29.1 C
Madrid
mayo, lunes 27, 2024

Los riesgos de tener solo un piloto en cabina

La colaboración y la coordinación efectiva entre los pilotos son fundamentales para operar de manera segura y eficiente

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Alba Sanz/Aviación Digital, Sp.- Los pilotos siguen mostrando su preocupación por los planes de los fabricantes de aviones, respaldados por la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), para certificar aviones con solo un piloto en la cabina durante la fase de crucero de un vuelo. Argumentan que esta medida podría llevar a situaciones de emergencia peligrosas y colisiones fatales debido a la falta de tripulación en la cabina.

Tanto es así que los fabricantes de aeronaves están haciendo esfuerzos para que el concepto de Operaciones de Tripulación Reducida sea aceptado y regulado a nivel mundial, incluyendo Europa, para el año 2027. En respuesta, los representantes de pilotos de líneas aéreas de todo el mundo se han unido en una alianza para oponerse a estos riesgos inaceptables en la aviación.

Los pilotos señalan que los vuelos de largo radio, que a menudo ocurren sobre el océano y durante la noche, también están expuestos a riesgos y sucesos anormales. Los desafíos únicos de estos entornos de vuelo requieren la presencia de al menos dos pilotos en la cabina en todo momento.

Así, en la Conferencia Anual de la Federación Internacional de Asociaciones de Pilotos de Líneas Aéreas (IFALPA), los pilotos llegaron a la conclusión unánime de que esta medida representa una apuesta inaceptable con la seguridad.

Peligros asociados a tener solo un piloto

Los seres humanos, como personas, no son maquinas perfectas y puede pasar que cometan errores. En el supuesto caso de que solo haya un piloto en la cabina, pueden ocurrir escenarios que, aunque sean poco probables, no quiere decir que no puedan suceder.

La importancia de contar con dos pilotos puede prevenir situaciones de riesgo propiciadas por condiciones como la fatiga del propio piloto. En este sentido, la fatiga es un problema común entre los pilotos, especialmente en vuelos de larga duración. Tener solo un piloto en la cabina aumenta el riesgo de fatiga, lo que puede afectar negativamente la atención, la toma de decisiones y los tiempos de reacción.

Asimismo, durante un vuelo, pueden surgir emergencias inesperadas, como problemas mecánicos, mal tiempo o situaciones de tráfico aéreo intenso. Si solo hay un piloto en la cabina, la carga de trabajo puede ser abrumadora y dificultar la capacidad de hacer frente adecuadamente a estas situaciones.

Además, los seres humanos son propensos a cometer errores. Tener a dos pilotos en la cabina permite una supervisión mutua y una verificación cruzada de las acciones y decisiones del otro, lo que puede ayudar a prevenir o corregir errores antes de que se conviertan en problemas graves.

Por esta razón, la colaboración y la coordinación efectiva entre los pilotos son fundamentales para operar de manera segura y eficiente. Por lo que tener solo un piloto en la cabina puede dificultar la comunicación y la cooperación necesarias para abordar situaciones complejas o inusuales.

En caso de que el piloto activo se enferme repentinamente o tenga algún problema médico durante el vuelo, tener un segundo piloto en la cabina puede garantizar que el avión continúe siendo operado de manera segura y se tomen las medidas necesarias.

En resumen, contar con al menos dos pilotos en la cabina proporciona una capa adicional de seguridad al permitir la colaboración, la supervisión mutua y la capacidad de hacer frente a situaciones de emergencia de manera más efectiva. Tener solo un piloto en la cabina aumenta el riesgo de errores, fatiga y dificulta la capacidad de hacer frente a situaciones imprevistas de manera adecuada.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos