21 C
Madrid
agosto, sábado 20, 2022

La necesaria independencia de políticos y proveedor de servicios de NA

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Londres, UK, 13 de diciembre de 2014.- Imagínense a Carmen Librero diciendo publicamente a Ignacio González, Director de Navegación Aérea, tras un fallo técnico, que provoque un RATE 0 en Barajas, como sucedió este verano en el ACC de Torrejón, por poner un ejemplo «la interrupción del tráfico aéreo, a esta escala es simplemente inaceptable y he pedido a ENAIRE que de una explicación completa del incidente de esta tarde», y que pedirá explicaciones al Director General de Aviación Civil. ¿inimaginable, no?. Pues exactamente esa es la frase que el homólogo de la Sra.Librero, Parick McLoughlin, Secretario de Transportes británico, pronunciaba ayer a raíz de la incidencia técnica que afectó a la zona centro y Sur del Reino Unido, durante una hora de forma directa. Eso tambien es posible porque NATS es una «asociación» público-privada desde 2001, con un 49% de capital público, y una «acción de oro». Pero, sobre todo, porque la cultura de la seguridad se percibe como uno de los derechos de los pasajeros prioritariamente. Por encima de un proveedor de servicios PÚBLICOS. En nuestro país Gobierno, Fomento, AENA, AESA, DGAC, CIAIAC, etc… no mantienen independencia alguna, con lo que el servicio público se afecta, y por lo tanto los derechos de los pasajeros. El Gobierno responde para que esto no sea así en Gran Bretaña. De hecho, Louise Ellman, presidente del equivalente a la Comisión de Fomento, de la Cámara de los Comunes, interrogará el lunes a McLoughlin en busca de respuestas concretas. Y el tal McLoughlin, deberá responder con claridad por lo sucedido.

NATS, la empresa responsable de la Navegación Aérea en el espacio aéreo británico, reconoció que lo de ayer fue un fallo sin precedentes que afecto a los aeropuertos de Londres y sureste británico. Hoy sábado, NATS daba una explicación detallada de lo sucedido ayer en el ACC de Swanwick. Señalaron los responsables que la seguridad no se vió comprometida, y explicaron cómo funcionó el sistema cuando se produjo el incidente. La explicación fue de detalle y eminentemente técnica.

Un fallo que se produjo a la hora de sectorizar el espacio aéreo. De tipo informático en resumidas cuentas. «La transición en dos estados causo el fallo del sistema», indicó NATS. «El fallo significó que los controladores no podían acceder a todos los datos relativos a Planes de Vuelo, individuales, lo que aumentó significativamente la carga de trabajo».

«Nuestra prioridad es mantener una operación segura para los pasajeros; en consecuencia, cuando el error se produjo de inmediato tomamos medidas para reducir el tráfico de entradas y salidas (regulaciones en el lenguaje de la NA española) de la red del Reino Unido. Los controladores tenían una imagen de radar completa, y una comunicación completa con todas las aeronaves en todo momento durante el incidente, y en ningún momento se vió comprometida la seguridad en manera alguna», aclararon los responsables de NATS mediante un comunicado.

Por su parte el Secretario de Transportes indicó que estaba muy preocupado por la avería y el impacto producido en aeropuertos, compañías aéreas y pasaajeros, dijo «en tales circunstancias, la seguridad sigue siendo fundamental de forma prioritaria, pero, en el futuro, es fundamental que establezcamos con precisión lo que sucedió con el fin de que no vuelva a suceder». Esto es exactamente lo que se llama cultura de seguridad.

Mientras NATS y la autoridad aeronáutica, la CAA, serán llamadas a declarar para la Secretaría de Transportes que les requiere una explicación, y en la Cámara de los Comunes.

No es para menos. Este incidente técnico dejó RATE 0 en Gatwick y Heathrow. Cerca de 100 vuelos en este último fueron cancelados por este motivo. Numerosas demoras acomuladas que llegan hasta hoy sábado. El vuelo de Madrid de BA tambien fue cancelado por ejemplo.

Hay que recordar que hubo un problema informático el pasado diciembre ya había afectado durante 12 horas, dejando a miles de pasajeros varados. Tambien ha de recordarse que Swanwick tenía previsto abrir en 1997 con un coste de 132 millones de libras, pero precisamente por problemas de software no se completó la puesta en marcha realmente hasta 2002, y el coste final subió a 700 millones de libras. En todos sitios cuecen habas, que diría aquel.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies