Europa busca salvar el turismo y la industria aeronáutica ante la crisis del coronavirus

Las estrategias de ESADE y CAPSCA servirán para recuperar la actividad de vuelos de forma segura, evitando la propagación de la COVID-19 y la recuperación económica del sector

0

Atalayar/ Diversos gobiernos en todo el mundo van trazando un plan de reactivación económica en plena pandemia del coronavirus para evitar una afectación mayor de la crisis sanitaria que ha dejado ya centenares de miles de muertos y millones de afectados, y que ha golpeado a las finanzas mundiales debido al parón global derivado de las medidas de confinamiento y distanciamiento social implementadas para frenar la propagación de la enfermedad COVID-19.

Uno de los sectores a rescatar es el del turismo, y dentro del mismo el área de la industria aeronáutica, detenida actualmente ante la prohibición prácticamente generalizada de operar vuelos con normalidad ante el riesgo de difusión del coronavirus. 

REUTERS/SERGIO PÉREZ – Aviones de pasajeros de la aerolínea española Iberia estacionados en la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas de Madrid

Una de estas estrategias encaminadas a este fin se recoge en el informe de ESADE ‘Viajes por la zona verde: una estrategia paneuropea para salvar el turismo’, elaborado por Miquel Oliu-Barton, profesor asociado de Matemáticas de la Universidad París-Dauphine, y  Bary Pradelski, profesor asociado de Economía del francés Centro Nacional de la Investigación Científica (CNRS, por sus siglas en francés) y miembro asociado del Oxford-Man Institute.

AFP/OLI SCARFF – Entrada del control de pasaportes antes de llegar a las puertas de salida de la Terminal 1 del aeropuerto de Manchester, al norte de Inglaterra, el 11 de mayo de 2020

La propuesta es la de permitir la movilidad de personas entre “zonas verdes” de diferentes países europeos a través de una red de regiones certificadas por instituciones europeas. Esta iniciativa podría suponer una tabla de salvación para el sector turístico este verano en zonas que se benefician históricamente del mismo, como el sur de Europa y el arco del Mediterráneo. 

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT) las pérdidas por el coronavirus podrían estar bastante por encima de los 900.000 millones de dólares y poner en riesgo más de 100 millones de puestos de empleo directos.

REUTERS/WILLY KURNIAWAN – Pasajeros con máscaras protectoras respetan las marcas de distancia social en el suelo mientras hacen cola en los mostradores de facturación del Aeropuerto Internacional Soekarno-Hatta, Indonesia, el 12 de mayo de 2020

“El mundo enfrenta una crisis económica y de salud sin precedentesEl turismo se ha visto muy afectado, con millones de empleos en riesgo en uno de los sectores más intensivos en mano de obra de la economía”, según manifestó Zurab Pololikashvili, secretario general de la OMT.

La estrategia propuesta por ESADE está basada en desconectar áreas geográficas y prohibir viajes innecesarios entre ellas. Este enfoque, que ya están observando en países como Francia y España, refleja la propuesta de ESADE de zonificación “verde”, etiquetando cada región como roja (virus no bajo control) o verde (virus bajo control) para evitar la expansión del coronavirus en todo el territorio y permitir que la actividad económica se reinicie a un nivel más local tan pronto como sea seguro hacerlo, tal y como está aplicando España. 

REUTERS/TOBY MELVILLE – Personas sentadas entre letreros de asiento socialmente distantes en el aeropuerto de Heathrow, mientras continúa la propagación de la enfermedad COVID-19, en Londres, Gran Bretaña, el 10 de mayo de 2020

Precisamente, esta es la propuesta de ESADE para que se eleve a nivel de todo el continente europeo; poniendo como ejemplo Baviera, uno de los länders alemanes, y Mallorca. Si ambos son considerados seguros por una autoridad común de la Unión Europea (UE), se les otorga la “etiqueta verde de la UE“. Entonces se considera que es seguro viajar entre dos de estas zonas verdes, así como no se corre riesgo viajando entre dos zonas verdes en el mismo país. 

La planificación de ESADE coincide con la de CAPSCA. El acuerdo de colaboración para la prevención y gestión de los sucesos relacionados con la salud pública en la aviación civil (CAPSCA) es un acuerdo mundial de colaboración establecido en 2006 entre organizaciones internacionales, entre ellas la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Mundial del Turismo (OMT), la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) y el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI, por sus siglas en inglés).

REUTERS/DENIS BALIBOUSE – Logo de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA)

Recientemente los miembros de CAPSCA se han reunido y ya se habla del concepto de corredores sanitarios o de sanidad pública (PHC, por sus siglas en inglés), que ayudará a restablecer las operaciones dentro de unos niveles aceptables de seguridad.

AFP/OLI SCARFF – Un miembro del personal se encuentra con un dispositivo de control de la temperatura corporal, que se está probando durante la pandemia de la COVID-19, en la entrada del control de pasaportes en la Terminal 1 del aeropuerto de Manchester, Inglaterra, el 11 de mayo de 2020

El elemento clave de esta estrategia, tal y como describe Catalin Radu, director adjunto del Air Navigation Bureau de la OACI, es asegurar el uso de conceptos “clean“, para frenar la propagación de la COVID-19 a través de los viajes en avión. El plan consiste en la aplicación de medidas sanitarias como desinfección, normas de segregación y otros procedimientos operativos pertinentes. La aplicación de este concepto se basa en un enfoque centrado en el riesgo, teniendo en cuenta los principios de gestión de la seguridad.

Las propuestas de ESADE y CAPSCA pueden llegar a ser complementarias y buscan el mismo objetivo, que es el de recuperar las operativas aéreas dentro de parámetros seguros, evitando la difusión del coronavirus y ayudando a la recuperación económica del sector.

Mientras, los Gobiernos de España, Alemania, Italia y Francia continúan trabajando en profundidad en un protocolo de seguridad conjunto para permitir estos vuelos internacionales durante el verano sin necesidad de someterse a una cuarentena recíproca. “Los españoles que vuelen a Italia este verano no tendrán que pasar la cuarentena”, ha anunciado este lunes la ministra de Infraestructuras y Transporte transalpina, Paola De Micheli. 

PHOTO/AFP – Foto de archivo tomada el 27 de marzo de 2020 muestra aviones de la aerolínea alemana Lufthansa estacionados en el aeropuerto Franz-Josef-Strauss de Múnich, en el sur de Alemania, en medio de la nueva pandemia del coronavirus

También los Ejecutivos de Francia y Reino Unido han acordado un puente aéreo sin necesidad de restricciones. Aunque Londres sí será estricto con ciudadanos de otros países.

AFP/ADRIAN DENNIS – Aviones de British Airways aterrizados en la terminal 5 del aeropuerto de Heathrow, Londres, el 16 de marzo de 2020

La Comisión Europea tiene previsto presentar este miércoles un plan para eliminar las medidas de confinamiento por el coronavirus que actualmente se aplica en el transporte aéreo mientras algunas aerolíneas ya han anunciado la reactivación de sus vuelos durante el mes de junio.

Deja un comentario