La Estación Italiana Mario Zucchelli abraza la histórica proeza de Gordillo

Aviaciondigit@l

0

Estación Antártica Mario Zucchelli, ANT-ITA.- Tras ¡más de 16:30 horas volando! (+2300 millas recorridas), desde Hobart en Tasmania, hasta la Estación Antártica italiana Mario Zucchelli, el Aviador español Miguel Angel Gordillo ha entrado definitivamente en todos los libros de la Historia de la Aviación. Desde luego, el recuento de récords vendrá después, estamos ante la proeza histórica de un Aviador, de los de antes, en pleno siglo XXI. Sólo señalar que lo logrado lo ha ejecutado con un sólo motor de 180hp y un MTOW de menos de 1.500 kgs.

RV8 ER del Aviador Gordillo con los esquíes enviados desde Canadá por Patrick Gilligan de Ottawa
RV8 ER del Aviador Gordillo con los esquíes enviados desde Canadá por Patrick Gilligan de Ottawa

AD como no podía ser menos ha hecho un seguimiento muy especial desde la noche de ayer, cuando entorno a las 23:30 hora local de Madrid, despegaba. Los interrogantes eran numerosos. Quizás el que más en vilo nos ha tenido durante toda la noche y mañana de hoy era el comportamiento del RV8, con carga casi al máximo, y con los recién estrenados skies enviados desde Canadá a Tasmania. Michel anteayer ya había estado realizando vuelos de prueba de la performance del avión, consumos, comportamiento, etc… con los esquíes. Lo único que no había podido probar es el aterrizaje con ellos, lo que era una maniobra nueva para nuestro compatriota, pero que garantizaba el poder aterrizar sobre el agua helada del Continente Antártico en caso de emergencia.

Las comunicaciones, que han estado dándole guerra durante las anteriores etapas, el tracking que ha tenido que ser reconfigurado para poder hacerle un seguimiento en tiempo real de SpiderTrack, calefacción a bordo mejorada respecto al Polo Norte, y por supuesto, la resistencia del piloto, puesto que tuvo que volar durante dos o más horas a unos 400 pies, evitando el engelamiento, además de soportar todo el peso de combustible, hizo que en los primeros momentos no superara los 100 nudos de media. Lo normal con este avión era una media de unos 130, con lo que la situación se complicaba.

Los cálculos meteorológicos, una de las grandes y lógicas preocupaciones de Michel durante estos días, que finalmente hicieron que se decidiera aprovechar la ventana para emprender esta complicada etapa, afortunadamente se han cumplido. Durante más de 13 horas el viento de componente Sur ha “empujado” al RV8, consiguiendo que la media fuera mejorándose, alcanzando por momentos los 150 nudos de velocidad.

Cambios de altura (400/FL110), seguidos por el tracking, nos indicaban que las predicciones de Gordillo habían sido las correctas a distintos niveles, con lo que se ha conseguido finalmente finalizar con éxito esta etapa, que con la que le lleve al Polo Sur en próximos días, son las dos más duras de cuantas tendrá que afrontar el reto de Sky Polaris, en su Fase 2.

En cuanto tengamos las primeras imágenes del RV8 en la Antártida las iremos publicando vía Twitter, donde hemos tenido un seguimiento excelente por parte de los lectores de Aviación Digital, y de toda la comunidad aeronáutica global que está siguiendo el evento…

La República de Italia ha prestado todo el apoyo logístico desde el primer momento para la llegada de nuestro compatriota en esta Misión cero-científica a la MZS, así como el seguimiento realizado por el Centro de Coordinación de los Servicios SAR de Australia durante toda la travesía, que han sido agradecidos enormemente por todo el equipo que está realizando el seguimiento de Miguel Angel Gordillo, y por el propio protagonista de este histórico vuelo.

Deja un comentario