La Fundación Reason hace un Estudio de las TWRs remotas en EEUU

Aviaciondigit@l

0

Los Angeles-CA, USA.-  Las Torres de Control Remotas para el Tráfico Aéreo (RTC) ha sido objeto de un Estudio (“Torres Remotas de Control de Tráfico Aéreo: Un mejor futuro para los pequeños Aeropuertos de América“) de la Fundación Reason, fundada por el mítico teórico desde el punto de vista de la Seguridad, James Reason, el de las amenazas que atraviesan los agujeros del “queso Gruyere” convirtiéndose en accidente. Un Estudio completo enfocado en el futuro de estas Torres de Control a distancia, que en EEUU, también en Europa, se ofrecen como alternativa en pequeños aeropuertos en zonas recónditas. 

Es un nuevo concepto que está entrando en el mundo del control del tráfico aéreo durante la última década. La torre remota o virtual utiliza una serie de tecnologías de detección y comunicación en el aeródromo así como en el espacio aéreo circundante a éste. También utiliza las funciones de un control aéreo real, utilizando controladores “reales” certificados en una instalación anexa o próxima a nivel de suelo. La torre remota podría estar tanto en el aeropuerto o situado a una distancia considerable de éste. En el caso de varios aeropuertos con baja actividad, por ejemplo, será posible localizar controladores físicos responsables que sean capaz de gestionar tráficos de varios pequeños aeropuertos en un sólo centro con RTC, o Remote Tower Control.

Robert Poole, de la Fundación señala que “en contraste con una estructura alta convencional con el fanal de control en la parte superior, control de aeródromo, una torre remota coloca ese fanal a nivel de suelo, a un coste menor, y se basa en la parte superior en la colocación de cámaras de alta tecnología simplemente montadas en uno o varios postes altos en el aeropuerto. Estas cámaras incluyen infrarrojos, proporcionando una visión mejor durante la noche, con lluvia o en la niebla que la observación visual clásica desde el fanal de una torre convencional.

En los equipos y pantallas de los controladores, que los seguirá evidentemente habiendo, se puede incluir el seguimiento y alertas por objetos, tanto en el espacio aéreo cercano, de aeródromo, como en la superficie del propio aeropuerto, aumentando, según se prevé los niveles de seguridad.

Tanto algunos pequeños aeropuertos como legisladores locales en estados rurales, han expresado en EEUU una gran preocupación por las propuestas actuales de reforma del sistema de control del tráfico aéreo, temiendo que alguna corporación de control del tráfico aéreo pueda, consciente de los costes, eliminar turnos nocturnos en las TWRs, cerrar TWRs marginales o no agregar torres en aeropuertos que actualmente las necesitan.

En el informe, el experto aeroportuario Steve Van Beek explica que las torres remotas ofrecen una nueva alternativa a esos pequeños aeropuertos de los EEUU

Los dos únicos proyectos piloto de Estados Unidos -en Leesburg, VA y Loveland, CO- son financiados por el dinero estatal y privado. El camino hacia adelante para las torres remotas que generalmente se ponen a disposición de los aeropuertos estadounidenses no está claro.

Deja un comentario