- El nuevo aeropuerto internacional de Berlín deberá retrasar su apertura, por tercera vez consecutiva, probablemente hasta otoño de 2013, por razones de calendario de las obras y ante la necesidad de reforzar sus dispositivos de seguridad.

El presidente de la Comisión de Transporte del Parlamento federal alemán, Anton Hofreiter, admitió hoy, en declaraciones a la televisión pública ARD y al diario berlinés "Der Tagesspiegel", que la fecha últimamente determinada, el próximo 17 de marzo, tampoco es viable. Se espera que la nueva fecha se dé a conocer tras la reunión del consejo de vigilancia de la sociedad gestora del aeropuerto, que se celebra mañana, aunque en medios alemanes se habla de al menos un nuevo retraso de seis meses, es decir, hacia otoño de 2013.

Los sucesivos aplazamientos en la apertura del aeropuerto han puesto en entredicho la labor tanto de la sociedad gestora como del estamento político, especialmente el alcalde-gobernador de la ciudad-estado de Berlín, el socialdemócrata Klaus Wowereit. El semanario "Stern" reveló ayer que se había detectado la presencia de un presunto islamista entre el personal que vigila las obras de construcción, que según el diario berlinés "Der Tagesspiegel" pertenece al núcleo duro del colectivo salafista. Fuentes del aeropuerto aseguraron ayer mismo que el sospechoso no trabaja ya en el recinto y que no llegó a tener acceso al interior de éste, sino que estaba destinado a los accesos exteriores.

La cuestión ha abundado en las múltiples dudas que envuelven a la construcción del aeropuerto, que debe substituir a los tres que durante décadas han canalizado el tráfico aéreo en la capital -Tegel, en el oeste, Schönefeld, en el este, más Tempelhof, en pleno caso urbano, cerrado tres años atrás-. El alcalde berlinés se vio en el trance de tener que admitir, con unas semanas de antelación, que el aeropuerto no iba a inaugurarse el pasado 3 de junio, como se había previsto, lo que generó un gran desconcierto entre las aerolíneas alemanas e internacionales, así como en comercios y restaurantes que se preparaban ya para la fecha.

El motivo aducido fueron los problemas aparecidos a última hora en los dispositivos de seguridad contra incendios, a lo que siguió el cese del gerente y supervisor técnico de las obras, Manfred Körtgen. Las compañías aéreas tuvieron que reestructurar sus vuelos y nuevos trayectos previstos para la temporada de verano a los dos aeródromos aún de servicio, Tegel y Schönefeld, que se preparaban ya para dejar de funcionar justo ese mismo día del 3 de junio.

El futuro gran aeropuerto internacional Berlín-Brandeburgo (BER) llevará el nombre del Premio Nobel de la Paz Willy Brandt, alcalde socialdemócrata de Berlín entre 1957 y 1966 y canciller federal entre 1969 y 1974. Inicialmente, iba a quedar inaugurado en noviembre de 2011, pero ya entonces quedó aplazada la apertura, alegando que debían construirse unas nuevas esclusas de seguridad.

Deja un comentario