25 C
Madrid
junio, sábado 22, 2024

Techos de cristal: así es la nueva propuesta de Airbus que acerca el futuro de la aviación

Con esta propuesta, Airbus eleva la sensación de espacio en el interior de los aviones, buscando un espacio más inspirador, relajante, estético y vivo

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviación Digital, Sp.- Los viajes en avión «futuristas» cada vez están más cerca de ser una realidad para los pasajeros. Creación de atmósferas, empleo de tecnologías de última generación y hasta techos con vistas al cielo son las nuevas propuestas que ha presentado Airbus para el futuro de la aviación «de lujo».

En una nueva exposición, Airbus ha presentado el Airspace, un avión interactivo en el que la cabina y el propio vuelo se funden en uno en una experiencia digna de cualquier documental de ciencia ficción. De hecho, tal y como comunican desde Airbus, esta nueva experiencia aeronáutica se podrá experimentar en los aviones a partir del año 2035.

En sus videos de demostración se puede ver cómo los pasajeros caminan a través de un aeropuerto de diseño que les conduce hasta un avión con el que pueden «comunicarse» a través de sus teléfonos móviles. Una vez dentro, el avión ofrece servicios personalizados, dispositivos inteligentes y una «atmósfera mejorada» que se consigue gracias a la colocación de un techo transparente a través del cual se puede observar el cielo.

De hecho, esta cabina de cristal es un proyecto que Airbus lleva gestionando desde el año 2019, aunque todavía no ha trascendido ningún tipo de información sobre cómo lo harían.

En cuanto a las ventanas, estos aviones futuristas disponen de unas cristaleras mucho más amplias. Además las propias ventanas cuentan con una pantalla interactiva desde la que se puede acceder a contenido e información. En el frontal del avión encontramos un inmenso ventanal que permite ver el viaje en todo momento.

Este nuevo concepto de Airbus se basa en tres pilares: transparencia, descarbonización y circularidad, poniendo especial atención al cuidado del medio ambiente.

Tras cada asiento se encuentra un soporte para la espalda semitransparente y otra pantalla con la que se puede interactuar. En esa pantalla, los pasajeros pueden conocer el impacto ambiental de cada vuelo así como la forma en la que Airbus compensa las emisiones de carbono que generan en cada vuelo.

Una de las formas de reducir esta huella de carbono es, según la compañía, reducir el peso del avión en un 40%. Este objetivo, defienden, se podría lograr haciendo que los pasajeros pidan la comida en sus vuelos de larga distancia antes de subir y poder así reducir el 15% del peso en cabina.

Además, el diseño de los asientos es otra de las claves en cuanto a sostenibilidad se refiere ya que están fabricados con materiales que se pueden reparar, reciclar y reutilizar. De hecho, Airbus quiere implementar estas propuestas de inmediato para ayudar a reducir las emisiones de carbono. Para poder disfrutar de los techos de cristal en los aviones tendremos que esperar unos años más.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos