Babcock decide retirar la MSCT para promover un clima más favorable a la negociación

Aviaciondigit@l

0

Mutxamell, SP.- Babcock ha decidido retirar la MSCT (Modificación Sustancial de las Condiciones de Trabajo) alegando que quiere promover un clima más favorable a la negociación.

Dentro de las razones que esgrime la empresa, es la de la necesidad de esperar a que la representatividad sindical quede organizada tras las elecciones que están próximas a celebrarse (el próximo 2 de Julio).

Este era uno de los puntos más discordantes, ya que los sindicatos reclamaban desde hace tiempo la necesidad de que cualquier medida que propusiera la empresa, debería de ser dilatada hasta que fueran elegidos los nuevos representantes sindicales. Inicialmente la empresa se oponía, dado que SLTA (sindicato Libre de Trabajadores Aéreos) esta adquiriendo un mayor protagonismo, dentro de la empresa, y mantiene una postura firme en el conflicto, al igual que la mayor parte de los sindicatos con representación en la empresa.

La Compañía también ha decidido no acometer medidas únicamente en BMCS FLEET, por lo que ha decidido retirar la MSCT también para esta empresa.

“Confiamos en que este nuevo acercamiento por parte de la Compañía, nosproporcione una solución en los mejores términos para las partes. No obstante, continuamos en una situación económica de pérdidas que implica la necesidad de adopción de medidas de ahorro, por lo que se continúan analizando desde un punto de vista técnico jurídico las diferentes opciones para garantizar la viabilidad de la empresa.”

Lo que esta claro, es que las fichas se están moviendo y el tiempo dirá si es una medida de cara a la galería por parte de la empresa o hay una voluntad real de solucionar el conflicto. Por otro lado los sindicatos deberán demostrar su capacidad negociadora ante la situación económica de la empresa.

Con respecto a este último punto, se desconoce si la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea), ha tomado medidas para reforzar la inspección, al igual que sucede con las compañía aéreas de transporte público, cuando, como en el caso de BABCOCK se tiene conocimiento de una delicada situación económica.

Otro interesante debate que se ha abierto durante este conflicto es, si siendo el Salvamento Marítimo un servicio esencial que forma parte de nuestros compromisos internacionales, el modelo elegido por España de subcontratación del servicio a una empresa extranjera sea lo más adecuado.

La delicada situación económica de BABCOCK

Concentración el pasado 7 de junio de 2019, ante el Ministerio de Fomento de los trabajadores de Babcock

Salvamento Marítimo ha incrementado la partida con respecto al año anterior en un 12%, 20 millones más de euros lo que supone un contrato de 200 millones de euros, una cifra nada desdeñable, en el que se supone se esta incluyendo el coste del personal, por lo que plantear un MSCT no tiene mucho sentido.

O el precio de la contratación del servicio esta por debajo de los costes, o BABCOCK esta utilizando parte de este dinero para absorber sus deudas. Deudas que según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil después de impuestos, serían de 5,9 millones de euros, debido principalmente a la disminución del volumen de negocio de la empresa británica que ha caído un 10% y su beneficio en un un 80%. Salvamento, extinción y rescate supone el 74% del negocio de Babcock.

Esta situación que de darse sería anómala, requeriría un replantamiento por parte del Ministerio de Fomento del modelo actual de contratación, obviamente sin prescindir del personal tan especializado que requiere este tipo de trabajos. ¿Qué pasaría si las perdidas de BABCOCK fueran insostenibles en el tiempo? ¿La compañía cerraría y con ello dejaríamos de prestar el salvamento marítimo por vía aérea?. Esta situación no seria sostenible, y acabaría siendo el Estado el que tendría que salir al “rescate”, lo que daría lugar a una interesante paradoja: los rescatadores rescatados por el Estado.

Deja un comentario