“Alea jacta est”, gracias a que AESA no ha intervenido

0

Los controladores aéreos han presentado esta mañana una denuncia contra AENA por el "peligro" en torno a Gribaltar. Ahora la pelota está en el tejado del Juzgado sevillano, y de tomarse la molestia de ver en detalle la denuncia presentada, en un país normal y serio, se deberían automaticamente, sin dilación alguna, tomar las medidas cautelares pertinentes para evitar la continuidad de la situación denunciada. El Ministerio de Asuntos Exteriores, deberá ya hacer los deberes, dejarse de pamplinas y coger el toro de la seguridad por los cuernos, dejando la solución que haga posible que los procedimientos adecuados se ejecuten en la operación. Así de simple.

La Asociación Profesional de Controladores de Tráfico Aéreo (Aprocta) ha presentado esta mañana, en Sevilla, una denuncia contra Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), Aviación Civil y Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) por "inhibirse" en la toma de medidas paliativas ante la situación de "peligro" existente en torno al aeropuerto de Gibraltar.

Fuentes de Aprocta explicaron a Europa Press que el viernes pasado se ya se presentó una denuncia ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea por la situación "de continuo riesgo" existente en las relaciones entre el Centro de Control de Sevilla y el aeropuerto de Gibraltar, y después de pasar las 72 horas dadas de plazo para obtener una respuesta y no obtenerla, presentarán mañana una denuncia en los juzgados de instrucción de Sevilla.

Según explicaron las mismas fuentes, está situación de "riesgo" se debe a que el aeropuerto de Gibraltar y el centro de control de tráfico aéreo de Sevilla "no tienen una carta de acuerdo entre ambas dependencias", es decir, "no hay procedimientos aprobados de intercambio de tráfico aéreo".

Asimismo, apuntaron que si estos procedimientos existieran "se debería de reconocer que Gibraltar cuenta con un espacio aéreo". Si bien, explicaron que "de intentarlo se chocarían con Asuntos Exteriores". Situación ante la que "se deriva una verdadera inseguridad", subrayaron.

De igual manera, señalaron que el corredor aéreo Málaga-Ceuta se ve afectado por los vuelos que entran y salen de Gibraltar y, además, indicaron que la situación empeorará cuando se inaugure el helipuerto de Algeciras (Cádiz), aunque "nadie quiere aprobar el informe de seguridad de ese helipuerto".

Ya el pasado viernes la asociación denunció "sin entrar en esta situación de carácter político" la existencia de "muchos incidentes de tráfico de categoría A, es decir de 'quasi colission'".

La denuncia fue dirigida a la directora de la AESA, Isabel Maestre Moreno, y reclamaba "ante la extrema gravedad de los hechos", y en un plazo de 72 horas, la comunicación de las medidas que han sido adoptadas "con carácter preventivo y urgente", así como aquellas otras a adoptar tras la instrucción del expediente correspondiente".

En el documento, se planteaba que de no adoptar las medidas necesarias, Aprocta, por responsabilidad y como medida para proteger los derechos y la seguridad de los pasajeros, se vería obligada a emprender las correspondientes acciones judiciales en defensa de la legalidad.

Esta denuncia está basada, entre otras cosas, en las incidencias muy graves entre aeronaves civiles y militares, que según los controladores se producen desde que existe el control de tráfico aéreo en la zona.

Así, explican que no se ha conseguido realizar una carta de acuerdo –documento operativo que establece las condiciones de coordinación–, porque, al parecer, la firma de dicho documento "supondría un reconocimiento implícito de soberanía de la Colonia de Gibraltar en territorio español".

Deja un comentario