La apuesta de Foronda por la carga y los vuelos transoceánicos

0

Foronda debe dedicarse a ser un centro logístico asociado a la carga y un servicio de mantenimiento de aeronaves, a desarrollar aviación de turismo y negocios, y a fletar posibles vuelos transoceánicos. Éste es la papel que, a juicio del consejero de Transportes, Iñaki Arriola, debe jugar el aeródromo vitoriano en el entramado aeroportuario vasco que pretende impulsar el Gabinete López. (EL CORREO)

Así lo manifestó ayer el político socialista en respuesta a una interpelación de la parlamentaria del PNV Maribel Vaquero sobre los tres aeropuertos vascos Estas declaraciones del consejero vasco cobran especial protagonismo cuando sobre Foronda pende una especie de espada de Damocles que ha dejado a niveles mínimos su actividad en materia de pasajeros tras la suspensión de último vuelo regular a Madrid. Y, sobre todo, cuando las instituciones van a convocar un concurso público para atraer nuevas compañías a las instalaciones alavesas. En cualquier caso, la terminal vitoriana ya ha dado los primeros pasos, de manos de la sociedad Sprilur, dependiente del Gobierno vasco, para la creación de VIAP, un moderno centro logístico que se levantará junto al aeropuerto. Además, existen negociaciones, que ahora se han ralentizado por la adversa coyuntura económica, para conectar por vía aérea Euskadi con Nueva York desde la capital alavesa.

Las conversaciones se mantienen con varias compañías. En el modelo aeroportuario que estudia el Ejecutivo autónomo, la teminal de Loiu se especializaría en vuelos regulares y en el desarrollo de aviación de turismo y negocios, mientras que Hondarribia se dedicaría a vuelos regulares, escuela de aviación y también turismo y negocios. De esta forma, Arriola apuesta por que Euskadi tenga un «aeropuerto vasco con tres terminales». Se trataría, según reveló ayer en el Parlamento, de asumir todas las herramientas de gestión de los aeródromos que redunden en un mejor servicio a los ciudadanos, a las empresas vascas y a los intereses de Euskadi. El objetivo es «lograr una gestión integral y coordinada», aprovechando las complementariedades y especializaciones de cada uno para conseguir «un aeropuerto con tres terminales».
Descentralización

El responsables del departamento de Transportes también recordó que el Gobierno vasco comparte el acuerdo de 1995 del Parlamento de Vitoria en el que se incluía, como materia a transferir, la gestión de los tres aeropuertos. Así, destacó que la reforma del modelo de gestión del sistema aeroportuario que se ha iniciado a finales del año 2010 va a posibilitar una mayor descentralización. Pero con matices, ya que Arriola cree que esta reforma no debe implicar necesariamente «hacer tabla rasa de todo su contenido» porque tiene «algunas ventajas que convendría tener en cuenta, como la financiación cruzada, que permite mantener el servicio de aeropuertos como Foronda y Hondarribia». Por ello, ha abogado por no desaprovechar la capacidad de recursos humanos y técnicos de Aena.

Deja un comentario