Ámsterdam, HOL.- Airbus Helicopters continúa avanzando con el desarrollo “Racer” (Helicóptero rápido y rentable), financiado por el marco H2020 de la Unión Europea a través del programa Clean Sky 2, y con el objetivo de ofrecer la mejor compensación entre velocidad, rentabilidad, sostenibilidad y rendimiento de la misión.

Después de la validación de la configuración aerodinámica el año pasado, los sub-sistemas clave ahora han superado con éxito su revisión de diseño preliminar (PDR) dando paso al lanzamiento de la fabricación de los primeros componentes. Está previsto que el montaje final del prototipo comience en el cuarto trimestre de 2019.

“Quiero agradecer a todos nuestros socios europeos por la excelencia de su trabajo y por su compromiso en este fantástico proyecto”, dijo Tomasz Krysinski, Director de Investigación e Innovación de Airbus Helicopters. “El PDR marca un gran logro para el programa Racer, ya que permite congelar interfaces y definiciones 3D de los sub-sistemas principales antes del diseño detallado y la fabricación de componentes clave”.

Los artículos largos son los primeros en fabricarse. Los equipos de Airbus Helicopters ya lanzaron la producción del eje de transmisión lateral, uno de los componentes más innovadores del Racer. Entre los sub-sistemas clave, Avio Aero de Italia, una empresa de Aviación de GE, está fabricando las cubiertas de las cajas de engranajes laterales de la aeronave, mientras que GE Aviation Integrated Systems, con sede en Hamble UK, se está ocupando de la parte de la base de titanio del ala. El INCAS / Romaero de Rumanía ya ha comenzado a fabricar el panel lateral de materiales compuestos del Racer y la estructura primaria de la parte trasera de Aernnova en España.

Junto con sus socios, Airbus Helicopters está actualmente refinando el contenido de la futura demostración de vuelo de Racer en Clean Sky 2, que comenzará en 2020 e incluirá aproximadamente 200 horas de vuelo. La primera parte se centrará en la apertura progresiva de la envolvente de vuelo y en la evaluación de los objetivos clave de rendimiento, así como la velocidad, las cualidades de manejo, la estabilidad y la aerodinámica. La segunda fase tendrá como objetivo demostrar la idoneidad de la aeronave para llevar a cabo misiones potenciales en las que una mayor velocidad y eficiencia aportaría un valor agregado significativo, como servicios médicos de emergencia (EMS), búsqueda y rescate (SAR) y transporte privado. Esta segunda fase de prueba de vuelo también permitirá madurar los procedimientos de vuelo con bajo nivel de ruido, exclusivos de la fórmula del Racer.

 

AviaciónDigit@l

Deja un comentario