Ana Botín del Santander alude a la figura de Torres Quevedo ante sus accionistas

Aviaciondigit@l

0

Santander, SP.- La insistencia del profesor y colaborador de AD, Francisco A. González Redondo, que mediante numerosas conferencias y exposiciones (más de 65 el pasado año), evidentemente no cae en saco roto y va calando afortunadamente poco a poco en nuestra Memoria Aeronáutica y científica en España. El pasado 23 de marzo, Ana Botín, presidenta del Banco Santander, concluía su discurso ante la Junta de Accionistas del banco, rememorando la labor de Leonardo Torres Quevedo, y asegurando que “el Hispania habría tenido financiación del Banco Santander, y la ambicición de este emprendedor ejemplar se habría hecho realidad, como hacemos hoy con muchos proyectos de jóvenes empresarios en nuestra tierra…”

El próximo día 30 está prevista una conferencia en el Aula de Cultura La Venencia, en Santander, en la que González Redondo, precisará, explicará y contextualizará, las palabras de Botín. Lo relevante, evidentemente, es que el mensaje de que la Memoria Aeronáutica y Científica en España tiene quien la defienda y luche contra el olvido. Y que a día de hoy, la mentalidad ha cambiado, y se ha pasado del “que inventen ellos…” al “lo financiamos nosotros”. Un hilo de esperanza para el I+D+I español. Mientras hoy 104 años después el transbordador del Niágara, “Spanish Aerocar”, sigue transportando con seguridad pasajeros de un lado al otro de estas maravillosas cataratas con los colores de la enseña nacional, que, y esto es para reflexionar, tuvieron que ser la autoridades canadienses las que la pintaron con dichos colores. Curioso país.

Estas fueron las palabras de Ana Botín, que reproducimos literalmente:

Señoras y señores accionistas,

Un año más, nos hemos reunido aquí en Cantabria, en nuestra ciudad de Santander. El lugar donde nacimos hace 161 años y al que estamos cada día más unidos.

Trabajamos mirando al futuro, pero sin perder de vista nuestra historia y nuestras raíces.

Vamos a seguir trabajando de la mano de las empresas y de esa nueva ola de emprendedores que emerge con tanta fuerza aumentando el crédito. Queremos que todo proyecto que tenga potencial pueda ser financiado.

Vemos con orgullo cómo Cantabria crece gracias a su gran espíritu empresarial, su apuesta por la innovación y a su capacidad de trabajo.

Como la que demostró de forma ejemplar nuestro gran científico e innovador Leonardo Torres Quevedo, nacido en Santa Cruz de Iguña, quien a principios del siglo XX transformó la industria mundial de los dirigibles, fue precursor de tecnologías tan actuales como los vehículos no tripulados, robótica, cibernética y calculadores electrónicos.

Su proyecto más conocido, de 1914, es el “Spanish aerocar”, el transbordador aéreo de las cataratas del Niágara, un proyecto totalmente español, en su diseño y fabricación, que une EE.UU. con Canadá y que hoy sigue funcionando a la perfección.

Pero Torres Quevedo no pudo hacer realidad su proyecto más ambicioso: el Hispania, que patentó y que, de haberse podido llevar a cabo, habría significado que la primera travesía aérea del atlántico se habría realizado con tecnología española (se hizo poco después, primero con tecnología inglesa y, algo más tarde, alemana). No pudo hacerlo por no encontrar financiación.

Os puedo asegurar que, hoy, con el Banco Santander, el Hispania habría tenido financiación y la ambición de este emprendedor ejemplar se habría hecho realidad, como hacemos hoy con muchos proyectos de jóvenes empresarios de nuestra tierra.

Cantabria tiene un gran futuro y el Santander estará aquí.

Queremos compartir con vosotros nuestros éxitos.

 

 

ReproducirReproducir

Deja un comentario