10.5 C
Madrid
octubre, sábado 1, 2022

Queridos Pilotos

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

El precio de la safetyNo deja de ser chocante que se controle más el trabajo y el descanso de los camioneros que el de los pilotos. Dicen que la seguridad no tiene precio. Algunos se lo han puesto y no quieren pagarlo… (Angel Luís Inurria/EL NORTE DE CASTILLA)

En el pasado siglo los pilotos dinamitaron la ecuación epsacio igual a velocidad por tiempo al construir y pilotar máquinas voladoras que fueron desarrollando y perfeccionando aviones que cada vez aumentaban más su velocidad y alcance. El mundo se hizo más pequeño y la distancia dejó de estar supeditada a la longitud que separaba dos puntos para depender del tipo de avión que las unía.

En el amado siglo XX los héroes suurcaban los cielos, lo mismo en la ficción de la pantalla y de los cómics, desde Supermán hasta Flash Gordon, como en la realidad que documentaban noticiarios y periódicos que se hacían eco de las hazañas de los héroes y heroínas del aire tales como Charles Lindbergh y Amelia Earhart, como antes, durante la Gran Guerra, lo hicieron de las piruetas del triplano de Von Richthofen y depués, II Guerra Mundial, centraron la atención en los ases del aire que cubrían el trieste anonimato en el que se parapetaban quienes cumplían con la no siempre honorable misión del bombardeo. Conflicto durante el que se produjeron significativos avances tanto en los aparatos como en los sistemas de navegación de los que se beneficiaría el transporte aéreo civil. El avión se instaló en la cotidianidad y los pilotos descendieron desde lo extraordinario hasta lo habitual para instalarse en un confortable estátus social admirado y respetado, mientras se desembarazaban de la pesada sombra del superhombre al identificarse como el eslabón más débil de los que conforman la cadena de seguridad, el factor humano. Sinceridad y deseo de corregir los hechos que condicionan su debilidad que fue utilizado por la autoridad competente para el uso y abuso de la nefasta práctica de echarle la culpa al muerto, lo que no favorece la investigación, explicación y prevención de los accidentes de aviación.

Y tanto se instaló el piloto en la realidad que empezó a preocuparse por sus condiciones laborels. Como Cualquier mortal reclamó y firmó convenios colectivos e incluso cayó en la tentación de la huelga, lo que acabó con buena parte de la admitación, respeto y simpatía que le profesaba la sociedad. Etiquetados como privilegiados, envenenada la opinón pública por alas declaraciones de las compañías aéreas durante los conflictos, su sindicato, SEPLA, es atacado tal vez porque sólo es profesional. El denominado "todopoderoso" SEPLA, poco puede presionar con la huelga en un estado en el que no está regulada y el Gobierno decreta unos servicios mínimos, que en realidad no lo son, mientras la opinón pública presiona al que catalogan de colectivo privilegiado. La huelga, así, no acaba de funcionar. La empresa saca ventaja. El caso más reciente la desconvocatoria por parte de Air Europa de la que estaban realizando, mientras en Iberia, todos los colectivos la han desechadoo menos los pilotos*. En el pasado, Binter Canarias mantuvo una insistente huelga de celo, volando a perfil; el resultado fue su abandono, sin haber conseguido nada sino facilitar a sus propietarios el inicio de la desmembración de la misma. Solo alcanza sus propósitos la huelga de celo, sorpresiva, dura y pura, como la que en la misma compañía, al principio de su creación posibilitó la firma del convenio que se perseguía. Eran otros tiempos, hoy en día, tal práctica es dificilmente repetible.

Es posible que los pilotos sean culpables al incidir en la huelga y no saber explicar a la sociedad sus demandas actuales, que no son económicas, pues sólo desean mantener su puesto de trabajo, no ser sustituídos por otros más inexpertos y baratos, y regular sus tiempos de descanso, es decir, velar por la seguridad aérea. En dichas reivindicaciones los pilotos buscan la comprensión e intervención de una administación en la que abundan los funcionarios y escasean los pilotos queja que recoge el último editorial de la revista portavoz del Sindicato de Pilotos, Mach´82, al reproducir un poema de Pablo Neruda perteneciente a su "Arte de Pájaros", "El Tontivuelo", donde un tontipájaro que nació para estar sentado da órdenes de vuelo con los decretos que estipula.

Así, cada vez que hay un cambio de gobierno los pilotos se aproximan a la administarción para intentar debatir sobre la problemática del sector, denunciar sus deficiencias y forecer su trabajo para contribuir a solucionarlos. Tambien en esta ocasión en la que los pesos pesados de SEPLA se han entrevistado con la nueva titular de Fomento, con la esperanza que esta vez no se impongan intereses contrarios a los de los ciudadanos, y que al fin se publiquen oficialmente unos tiempos de descanso lógicos para las tripulaciones aéreas que afectan a la seguridad de dicho transporte. Curiosamente, mientas en Estados Unidos, ejemplificación del capitalismo, se está trabajando positivamente en dicho apartado, en la vieja Europa hay países que aprovechan la normativa común europea para minimizar unos tiempos de descanso que antes, en el caso español la circular 16 Bravo, ponían tope a los tiempos máximos de trabajo. No deja de ser chocante que se controle más el trabajo y descanso de los camioneros que el de los pilotos. Dicen que la seguridad no tiene precio. Lo cierto es que, al parecer, algunos se lo han puesto y no quieren pagarlo.

*Nota de Redacción: Debido al momento en el que se escribe el artículo, el autor aún no conocía que tres sindicatos se habían sumado a la huelga de los pilotos de SEPLA, como son STAVLA, CNT y CTA.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies