11.4 C
Madrid
diciembre, martes 6, 2022

El supersónico Overture se queda sin motores

La reciente salida de la compañía Rolls-Royce deja al Overture sin proveedores de una de las principales piezas del avión

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Alba Sanz / Aviación DigitalLa vuelta de los aviones comerciales supersónicos continúa siendo una incógnita. Después de que se cancelara definitivamente la producción de los aviones Concorde en el año 2003, capaces de unir ciudades como Paris-Nueva York , en un trayecto de tan solo tres horas y media, la ingeniería aeronáutica ha tratado de lanzar nuevas iniciativas de aeronaves supersónicas que puedan volver a ser empleadas por la sociedad civil en vuelos comerciales.

De entre estas iniciativas, destaca la de la empresa estadounidense Boom Technology, que actualmente está diseñando el avión supersónico Overture. En un principio todo apuntaba a que el nuevo avión Overture, con una capacidad de velocidad de crucero de Mach 1.7 (1133 kn; 2099 km/h) y 4250 millas náuticas (7867 km) de alcance, viese la luz el próximo año 2025, y realizará su primer vuelo en el año 2026. Sin embargo, ahora el nuevo modelo supersónico está en riesgo de quedarse en un mero intento, ya que los principales fabricantes de motores de este tipo de tecnología, han dado la espalda al proyecto.

En el año 2020, el Overture iba a funcionar con un sistema de propulsión de la firma Rolls-Royce tras llegar a un acuerdo comercial. Sin embargo, a principios de este mes de septiembre, la empresa británica se retiró del proyecto de manera inesperada. En un comunicado oficial la compañía indicó que, en la actualidad, los aviones supersónicos “no son la prioridad para Rolls-Royce” por lo que “no seguirán trabajando en el programa”.

Tras este varapalo, Boom indicó que Rolls-Royce “no era la mejor opción”. Y es que, hay que recordar que la empresa automovilística fue la que se encargó de fabricar los motores Olympus 593 del Concorde, motores que sufrieron un grave fallo que derivó en el dramático accidente que acabo con la vida de 109 pasajeros, la tripulación a bordo y cuatro personas que se encontraban en tierra.

Tras el anuncio de Rolls-Royce y en un mensaje de tranquilidad, la empresa estadounidense aseguró que habrá un nuevo socio encargado de desarrollar el sistema de propulsión del Overture, pero por el momento no hay ningún acuerdo, por lo que el nuevo avión supersónico cada vez está más lejos de ver la luz, al menos para el año 2025. 

Parece que los principales fabricantes no se muestran muy interesados en este tipo de aviación. Los elevados costes de desarrollo, así como su compra, su explotación o la posible “ineficacia” de los motores, son factores que todavía no parecen convencer a las principales compañías.

A pesar de que han anunciado que a finales de este mes informarán sobre el nuevo proveedor de motores, lo cierto es que alcanzar la ambiciosa meta de ejecutar el primer vuelo en el año 2026, es un reto complicado de llevar a cabo, más aún tras la salida de Rolls-Royce. 

Mientras que el panorama no se muestra muy esperanzador, Boom se muestra optimista. En esta línea, la empresa estadounidense sigue anunciando acuerdos con otros proveedores como Safran Landing Systems, encargado de desarrollar partes de la aeronave como los sistemas de frenado.

Claves del Overture 

En un principio, el nuevo avión supersónico estará propulsado por cuatro potentes motores, ubicados en las alas, que permitirán que el avión pueda navegar a Mach 1.7 sobre el agua y por debajo de Mach 1 sobre la tierra. Este diseño de motores tiene como objetivo reducir el ruido y los costes de los operadores de las aerolíneas. Asimismo, Overture pretende utilizar el primer sistema de reducción de ruido automatizado en el mundo, lo que hará que los pasajeros disfruten de una experiencia más tranquila.

Junto a esto, el Overture incorporará nuevos materiales compuestos de carbono que harán que la construcción del avión sea más liviana, fuerte y estable en comparación con un metal de construcción tradicional que contribuirá, a su vez, a la eficiencia aerodinámica de la aeronave. Además, el desarrollo del nuevo avión se ha diseñado desde un principio para emitir cero emisiones de carbono, volando con un 100% de combustibles SAF, enmarcándose así en las políticas europeas de conseguir cero emisiones netas para el año 2050. 

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies