spot_img
spot_img
8.3 C
Madrid
febrero, viernes 23, 2024

José Manuel Álvarez: La trayectoria de un emprendedor que conquistó los cielos

Una de las primeras "hazañas juveniles" del presidente del Grupo Emptyleg, fue fletar un B747-400 para Pescanova y traer el Concorde a Galicia por primera vez

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviación Digital, Sp.- Este artículo es un homenaje al protagonista del libro «Cleared for Take Off: The story of EMPTYLEG & PIVILEGE STYLE», entregado con motivo de la celebración de los aniversarios de Emptyleg Bróker y Privilege Style el pasado viernes, y donde se narra la inspiradora biografía del presidente del grupo Emptyleg, José Manuel Álvarez (Chema).

Su historia es un testimonio de cómo la visión emprendedora, combinada con una pasión inquebrantable por la aviación, puede transformar un sueño en una realidad tangible y exitosa, y como a través de sus páginas, se exploran los hitos que han marcado la trayectoria de Álvarez, desde sus humildes inicios hasta convertirse en un referente indiscutible en el sector aéreo.

LOS INICIOS: EL SUEÑO DE VOLAR

En un pequeño pueblo de Trives, entre el aroma de manzanas y el ronroneo de los tractores Barreiros, comenzó a forjarse el destino de José Manuel Álvarez (Chema). Su infancia estuvo marcada por la contemplación de aviones que atravesaban el cielo y que despertaron en él una curiosidad, que trascendería los límites de la tierra firme.

Mientras su padre combinaba la agricultura con el manejo de una empresa de transporte terrestre, Álvarez aprendía sobre la importancia de conectar distancias, no solo a través de caminos y carreteras montado en su mítica vespa, sino también surcando los cielos. Aquella lección sería la piedra angular en la construcción de su futuro imperio aéreo.

EL DESPERTAR DE UNA VOCACIÓN

La semilla de la pasión de Álvarez por la aviación germinó plenamente cuando, siendo aún un adolescente, visitó por primera vez un aeropuerto. La imagen de un avión despegando hacia Zúrich se grabó en su mente como un símbolo de eficiencia y velocidad, dos valores que más tarde definirían su carrera empresarial.

Bajo la tutela de Pepe Hidalgo, dueño de Globalia Corporación Empresarial S.A, Álvarez no solo absorbió los entresijos del negocio aéreo, sino que también fletó su primer avión, demostrando una precoz habilidad para los negocios y una ambición que no conocía fronteras.

Uno de los Boeing 757 que operaba la compañía, avión que Chema considera como uno de los mejores aviones del mundo

EL DESPEGUE DE UNA EMPRESA

A los 17 años, Álvarez ya era una figura conocida en las agencias de viajes y mostradores de aeropuertos. Su tenacidad lo llevó a establecer conexiones valiosas y a acumular un conocimiento que sería crucial para su siguiente paso: la creación de una empresa propia.

Con la visión clara y un equipo técnico que compartía su pasión y compromiso, Álvarez se embarcó en la aventura de revolucionar el mercado de vuelos privados. Su propuesta era simple pero audaz: ofrecer vuelos ‘empty leg‘, aprovechando los trayectos sin pasajeros para reducir costes y democratizar el acceso a la aviación privada.

Una de sus primeras «hazañas juveniles» fue fletar un B747-400 para Pescanova y traer el Concorde a Galicia por primera vez, marcando hitos en su carrera y en la historia aeronáutica de la región. Como dato curioso y debido a que era menor de edad, para formalizar los contratos tuvo que recurrir a su padre.

«Suele decirse que, si no sueñas, si no eres capaz de ver e imaginar algo, no puedes plantearte hacerlo realidad, y yo creo que es verdad.»

José Manuel Álvarez , presidente del Grupo Emptyleg

LA EXPANSIÓN DE UN IMPERIO

El impacto de la propuesta de Álvarez fue inmediato. Su empresa, Emptyleg Privilege, se convirtió en sinónimo de innovación y eficiencia, abriendo las puertas del lujo aéreo a un público más amplio. La clave del éxito radicaba en una gestión impecable y una atención al cliente que ponía el corazón en cada vuelo.

La expansión internacional no tardó en llegar, y con ella, el reconocimiento a la labor de Álvarez. Emptyleg Privilege no solo era ya un nombre establecido en Europa sino que comenzaba a ganar terreno en mercados emergentes, llevando la visión de su fundador a nuevos horizontes.

VOLANDO SIN LÍMITES

La historia de José Manuel Álvarez es más que una biografía; es un testimonio del poder de los sueños y la perseverancia.

Desde su humilde comienzo en Trives hasta convertirse en un referente en la aviación privada, Álvarez demostró que con pasión, perseverancia y sobre todo fe, se pueden alcanzar las estrellas.

«Siempre le digo a mi gente que tenga fe, en lo que quieran, en Dios, en Buda, en sí mismos o en sus madres, pero que tengan fe. Que confíen, que no tengan miedo a soñar y que trabajen por las cosas»

José Manuel Álvarez , presidente del Grupo Emptyleg

Su legado es el Grupo Emptyleg, dos empresas que no solo sobrevuelan cielos sino que también rompen barreras, haciendo que el vuelo sin límites, sea una realidad tangible para muchos.

«La moraleja de esta historia, es que la capacidad de trabajar duro y creer en uno mismo, es clave para el éxito. No debemos tener miedo de soñar y debemos esforzarnos por alcanzar nuestras metas. Es importante tener fe y confianza en nosotros mismos. Además, debemos recordar que el trabajo en equipo es fundamental, ya que juntos podemos lograr cosas increíbles. Agradezco a mi equipo por hacer posible estos 30 años y por ayudar a hacer realidad mi sueño de cambiar el mundo».

José Manuel Álvarez, Chema siempre #orgullosodemigente

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos