20.6 C
Madrid
octubre, martes 4, 2022

El Zephyr de Airbus se estrella a horas de batir un récord

Zephyr S, el avión alimentado por energía solar no tripulado, se ha estrellado en algún lugar del desierto de Arizona tras 64 dias volando

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviaciondigital, Sp. – Esta vez no pudo ser: el sueño del Zephyr S, el avión de Airbus no tripulado y alimentado por energía solar, ha finalizado su vuelo estratosférico estrellado en algún lugar remoto de Arizona, según ha dado a conocer Simple Flying.

El 19 de agosto, se pierde contacto total con el Zephyr. El equipo de Airbus Defense and Space había volado previamente esta maravilla de ingeniería en varios vuelos de larga distancia, muchos de los cuales duraron más de dos semanas: en esta ocasión, el vuelo había durado 64 días.

Según declaraciones de Airbus Defense, en su último día de operaciones el Zephyr había experimentado algunas circunstancias que pudieron ser las causantes de su adverso final. “Volaba ligeramente más bajo de lo habitual, a unos 45,000 – 50,000 pies, había completado una maniobra en forma de S a unos 50 – 60 nudos cuando algo salió catastróficamente mal, y aumentó vertiginosamente la tasa de descenso vertical. Nuestros equipos están analizando actualmente más de 1500 horas de datos de misiones estratosféricas. La valiosa experiencia del vuelo de resistencia ultra larga de este prototipo ha demostrado ser un paso positivo hacia los objetivos de la plataforma de gran altitud del Ejército» han manifestado.

Inicios del Zephyr de Airbus

Lo que hacía al Airbus Zephyr S tan especial es que este avión alimentado con energía solar,  contaba además con una resistencia excepcional a distinta altitud. Airbus realizó varias pruebas en el desierto de Arizona, y un total de seis vuelos, de los cuales cuatro fueron a baja altitud y dos fueron estratosféricos que duraron 18 días. Además, Airbus en línea con su compromiso con la sostenibilidad, había desarrollado este prototipo buscando el objetivo de la reducción de las emisiones de carbono.

Con una envergadura de 25 metros, y un peso inferior a 75 kilogramos, debido a su estructura de fibra de carbono, el Zephyr podía permanecer en el aire durante tanto tiempo gracias a la naturaleza sostenible de su propulsión. Al volar en la estratosfera, y con exposición directa a la luz solar, aprovecha para alimentar sus células solares. Así, durante el día, estas impulsan sus hélices y recargan sus baterías, y por la noche, estas baterías tienen suficiente energía para mantener el avión volando en la oscuridad.

Airbus va por buen camino, y el próximo Zephyr seguramente “proporcionará el potencial de revolucionar la gestión de desastres, incluido el monitoreo de la propagación de incendios forestales o derrames de petróleo. Proporcionará vigilancia persistente, rastreando el cambiante panorama ambiental mundial, y podrá proporcionar comunicaciones a las partes más desconectadas del mundo«, es solo cuestión de tiempo.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies