El primer avión eléctrico de cuatro plazas emprende el vuelo

0

El Pipistrel Taurus G4 despegaba del Aeropuerto Regional Wittman en Oshkosh (Wisconsin) el viernes, donde permanecía desde su presentación en sociedad en la exposición aérea AirVenture Oshkosh.
Se espera que la próxima aparición del avión eléctrico sea en el proyecto de la NASA “Desafío de Vuelo Verde 2011” que se celebrará en el Centro de Pruebas de Vuelo de la Fundación CAFE en el Aeropuerto Charles M. Schulz Sonoma County en Santa Rosa (California) del 25 de septiembre al 3 de octubre.

El primer vuelo del Taurus G4 no se ha celebrado exento de polémica. La propulsión eléctrica representa un factor desconocido e incluso la importación de la aeronave eslovena hasta Estados Unidos supuso un gran desafío, debido al riesgo procedente de las 450 baterías de polímero de litio que impulsan el aparato, altamente inflamables.
La compañía tuvo que encontrar un piloto americano para las pruebas en Estados Unidos por exigencia de la FAA y de las reglas de la competición CAFE. El interés mediático que despertó la nave durante la exposición AirVenture, donde fue uno nombrado uno de los 10 aviones más atractivos de los 15.000 que fueron exhibidos, animó al piloto de pruebas Dave Morss a integrarse en el proyecto.
El nuevo diseño de Pipistrel ha sido desarrollado específicamente para competir por los más de un millón y medio de dólares que se repartirán en el Desafío de Vuelo Verde. El avión cuenta con doble fuselaje y espacio para dos ocupantes en cada uno. Es la unión de dos aviones Taurus G2 conectados por un mástil central de cinco metros de largo. Es impulsado por un motor eléctrico sin escobillas de 145 kw alimentado con 450 baterías de polímero de litio. La envergadura total del Taurus G4 es de más de 75 pies, unos 21,36 metros.
Pipistrel no ofrece muchos datos sobre el rendimiento de la aeronave pero uno de sus ingenieros y líder del equipo de desarrollo del G4, Tine Tomažič, ha alabado la “alta tasa de planeo” del nuevo diseño, superior a 30:1 a velocidad de crucero (100 mph).
En el "Desafío de Vuelo Verde" Pipistrel exhibirá su nueva joya. Para participar en este evento los aviones inscritos deberán volar 200 millas en menos de dos horas con la energía equivalente a menos de un galón de gasolina por cada ocupante. Las aeronaves pueden estar impulsados por gasolina, bio-diesel, hidrógeno y electricidad.
Este concurso repartirá el premio más grande de la historia de la aviación civil entre los 13 equipos inscritos a día de hoy.

Deja un comentario