Murphy no se atreve a notificar a AESA fallo total Energía en la Torre Sur de Barcelona

0

Barcelona, SP, 3 de marzo de 2014.- Murphy está de Carnaval en Barcelona. Allí se junta la subcontratación del personal de Energía del Aeropuerto, gracias al famoso RD 13/2010/Capítulo 1/Título 2, de 3 de diciembre en el que está incluída la Torre Sur de la flamante Terminal 1, que pasó a ser competencia de Aeropuertos,. La falta de cobertura de servicios por ATSEP, ya que AENA-NA sigue la política de personal del TACC Canarias, sin cubrir turnos en ocasiones tambien en Barcelona. Y ya de paso, dado que los técnicos se encuentran "atemorizados" por la repercusión de sus notificaciones a AESA, vía SNS, tras la famosa sanción de Palma, pues, tres días después de sufrir una "caída total" de Energia la TWR S de Barcelona-El Prat, el pasado viernes 28, es hora de que ese SNS comience a funcionar, dado que según reconocía I.Maestre, hay un porcentaje de notificaciones que son "captadas" de lo que publicamos los medios. Pues que se den por notificados. Por cierto, que el SDP de Barcelona-El Prat lo siguen llevando controladores de AENA, por lo que el bueno de Murphy probablemente no consumó sus malévolas intenciones, mas que en algunos retrasos o esperas durante 6 interminables horas. Eso sí sin balizamiento, comunicaciones, SACTA, posiciones, radar, etc…, en fín esas "cosillas" que se solucionan con una radio portátil de emergencia, por los controladores experimentados, con 20 minutos de autonomía.!Bananero no!, lo siguiente. Finalmente gracias a los ATSEP, que siguen perteneciendo a AENA-NA y llevando a cabo estas labores en la TWR Este, se solucionó la avería.

Las USI, Unidades de Alimentación Ininterrumpida, suministran la energía necesaria para que funcionen todos los sistemas adscritos o relacionados con las torres, garantizándola en todo momento teoricamente. Además sirven como estabilizadores de las oscilaciones de las tensiones, aspecto este bastante importante cuando hay equipos sensibles a estas subidas y bajadas, aunque sean en milésimas de segundo, de esa tensión. Tras el ingenioso RD 13/2010, además de las conocidas consecuencias para los ATCs, los servicios antes competencia de los técnicos especialistas ATSEP en Energía y Climatización, se adscribían, "cuando era posible hacerlo", a la parte de Aeropuertos, dado que en el elenco de genialidades de ese RD, con el fin de privatizar la parte aeroportuaria, tambien de rondón se incluía la Energía y Climatización, de la parte que teoricamente correspondía a Aeropuertos, y de paso al SDP, que se iba a ir reconvirtiendo en territorio de personal no controlador de este servicio de plataforma. En Madrid se implementó. En Barcelona, aún, no. Quizás este "retraso" haya jugado en favor de la seguridad en El Prat.


Por cierto que esa adscripción se realizaba interpretando torticeramente una normativa europea que permite que sean considerados "servicios auxiliares" los de Energía y Climatización, adscritos a los servicios aeroportuarios. En lugar de como parece evidente considerarlos "esenciales", dado que si no hay energía, como sabe cualquiera, no funciona ningún sistema que requiera de ésta. Otra genialidad de alguien que probablemente se siga sentando en su cómodo despacho, mientras estos abnegados trabajadores mal pagados, deben velar por la seguridad aérea, que otros con sus políticas ocurrencias amenazan a diario. Y nos preguntamos ¿la Ley de Seguridad Aérea, exactamente para que está?.


Pues bien, ya el día 27 de febrero jueves hubo un problema relacionado con las bombas de agua potable, relacionado con el sistema de energía en la TWR S de Barcelona-El Prat. Se tardaron un par de horas en solucionarlo. Y no fue precisamente el personal subcontratado, como podrán imaginarse.

Al día siguiente, día 28 viernes, las cosas de Murphy en pleno Carnaval comenzaron a complicarlo todo, pero ya de forma de grave incidencia. Además de fallos intermitentes en esa noche, a partir de las 9:23LT uno de los USIs se cayó, el otro estaba inutilizado antes, lo que hizo que SACTA, posiciones, impresoras de fichas de vuelos, tarjetas de los controladores en las posiciones, etc, etc… dejaran de estar operativas en la TWR Sur, que es desde donde se controla la plataforma y algunas de las rodaduras a las que no se tiene acceso visual desde la TWR Este. La energía se vuelve a caer, y con ella todos los sistemas asociados a las 10:50LT de nuevo, a las 11:25LT, microcortes de energía a las 11:34LT, sobre las 12:30LT encuentran el problema, sobre las 13:00LT vuelven a arrancar todos los sistemas y sobre las 14:30LT el servicio se encuentra seguro y estable. Afortunadamente las condiciones meteorológicas no requirieron a esas horas que el sistema de luces de balizamiento, por ejemplo, que depende de la energía de las USIs de la TWR Sur, tuviera que ser encendido. Ahí falló Murphy afortunadamente.


Pero todo esto, que dadas las actuales medidas represivas a los notificadores según evidente percepción de los trabajadores del Ente, parece ser que nadie a notificado a AESA, como si 6 horas (4 de fallo total) de Energía en un aeropuerto que superó al mayor de España durante un mes fuese una minucia, en lugar de tomarse como un serio indicador de toda una serie de cadena de errores derivados directamente de un marco legislativo que ha conseguido la subcontratación de un servicio-será baratísimo imaginamos- de tal forma que es el personal ATSEP adscrito a AENA-NA, el que teniendo que desatender el refuerzo en la TWR Este que tiene asignado, se tiene que dirigir a la TWR Sur para solucionar lo que el servicio subcontratado no es capaz de solucionar. Afortunadamente como no siempre ha venido reiteradamente estas semanas y hoy mismo, sucediendo, el personal a turnos ese preciso día estaba completo. No como pocos días antes había sucedido, ya que el no cubrir turnos significa que si sólo se dispone de uno de los dos ATSEP asignados al horario nocturno tiene que atender lo que no son capaces de solucionar los servicios subcontratados por AENA Aeropuertos, se desatiende la TWR Este, y si Murphy quiere, y coinciden ambas averías simulataneamente estaríamos ante un escenario complicadísimo de solucionar, dado que la TWR Este hace las veces de control de aeródromo y la TWR Sur, de Centro de Contingencia en el caso de un fallo en esa TWR Este.

AESA tiene una patata caliente, que se extiende ya desde Canarias a Cataluña, y quizás no sepamos a qué otros lugares en estos momentos. Pero debería ponerle coto, empezando por restaurar la confianza en el SNS, que según parece con este caso, no inspira demasiado a los trabajadores…

Y quizás algo gravísimo sea que un "suceso", importante, como este, no haya tenido repercusión ninguna. Otro error derivado es que dado el temor a la notificación a nadie, no sólo al SNS, y la falta de repercusión de todo lo que les hemos relatado, mucho más que probablemente AESA no tenga constancia de este "pequeño" suceso aeronáutico en uno de los más importantes aeropuertos del país.


Deja un comentario