DelcyGate: Ministro de Reuniones Clandestinas desautorizó a Policía en Barajas

Aviaciondigit@l

0
Venezuela's President Nicolas Maduro (L), next to Venezuelan Vice-president Delcy Rodriguez signs at a balcony at Miraflores Presidential Palace, a document through which his government breaks off diplomatic ties with the United States, during a gathering in Caracas on January 23, 2019. - Venezuela President Nicolas Maduro announced on Wednesday he was breaking off diplomatic ties with the United States after counterpart Donald Trump acknowledged opposition leader Juan Guaido as the South American country's "interim president." (Photo by Luis ROBAYO / AFP)

Madrid, SP.- Abalos desautorizó implícitamente a un funcionario del Cuerpo Nacional de Policía, el pasado 19 de enero, cuando el Agente había comunicado a la vicepresidenta de Venezuela que tenía vetada la entrada a la UE (y por lo tanto a España) “que no podía pisar territorio español”, según revela el diario La Razón. Pero es que además se le dió a la vicepresidenta Delcy, un trato de favor, pese a que las sanciones son por delitos de Lesa Humanidad, ya que cualquier otra persona en con dicha prohibición, decenas en Barajas a diario, son devueltas a su país.

El inquilino actual de ese impronunciable Ministerio, antes llamado Fomento, haciendo caso omiso de lo comunicado por la Policía a la vetada vicepresidenta de la dictadura de Venezuela, descendió con ella del avión y se dirigieron a la Sala VIP, donde permaneció junto con el Ministro de Turismo y la comitiva de Delcy, durante hora y media.

Delcy Rodríguez estuvo ocho horas en la Sala VIP de Madrid-Barajas, consumiendo productos de máquinas de vending. La comitiva estaba formada por seis personas. Fueron trasladados en una furgoneta de esa Terminal, hasta el avión comercial que le llevó a Doha.

No se llegó a sellar el pasaporte, intentando quizás evitar que hubiera constancia de entrada en territorio español.

Los funcionarios policiales cumplieron con su obligación en todo momento, indicando tras el aterrizaje del avión turco privado que ésta no podía descender del aparato por tener prohibida su entrada en Zona Schengen.

El trato de favor es que de no haber sido ella e intervenir el Gobierno español o el inquilino del Ministerio antes de Fomento, habría terminado en la zona de rechazo que se encuentra en la parte internacional del aeropuerto. Entonces se la debía haber embarcado en el mismo avión en el que llegó o en su defecto, en el primer vuelo comercial que fuera a Venezuela de vuelta. Abalos intervino presuntamente y directamente, para que el procedimiento no fuera el normal para estas situaciones. Lo que está por ver es si todo esto era legal o no. Los policías no incumplieron la Ley, en el sentido de que aplicaron con flexibilidad la norma a petición del Gobierno.

Deja un comentario