Las aerolíneas de Oriente Medio perderán 4.800 millones de dólares en 2020

0

Atalayar.- La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) espera que la industria se recupere para 2024.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha anunciado este miércoles que las aerolíneas de Oriente Medio perderán 4.800 millones de dólares este año como consecuencia del impacto de la pandemia, y confió en que la industria se recupere para 2024. 

En un comunicado, la IATA apuntó que se espera que las aerolíneas de la región pierdan unos 4.800 millones de dólares a finales de este año y unos 37 dólares por pasajero este 2020. 

Asimismo, indicó que los ingresos de las aerolíneas se verán reducidos en un 56 %, mientras que el número de pasajeros disminuirá en un 54 %, si bien “se espera que la industria se recupere para 2024”. 

En la nota, la IATA pidió a los gobiernos de Oriente Medio que armonicen las medidas de seguridad y sanitarias basadas en biotecnología a medida que se van reanudando los vuelos, puesto que “la aplicación inconsistente” de estos protocolos, junto con las restricciones fronterizas, “están afectando a la industria en la región”.

“Quienes vuelan por primera vez desde que se levantaron las restricciones se enfrentan a una gran una variedad de medidas y procedimientos de bioseguridad, lo que está causando confusión entre los pasajeros y retrasando la recuperación”, indicó en la nota el vicepresidente de la IATA para Oriente Medio y el Norte de África Regional, Muhammad Ali Albakri.  Apuntó que las pruebas deben ser precisas, rápidas, rentables y llevadas a cabo antes del viaje. 

En este sentido, la IATA dijo que existe una gran disparidad de requisitos en los análisis de coronavirus entre los países de la zona, mientras que el coste de los test puede ser también “confusos para los pasajeros”, puesto que en algunos casos se tienen que someter a pruebas para embarcar y para aterrizar, un proceso que puede exceder los 150 dólares. 

“Como vemos en algunos países de la región, (las pruebas de COVID-19) tienen consecuencias no deseadas, causan más problemas de los que resuelven y lo más probable es que limiten la recuperación de la demanda de viajes aéreos “, dijo Albakri. 

En las últimas semanas, gran parte de los países de Oriente Medio han abierto sus fronteras y reanudado los vuelos hacia y desde sus países, aunque otros han vuelto a aplicar más restricciones de cara a la Fiesta del Sacrificio o Aíd al Adha, que los musulmanes celebran a finales de mes. 

 

Deja un comentario