Los pilotos presionan a EASA para que sea duro con Boeing

Es muy importante para recuperar la credibilidad del colectivo de pilotos

0

Bruselas, BEL.- Los Pilotos europeos a través de la European Cockpit Association (ECA) han llamado la atención a la agencia de seguridad aérea europea (EASA) para que adopte una postura firme en la verificación de los planes que tiene Boeing para volver a operar los 737 Max después de los accidentes de Lion Air y Ethiopian Airlines.

La Agencia Europea de Seguridad Aérea tiene que tomar medidas para recuperar la confianza de la tripulación de vuelo: “Realmente nos gustaría una acción seria y transparente para mostrarnos cómo se va a certificar la vuelta al servicio de esta aeronave. Es muy importante para recuperar la credibilidad del colectivo de pilotos”, ha declarado el presidente de ECA, Jon Horne.

La ECA, que representa a los pilotos de los operadores del 737Max incluyendo Ryanair y Norwegian, no está contenta con el papel creciente de los fabricantes de aviones en la certificación de los nuevos modelos. Boeing tenía un papel importante en la certificación del diseño original del Max y que el regulador europeo aprobó.

La Comisión de Transportes del Parlamento Europeo pidió el mes pasado a la EASA que explicara cómo se va a evaluar la aeronavegabilidad de los 737 Max antes del retorno al servicio, instando al cuerpo para defender su condición de organismo de control después de la supervisión “fallida” de la FAA a Boeing. EASA ya ha dicho que va a realizar su propia revisión..

La industria de la aviación europea “tiene algunas dinámicas idénticas” a la relación de la FAA-Boeing que presentan “vulnerabilidades similares en proceso de certificación de Europa”, dijo Horne, añadiendo que el colectivo de pilotos quiere ver más transparencia en las relaciones de la AESA con los fabricantes.

Las preocupaciones de la ECA no se limitan a los 737, piden también una nueva revisión de los 777X de Boeing, que al igual que Max se han incorporado nuevos motores y nuevas características en las alas.

Deja un comentario