5.8 C
Madrid
febrero, miércoles 1, 2023

Cómo ser astronauta

Desde que el primer astronauta salió al espacio en 1961, ciudadanos de 39 países han sobrepasado la atmósfera terrestre

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Florencia Amat / Aviación Digital, Sp. – El espacio exterior está envuelto por muchos interrogantes que estamos ansiosos por descubrir. Los humanos somos curiosos por naturaleza; y aunque nuestra curiosidad nos lleve por caminos distintos a muchos de nosotros, otros pocos no podemos quitarnos de la cabeza cómo sería el subirse a una nave espacial.

No es difícil encontrar a niños cuyo sueño es ser astronauta de mayor. Sin embargo, poco a poco muchos van perdiendo esa ilusión al ver las dificultades del proceso y lo que conlleva de verdad ser astronauta. Pero ¿es tan complicado como pensamos llegar a trabajar para organizaciones y agencias espaciales?

Trabajar en NASA

Uno de los objetivos de la NASA es llevar a la primera mujer y/o al próximo hombre a la Luna, a más tardar para 2024. Para seguir explorando el espacio exterior, necesitarán más astronautas en activo que puedan tripular las naves espaciales.

Los astronautas de la NASA trabajan actualmente como científicos en la Estación Espacial Internacional, un laboratorio que orbita la Tierra a unos 386 km sobre la superficie del planeta. Los astronautas de la estación llevan a cabo experimentos científicos como investigaciones innovadoras sobre el cáncer y sobre el cuerpo humano y la vida en el espacio.

Hoy en día, los requisitos para acceder a un puesto de astronauta en la NASA son los siguientes:

  • Poseer la ciudadanía estadounidense
  • Tener un máster en un campo STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), en los que se incluyen los relacionados con la ingeniería, ciencias biológicas, física, informática o matemáticas; siempre que provengan de una institución acreditada. En el caso de no tener un máster, este se puede sustituir por dos años de trabajo en vistas a sacarse un doctorado en un campo de STEM, un título como Doctor en Medicina o Doctor en Medicina Osteopática, o haber completado un programa de piloto reconocido a nivel nacional (estadounidense).
  • Tener al menos dos años de experiencia profesional relacionada obtenida después de la finalización de la licenciatura o al menos 1.000 horas de piloto al mando en aviones a reacción.
  • Ser capaz de superar el examen físico de astronauta de vuelo de larga duración de la NASA, así como ser capaz de moverte libre y cómodamente dentro del traje espacial.
Traje espacial de un Astronauta. Foto tomada en el Kennedy Space Center de EE.UU – Flickr

Los candidatos a astronauta también deben tener habilidades de liderazgo, saber trabajar en equipo y manejarse bien en el campo de las comunicaciones. Según trabajadores de la NASA, desde las esferas altas del proceso de selección se tiene muy en cuenta lo que se disfruta hacer en los tiempos de ocio. Los hobbies pueden marcar la diferencia entre dos currículums que, a primera vista, parecen iguales.

Si cumples estos requisitos, y hay alguna oferta de trabajo que te interese, puedes postularte. El Consejo de Selección de Astronautas de la NASA revisa las solicitudes y evalúa las calificaciones de cada candidato, una a una. A continuación, la junta invita a un pequeño grupo de los candidatos más cualificados a una entrevista en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston, Texas. De los entrevistados, aproximadamente la mitad son invitados a una segunda entrevista. De ese grupo se seleccionan los nuevos candidatos a astronauta de la NASA. Se presentan para su formación en el Johnson y pasan los dos años siguientes aprendiendo las habilidades básicas de los astronautas, como caminar por el espacio, manejar la estación espacial, pilotar aviones a reacción T-38 y controlar un brazo robótico.

En la página web de NASA tienen una sección exclusiva para aquellos que quieran perseguir su sueño de ser astronautas. En ella se hipervinculan varios enlaces de interés para los aspirantes a cosmonautas, tanto a artículos escritos sobre los requerimientos necesarios como a vídeos de experiencias personales de astronautas experimentados.

