El PP se somete a las Eléctricas frente a la safety en Trabajos Aéreos

0

Madrid, SP.- Ayer ante la vorágine del Aniversario de las primeras elecciones democráticas, en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, se votaba por la tarde una PNL sobre señalización o balizamiento de obstáculos de más de 30 metros de altura, líneas eléctricas, etc… incluyendo el que no se “camuflen” con pinturas que impidan distinguir a las tripulaciones de los Trabajos Aéreos (actualmente hay innumerables pintadas en verde), dónde están dichos obstáculos, así como deducir por donde pasan las líneas eléctricas, con esas referencias como son las torres de electricidad.

La votación obtuvo 22 votos a favor de todos los grupos políticos, frente a 15 en contra en forma de abstención, del PP y Foro Asturias. Ni que decir tiene que había alguna propuesta original más restrictiva que la presentada por el PSOE finalmente, que no se presentó por cuestión de cupo por parte de Ciudadanos, que hablaba de obstáculos de menos metros de altura, y algunos otros detalles aún más “finos” con el fin de mejorar la seguridad operativa de estas operaciones de TTAA, entre los que se encuentran tanto vuelos de Instrucción, como HEMS, SAR o las aeronaves de LCI (Lucha Contra Incendios). Además la iniciativa estaba consensuada y asesorada por COPAC, una corporación de Derecho Público, adscrita al propio Ministerio de Fomento, lo que hace aún más inaudita la posición del partido en el Gobierno, que es quien maneja AESA. Podemos, por ejemplo, aunque tuvo el pequeño desliz de llamar “COPEC” al COPAC, sí habló del reciente estudio de temporalidad en TTAA del Colegio de Pilotos, y apoyó la PNL.

Pues bien, esa PNL presentada y aprobada por todos los grupos parlamentarios, contó con la “gloriosa” abstención del PP y Foro Asturias. El único motivo por el que según fuentes parlamentarias se pudo posicionar de semejante manera, podría estar relacionado evidentemente con el coste que podría tener la medida, y la repercusión que ello podría tener para las compañías eléctricas. Es decir por criterios económicos. Desde cualquier otro punto de vista el mantener torres de más de 30 metros con pinturas verdes que se camuflan con el terreno, haciendo más peligrosa la operación aérea y especialmente en la LCI, no tiene lógica alguna, salvo la de que no se esté sirviendo a los intereses de la safety en estas operaciones. No tiene explicación alguna. Dilatar era la idea del PP en la Comisión. Dilatar en lugar de mitigar, evidentemente en aviación supone mantener las amenazas que ya se han detectado.

Bien es cierto que la medida es de imposible implementación en todo el territorio nacional, por su coste, pero al menos, un paso en esta dirección se ha dado, un tardío paso dado que este tipo de obstáculos ya han segado la vida de demasiados pilotos en la serie histórica en España, para los que esta PNL llega tarde, pero llega.

La diputada de Ciudadanos Irene Rivera, piloto de helicóptero, es evidentemente una de las impulsoras y razonadoras de esta PNL, y es lo justo reconocérselo. Desgraciadamente en el caso del Grupo Popular, no ha existido, no ya el conocimiento suficiente y necesario, sino la mínima sensibilidad como al menos escuchar lo que esta voz experta señaló al respecto, demostrando una vez más que los intereses económicos se sobreponen a la safety en nuestro país. Rivera habló logicamente de “garantizar” la seguridad en su respuesta a la diputada Ferrer del PP. Habló de los problemas de los pilotos de helicóptero respecto a los cables eléctricos. Ciudadanos era partidario de todas las torres de más de 15 metros de altura. 2010-2015 29 fallecidos en TTAA. “Debe ser vinculante”, señaló Rivera, recordando que estamos en época de incendios.

Se retrataron y bien en este sentido en el día en el que la Democracia participativa cumplía años…

En este archivo del Congreso podemos ver la posición precisa que mantuvo cada formación política en el día de ayer 

161/001625

A la Mesa del Congreso de los Diputados

En nombre del Grupo Parlamentario Socialista tengo el honor de dirigirme a esa Mesa para, al amparo de lo establecido en el artículo 193 y siguientes del Reglamento del Congreso de los Diputados, presentar la siguiente Proposición no de Ley para mejorar la seguridad de las actividades relacionadas con trabajos aéreos, para su debate en la Comisión de Fomento.

Motivación

Los trabajos aéreos han experimentado un gran desarrollo en España en los últimos años. Las sociedades más avanzadas demandan cada vez más este tipo actividades debido a su enorme eficacia y su contribución al desarrollo y calidad de vida de los ciudadanos. Las Administraciones Públicas han incrementado paulatinamente la prestación de servicios relacionados con trabajos aéreos, principalmente en extinción de incendios (LCI), transporte sanitario (HEMS) y rescate y salvamento (SAR).

Si bien es cierto que en materia de seguridad aérea se han producido importantes avances durante las últimas décadas, en las actividades relacionadas con trabajos aéreos es donde se concentra el mayor índice de siniestralidad: entre 2010 y 2015 se produjeron 58 accidentes e incidentes graves, con el resultado de 29 muertos y 25 heridos.

El importante desarrollo del sector relacionado con las actividades de trabajos aéreos no ha ido en paralelo a la mejora de las condiciones profesionales de los pilotos ni a las medidas de seguridad operacionales que deben garantizar la correcta prestación de unos servicios que exigen una alta especialización y entrenamiento continuo.

Entre las actividades de trabajos aéreos, es la lucha contra incendios quien soporta una mayor siniestralidad. El principal riesgo para los profesionales que intervienen en este tipo de operaciones proviene de los cables de las líneas de alta tensión, difíciles de identificar, bien por la distancia del tendido entre las torres, bien por su altura, bien porque las torres se encuentran escondidas entre la masa forestal o pintadas de camuflaje para evitar el impacto visual. Adicionalmente, esta circunstancia resta eficacia y efectividad a las labores de extinción. Por ello es necesario adoptar medidas que refuercen específicamente la seguridad en estas operaciones.

Por todo ello, el Grupo Parlamentario Socialista formula la siguiente

Proposición no de Ley

“El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a exigir la señalización o balizamiento de los obstáculos de más de 30 metros de altura, así como de los cables de líneas eléctricas y el empleo de pinturas que ayuden a la visualización de las torres de alta tensión, que crucen valles y zonas de alto tráfico o situados en zonas de posible trabajo de mantenimiento forestal o extinción de incendios y en zonas de especial valor medioambiental, y que puedan poner en riesgo la seguridad en operaciones de trabajos aéreos.”

Palacio del Congreso de los Diputados, 14 de marzo de 2017.-César Joaquín Ramos Esteban y Manuel Gabriel González Ramos, Diputados.-Miguel Ángel Heredia Díaz, Portavoz del Grupo Parlamentario Socialista.

Deja un comentario