Viajes Marsans busca liquidez mientras negocia con potenciales compradores

0

Viajes Marsans, una de las mayores agencias de viajes de España y la joya del grupo del mismo nombre, atraviesa momentos clave en sus cien años de historia. Sus propietarios, Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz, ultiman los detalles con sus bancos para dotar de liquidez a Viajes Marsans, mientras sondean el mercado en busca de un comprador que se haga con los mandos de la empresa. El objetivo es acabar con los problemas financieros que el colapso de Air Comet ha producido en todo el grupo turístico. Ver noticia completa en EXPANSION.

Los empresarios se reunieron ayer por la tarde con sus quince bancos acreedores con el objetivo de cerrar una línea de crédito de 40 millones de euros que permita operar a la agencia de viajes, cuya caja se ha evaporado por las aportaciones al resto de empresas del grupo Marsans, fundamentalmente la aerolínea que cerró en diciembre.

Hace dos semanas, Santander, Sabadell, La Caixa y Banesto ya aportaron 8 millones, que se iban a completar con dos inyecciones de dinero posteriores a las que se sumarían las otras once entidades financieras que son acreedores de la agencia. La reunión de ayer, sin embargo, acabó sin acuerdo.

Los bancos exigieron como condición que los principales acreedores, tanto financieros como comerciales, firmen un pacto de espera para no reclamar las deudas a Viajes Marsans hasta que finalice todo el proceso de refinanciación. Una vez concedido los 40 millones, los bancos tienen que renegociar la deuda bancaria de Viajes Marsans, que se eleva a 120 millones, la mayor parte a corto plazo, para retrasar su devolución.

Eliminar deuda
Paralelamente, las entidades han pedido a Pascual y Díaz Ferrán que vendan algunos de sus negocios con el objetivo de eliminar las deudas cruzadas entre las diferentes compañías del grupo. Viajes Marsans ha prestado 240 millones de euros a otras filiales, fundamentalmente a Teinver, la sociedad patrimonial de Pascual y Díaz Ferrán a través de la cual controlan Air Comet y otros activos; dinero que tiene complicado recuperar. Además, la agencia ha concedido avales por 200 millones.

La gran operación de desinversión afecta a la propia Viajes Marsans, el activo más preciado de Pascual y Díaz Ferrán. Los empresarios negocian la venta de la compañía a dos fondos europeos, informó ayer la agencia Efe, que apuntan un valor para Viajes Marsans de 350 millones de euros. Esta compañía cerró su último ejercicio fiscal (marzo de 2008-febrero de 2009) con unas ventas de 720 millones de euros, un 4% menos. Su deuda ascendía a 459 millones.

Pascual y Díaz Ferrán ya estuvieron hace meses negociando la venta de Viajes Marsans a Orizonia, propiedad de las firmas de capital riesgo Carlyle y Vista Capital, pero los empresarios rechazaron finalmente la propuesta. Meses después se produjo el colapso de Air Comet que ha puesto contra las cuerdas a todo el grupo turístico. Fuentes del sector creen que Orizonia ha perdido interés por Viajes Marsans, a quien reclama una deuda de 40 millones.

Los dos empresarios vendieron en febrero al grupo Avanza dos concesiones de servicios de transporte de viajeros por carretera en el sur de la Comunidad de Madrid, que formaban parte de Trapsa, el negocio de autobuses de la compañía turística.

Deja un comentario