Trabajar en ESA

Ser astronauta en la ESA no es muy diferente a serlo en la NASA. Los trabajos y funciones son similares, aunque los requisitos que piden no son exactamente iguales. A primera vista, la página web de la ESA detalla más en profundidad qué pasos hay que seguir para convertirse en uno más de su plantilla. En su página leemos:

  • Ciudadanía de un Estado miembro de la ESA o de un Estado miembro asociado.
  • Como mínimo, un máster de una institución académica reconocida en ciencias naturales, medicina, ingeniería o matemáticas/informática. Se valorará la posesión de un doctorado o un título equivalente o de un máster adicional en las áreas temáticas mencionadas. También se acepta un título de piloto de pruebas experimentales y/o de ingeniero de pruebas de una escuela oficial de pilotos de pruebas experimentales.
  • Al menos tres años de experiencia profesional después de la graduación. Esto podría incluir el trabajo en un laboratorio, la realización de investigaciones sobre el terreno o el trabajo en un hospital.
  • Tener como máximo 50 años, para prevenir la fatiga de sus trabajadores y que puedan cumplir al menos dos misiones antes de jubilarse.
  • Altura comprendida entre 150 y 190 centímetros, así como una complexión física media.
  • Buena capacidad auditiva y visual (se permite el uso de gafas o lentillas).
  • Dominio del inglés hablado y escrito. Un buen conocimiento de otro idioma extranjero y cualquier otro idioma adicional es una ventaja.
  • Gran motivación y capacidad para hacer frente a horarios de trabajo irregulares, viajes frecuentes y largas ausencias del hogar, la familia y la vida social habitual.
  • Flexible con respecto al lugar de trabajo.
  • Capacidad para mantener la calma bajo presión.
  • Física y mentalmente sano y saludable.
  • Dispuesto a participar en experimentos de ciencias de la vida.
  • Excelente comunicador, capaz de actuar como defensor de la ESA.
La astronauta de la ESA (Agencia Espacial Europea) e ingeniera de vuelo de la Expedición 68, Samantha Cristoforetti, observa la Tierra a través de la cúpula, la «ventana al mundo» de la Estación Espacial Internacional, mientras orbita a 260 millas sobre el Océano Pacífico frente a la costa de Perú – NASA Johnson

Para un ciudadano español, lo lógico sería postularse a los puestos de la ESA, ya que cumple con el requisito de tener ciudadanía en uno de los países asociados a la organización. Por lo demás, casi todo se solapa con las exigencias de la NASA, aunque las exigencias académicas y de experiencia varían ligeramente entre instituciones; así como la de edad, ya que la NASA no establece ningún tipo de límite.

Después de comprobar que se reúnen todas las características, el futuro astronauta deberá presentarse a pruebas físicas que requieren mucho esfuerzo, tanto físico como psicológico. Las desventuras climatológicas acompañan siempre en estas pruebas, para preparar al aspirante a las condiciones del espacio exterior. Más tarde vienen los tests psicomédicos y técnicos; y por último, las entrevistas con los más altos mandos de la ESA, quienes deciden si pasas a la última fase o no.

La ESA añade que todos los aspirantes a astronauta deben también estar en posesión de un certificado médico emitido por un examinador médico de aviación que demuestre que están certificados médicamente para una licencia de piloto privado (PPL) o superior (por ejemplo, licencia de piloto comercial). Además, los solicitantes con discapacidades físicas deben presentar un certificado médico emitido en inglés por cualquier médico que indique que, si no fuera por su discapacidad, cumpliría con los requisitos médicos del certificado médico europeo Parte-MED, Clase 2 (piloto privado).

Otros puestos de trabajo

Su propia filosofía lo dice: la NASA es mucho más que solo astronautas. Si quieres trabajar en una de las mayores administraciones espaciales del mundo pero no quieres viajar al espacio, hay muchas otras opciones que descubrir. Una de las opciones más comunes y que más se valoran son las de analista financiero, profesionales de recursos humanos o gestores de contratos. Ni que decir cabe que los científicos, ingenieros informáticos, contables, técnicos y escritores son esenciales para el correcto funcionamiento del engranaje que es la NASA. Puedes ver todas sus ofertas de trabajo aquí.

En la ESA es más de lo mismo: se buscan a profesionales y expertos en ingeniería, ciencia, informática, finanzas, derecho, recursos humanos, comunicación y gestión de instalaciones. Los sueldos en ambas organizaciones son bastante competitivos, en comparación con otras empresas que ofrecen puestos de trabajo similares. Tienen un portal de empleo donde se puede buscar por palabra clave y localización. ¿Te animas a intentarlo?

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies