13.5 C
Madrid
mayo, miércoles 22, 2024

No habrá ningún sustituto para el Boeing 757

Boeing confirma en el Paris Air Show que el 757 no contará con ningún sustituto, por lo que la compañía no desarrollará ninguna aeronave nueva

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Alba Sanz/Aviación Digital, Sp.- El París Air Show 23 ha abierto sus puertas después de dos años que han marcado profundamente al sector aeronáutico. Además de la pandemia, que afectó significativamente a la aviación comercial llegando a paralizar por primera vez los vuelos a nivel mundial, la invasión de Rusia sobre Ucrania ha supuesto el aumento significativo en los presupuestos de Defensa, incluyendo en este paquete presupuestario a las aeronaves militares y a los drones empleados en el ámbito militar.

En este contexto, la aviación se ha erigido como uno de los sectores que más están viviendo de cerca una auténtica revolución, coincidiendo, además, en un momento en el que la inversión en sostenibilidad es ya uno de los principales retos de la aviación.

Concretamente, en la aviación comercial, Boeing ha presentado en este evento, referenciado como uno de los más importantes para el sector, su Commercial Market Outlook, destacando en su presentación varios puntos.

Sin sustitutos para el 757

Uno de ellos es que el retiro gradual del Boeing 757 de las flotas no será cubierto por ningún diseño nuevo en el corto plazo. Esto significa que no se espera que Boeing lance un avión completamente nuevo para ocupar el lugar dejado por el 757 en el mercado.

A pesar de que el Boeing 757 ha sido un avión popular y versátil utilizado por muchas aerolíneas en vuelos de corta y media distancia, el envejecimiento de la flota y los avances tecnológicos en la industria de la aviación han propiciado su retiro gradual hasta hacerlo total en los próximos años.

Mejora del 737 Max y el 787 Dreamliner

Sin embargo, Boeing continúa desarrollando y mejorando sus aviones existentes, como el Boeing 737 MAX, que paralizó sus entregas tras un defecto de fabricación y el Boeing 787 Dreamliner, con el objetivo de satisfacer las necesidades del mercado. Asimismo, se encuentra trabajando en el desarrollo del Boeing 777X, que es una versión mejorada del exitoso Boeing 777.

Para el vicepresidente de Commercial Marketing de Boeing, Darren Hulst, «el 737 MAX 7 y el 787-8 pueden cubrir los dos extremos del segmento (…) no vemos en el corto plazo una necesidad de atender esa demanda con un modelo nuevo».

Además, Hulst se ha mostrado preocupado por el pronóstico a la baja del segmento de aviación regional tras señalar que la escasez de pilotos motivó a muchos a dejar el segmento para operar aviones más grandes con condiciones más competitivas, en un momento en el que «los operadores también impulsan una tendencia a operar aeronaves más grandes y con mejor coste por asiento»

Otro punto importante es la percepción del fabricante sobre la baja o nula incidencia del escenario post pandémico en las previsiones de mercado en los próximos 20 años. Respecto a esto añade que «ya no es un factor. Hemos vuelto a las tendencias de crecimiento que teníamos en 2019”.

La influencia de las aerolíneas Low-Cost

Boeing estima que, en los próximos 20 años, la industria requerirá más de 42.000 aviones y que el 40% de esa demanda estará marcada por las aerolíneas Low-Cost. Para Latinoamérica, se espera que represente un 5% del total de aviones a incorporar. Otro detalle importante es que el mercado aerocomercial crecerá más allá de la cantidad de aviones por la sola implementación de mejoras en la tecnología y la productividad «si no hubiera una presión para mejorar esos parámetros, necesitaríamos 8.000 aviones más», agregó.

En lugar de trabajar por un nuevo sustituto del 757, la compañía se enfocará en mejorar y desarrollar sus aviones existentes para adaptarse a las demandas del mercado.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos