11.1 C
Madrid
diciembre, martes 6, 2022

Veredicto final: condenan a tres culpables por el caso del vuelo MH17

Además de las autoridades neerlandesas, se han implicado las ucranianas, belgas, australianas y malasias

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Florencia Amat / Aviación Digital, Sp. – El Tribunal de la Haya ha sentenciado este jueves que el avión derribado en Ucrania en 2014, conocido como el vuelo MH17, fue a manos de un misil ruso disparado desde Lugansk. Además, ratifica que era Rusia la que tenía el control por aquel entonces de las milicias separatistas -de la República Popular de Donetsk (RPD)- en la zona este de Ucrania.

El 17 de julio de 2014, 283 pasajeros y 15 integrantes de la tripulación murieron a bordo del MH17, vuelo de Malaysia Airlines que conectaba Ámsterdam con Kuala Lumpur. El juez holandés y presidente del tribunal, Hendrik Steenhuis, afirmó que el derribo se produjo a manos de “un misil BUK desde un campo agrícola”, acusando a Rusia de tener lazos con las acciones armadas de la RPD.

Memorial improvisado en el aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol para las víctimas del vuelo MH17 de Malaysian Airlines, el cual se estrelló en Ucrania el 17 de julio de 2014 y en el que murieron las 298 personas que iban a bordo – Flickr

Según la justicia neerlandesa, no hay posibilidad de que el lanzamiento de este misil haya sido por accidente. Para hacerlo, debe haber consideraciones previas y deliberadas, por lo que se descarta que los responsables no estuvieran al tanto de las consecuencias.

Los acusados

El poder judicial holandés pidió el miércoles cadena perpetua para los cuatro acusados y sospechosos del lanzamiento del misil, tres ciudadanos rusos y uno ucraniano. Ninguno de ellos acudió al juicio y solo uno de los rusos, Oleg Pulátov, envió a sus abogados a representarle ante el tribunal. Por ello, los otros tres imputados fueron juzgados en rebeldía y declarados culpables. Pulátov fue absuelto por ausencia de pruebas.

El ruso Igor “Strelkov” Girkin fue el ministro de Defensa de la autoproclamada República Popular de Donetsk, así como coronel del Servicio Federal de Seguridad de Rusia. Serguéi Dubinsky por su parte fue el jefe de inteligencia de la RPD. El tribunal cree que Rusia se alió con la RPD para dotarles de fuerza militar y económica para llevar a cabo sus planes ofensivos contra Ucrania. Girkin y Dubinsky tenían “roles de alto nivel y de coordinación del operativo”.

El ucraniano Leonid Kharchenko fue comandante de una unidad de combate prorrusa y más tarde subordinado de Girkin, así como su compañero Dubinsky. Los dos que seguían órdenes estuvieron directamente involucrados en el suministro desde Rusia del sistema de defensa aérea BUK para el lanzamiento del misil, así como en su evacuación. Antes de eso, el tribunal confirmó la versión ucraniana de las causas de la catástrofe del MH17, señalando, sin embargo, que el objetivo principal debería haber sido el avión militar ucraniano.

«Kharchenko informó a Dubinsky sobre el uso de misiles antiaéreos y luego ejecutó la orden de derribarlos», dijo el juez, subrayando que los acusados sabían que el lanzamiento del misil provocaría la muerte de muchas personas. El tribunal también considera que la intención de derribar aviones militares y no civiles no reduce la culpabilidad de los acusados. «Los acusados, que no son combatientes, no tenían derecho a atacar también un avión militar».

Un juicio simbólico

El veredicto del vuelo MH17 reconoce que Rusia tenía el control de las fuerzas armadas separatistas en el este de Ucrania y califica los hechos de 2014 como una invasión rusa mediante conflicto armado. Se prevé que esta sentencia sea la primera de una larga lista de juicios contra Rusia como protagonista de crímenes de guerra.

Es bastante improbable que los tres condenados a cadena perpetua cumplan este tiempo en la cárcel, ya que Rusia se niega a extraditarlos. Sin embargo, este juicio -el cual comenzó en marzo del 2020- ha sido el perfecto ejemplo para demostrar cómo serían los procesos judiciales contra la potencia rusa.

Esta sentencia, sacada a la luz en uno de los momentos más tensos entre Ucrania y Rusia en los últimos 8 años, prueba que hay un compromiso internacional por dar fin a los abusos producidos por Rusia y evitar así un posible conflicto internacional. Moscú, por su parte, niega cualquier responsabilidad ante el caso y promueve una teoría conspiranoica que culpa a la defensa aérea de Ucrania de los hechos.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies