AENA cubrirá 149 plazas de controladores con trasladados

0

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) convocará a partir del lunes varios concursos de traslado para controladores con el objetivo de equilibrar las plantillas de los centros de control y hacer un reparto "más eficiente" en la red.

La intención de AENA con esta medida es "fortalecer aquellos centros de control con mayores necesidades de personal utilizando recursos de otras dependencias con superávit de controladores, donde se reducirá la plantilla", indicaron fuentes del gestor aeroportuario a Europa Press.

Para ello, AENA sacará a concurso 96 plazas de traslado general para los centros de control de Madrid, Santiago de Compostela, Valencia y Canarias.

Además, convocará un concurso interno específico para cubrir 35 plazas en el área terminal de maniobras de Madrid, el TMA, centro neurálgico del control aéreo ubicado en Torrejón de Ardoz (Madrid). Plazas a las que sólo podrán optar los controladores de ruta en Madrid, los que supervisan las conexiones que pasan por la capital desde este centro y que hasta ahora no podían acceder al TMA.

Este mes, cinco controladores del aérea terminal de Madrid se jubilaron conforme a la nueva ley al cumplir 57 años, con lo que la medida vendría a reequilibrar la plantilla.

Asimismo, AENA ofrecerá 18 plazas más para el TMA de Madrid con comisiones de servicio voluntarias a las que pueden acceder controladores de cualquier centro. A ellas, podrían optar alguno de los en torno a 30 controladores que quedarán liberados en las torres de control por la implantación del sistema de información de vuelos, AFIS, de aquí a fin de año.

AENA prevé incorporar este año unos 100 controladores, independientemente de estos concursos. De ellos, 70 corresponden a las dos promociones que están en la escuela de formación y que terminarán a lo largo de este año (48 en junio y otros 30 en diciembre), que se sumarán a los 'liberados' en las torres.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ya dispone de los informes de seguridad de AENA para la implantación del AFIS. "En sus manos está dar el visto bueno a su viabilidad y determinar en qué aeropuertos se operará con este sistema", explicaron las mismas fuentes.

El ente quiere implantar el AFIS –sistema que no requiere de un controlador y es supervisado por un técnico– en un máximo de nueve aeropuertos entre aquellos con menos de 50 operaciones al día, condición que cumplen 24 de toda la red, entre ellos los de El Hierro y La Gomera.

CONTROLADORES Y AENA VUELVEN A LA MESA.

Por otro lado, AENA y el sindicato USCA, que agrupa al 95% de los 2.400 controladores que el ente público tiene en plantilla, reanudarán este miércoles, 28 de abril, las negociaciones del II convenio colectivo que quedaron interrumpidas hace un mes.

Las cuestiones prioritarias sobre la mesa de negociación son el complemento de 33.000 euros anuales de media, que AENA se ofrece a seguir pagando provisionalmente a los controladores, y los llamados servicios 'express'.

AENA quiere seguir pagando de "manera provisional" en abril y mayo dicho complemento a los controladores, que ya percibieron en marzo, medida que USCA rechaza por considerarla una nueva rebaja de entre un 25% y un 30% de su salario para el próximo mes.

El Real Decreto fija un régimen de 1.750 horas ordinarias y 80 horas extra, por lo que el salario de los controladores se calcula de acuerdo con el actual convenio, que incluye 1.200 horas ordinarias, y la actualización de la revalorización en la función pública, a la que se ha añadido dicho complemento para acomodarlo a la nueva jornada.

El ente está autorizado por la comisión de retribuciones (Cecir) a pagar este complemento hasta el 14 de abril, es decir, hasta la entrada en vigor de la nueva ley. "La voluntad de AENA es mantenerlo, siendo una cantidad no desdeñable, pero si no hay acuerdo no se podrá seguir pagándolo según la Ley, que dice expresamente que debe ser acordado en la negociación colectiva", aseguraron fuentes del ente público.

LOS NUEVOS TURNOS.

El otro escollo es la nueva programación mensual de los turnos del colectivo, planificación que se comunica con 10 días de antelación y en la que AENA asigna los efectivos necesarios con el nuevo decreto, establece guardias localizadas para cubrir posibles huecos por bajas y recurre al llamado servicio 'express', que los controladores rechazan de plano.

Por esta vía, que AENA utiliza "muy excepcionalmente" y "siempre respetando los descansos entre turnos", la compañía avisa carta en mano al controlador que termina su jornada de que trabajará al día siguiente ante la imposibilidad de contactar con el trabajador al que le correspondía para cubrir el servicio.

El gestor consciente de que "no es la mejor manera" de resolver estas incidencias quiere buscar otro sistema como recurrir a horas extra voluntarias, lo que los controladores ven como una vuelta atrás por parte de AENA y una debilidad en su planificación. Así las cosas, AENA insiste en que la "ley no se va negociar y tiene que cumplirse" pero "deja márgenes en los que negociar para alcanzar un acuerdo".

Deja un comentario