El SLTA impulsa en el Congreso de los Diputados la completa modernización del sistema de extinción de incendios

0

Madrid, SP, 14 de marzo de 2016.– Dotar España de un nuevo sistema de extinción de incendios mucho más profesional, coordinado, eficiente y seguro para los actuantes. Son los ambiciosos objetivos que se ponen en marcha gracias al trabajo conjunto del Sindicato Libre de Trabajadores Aéreos (SLTA) junto con la Plataforma de Asociaciones de Bomberos Forestales (PASBF) y la Confederación Intersindical Galega (CIG), que entran por primera vez al Congreso de los Diputados para dar un giro de 180 grados al viejo marco actual.

El trabajo de los últimos meses se ha plasmado en la presentación, la pasada semana, de una proposición no de ley por parte del Grupo Parlamentario Socialista para iniciar el estudio y redacción del primer Estatuto Básico para Agentes y Bomberos forestales. El texto regulará funciones, responsabilidades, formación y pretende acabar definitivamente con la precarizada situación laboral de muchos de los 35.000 profesionales afectados.

“España es el país de la Unión Europea que más dinero gasta en extinción de incendios [más de 750 millones de euros] y sin embargo tenemos una tasa de siniestralidad inaceptable y somos extremadamente ineficientes por la dispersión de recursos, la cantidad de administraciones que actúan y la obsolescencia del modelo de extinción actual. Hace falta un cambio radical”, explica Carlos Pascual, responsable de incendios forestales del SLTA.

Prueba de ello son los más de 250 profesionales fallecidos los últimos 30 años, entre brigadistas terrestres y personal de medios aéreos, pero también las 1,5 millones de hectáreas quemadas –una superficie similar a la de País Vasco y Madrid– en los últimos 15 años o los 30.000 civiles desplazados.

La redacción del nuevo Estatuto es un proyecto muy ambicioso que incluye a nueve ministerios puesto que afecta competencias tan diversas como las de educación, trabajo, seguridad social, hacienda, interior, defensa, administraciones públicas, medio ambiente o ciencia. Se trata de dotar de contenido y dignificar una profesión que debería de requerir de una alta especialización dada su peligrosidad y exigencia, y que hasta el momento ha sido vista por las administraciones de como un empleo temporal, no profesionalizado y propio de jóvenes sin preparación específica.

Poner en marcha el Estatuto Básico implica también replantearse por completo el actual modelo de extinción. “A nivel de medios y planificación estamos anclados en los años 80, cuando estamos afrontando fuegos del siglo XXI”, explica Carlos Pascual. “Nos dedicamos a perseguir los incendios sin planificar una estrategia cuando nuestro entorno ha cambiado radicalmente por culpa del cambio climático, el abandono rural y la proliferación de urbanizaciones pegadas a masas forestales que suponen un grave riesgo para quienes viven allí”.

La propuesta de los profesionales no es dotar de más presupuesto sino de unos medios más coordinados, con iguales estándares de seguridad y formación, y unificados bajo un mismo mando que añada flexibilidad y eficiencia.

Además del Grupo Socialista, el SLTA mantiene conversaciones con otros grupos del Congreso de los Diputados (ERC, Podemos, IU y Ciudadanos) y busca el apoyo de los que todavía no se han sumado para lograr el máximo consenso posible.

Deja un comentario