EASA se revuelve contra la FAA por el 737 MAX

0

EASA, Cologne.- Tal y como informamos el pasado miércoles, la FAA retiró la orden por la que se cesaban las operaciones comerciales de los aviones Boeing 737 MAX. a través de una directiva de aeronavegabilidad (AD) 2020-24-02., sin embargo la Agencia de Seguridad Europea, EASA, no está de acuerdo por lo que ha decidido no adoptar esta directiva en el ámbito europeo.

El motivo de esta AD de la FAA es el resultado de la investigación de los dos accidentes mortales del Boeing 737 MAX donde se demostró la posibilidad potencial de que una sola entrada errónea del sensor del AOA (ángulo de ataque) recibida por el sistema de control de vuelo diera lugar a repetidos ajustes del estabilizador horizontal.

El gobierno de Canadá también confirmó que mantendrá en vigencia las disposiciones que restringen los vuelos del avión 737 Max de Boeing sobre su territorio.

Los resultados de las investigaciones de seguridad realizadas por las autoridades de los Estados en la que se produjeron estos acontecimientos, así como el propio examen que realizó la EASA, han confirmado que, cuando se hayan llevado a cabo las acciones especificadas en la AD 2020-24-02 de la FAA, los aviones afectados podrán volver a entrar en servicio” ha dicho EASA en un comunicado enviado 24 horas después de sacar la directiva la FAA.

La AD de la FAA, requiere la instalación de un nuevo software en la computadora de control de vuelo, la revisión del AFM (Manual de Vuelo del Avión) existente para incorporar los nuevos procedimientos para la tripulación de vuelo, la instalación de un nuevo software de sistema de visualización del MAX, el cambio de las instalaciones de enrutamiento del cable de ajuste del estabilizador horizontal, la realización de una prueba del sistema de sensores de ángulo de ataque y la realización de un vuelo de preparación operativa.

Esta AD también permite la operación (despacho del vuelo) de un avión con ciertos sistemas inoperativos, si se incorporan disposiciones específicas (es decir, más restrictivas) a la lista de equipo mínimo aprobado (MEL) existente del operador.

La EASA también encontró que existen razones suficientes para exigir ciertas acciones adicionales, consideradas necesarias para garantizar la operación segura de los aviones afectados, incluyendo el entrenamiento de los pilotos.

Por la razones descritas anteriormente, la EASA ha decidido no adoptar esta directiva de la FAA, y en su lugar, ha comunicado que emitirá una propuesta alternativa de AD para consulta pública, con la pretensión de que reemplace los requisitos de la FAA para los aviones que operan bajo la regulación de la UE. La pregunta es: ¿por qué no la ha hecho antes?

Choque entre los reguladores a ambos lados del Atlántico que supone un gran revés para la vuelta al servicio del B737 Max, en la que se echa de menos la opinión de los pilotos y que por detrás huele a las luchas comerciales entre los dos grandes constructores de aviones, Airbus y Boeing.

Deja un comentario