20.6 C
Madrid
junio, jueves 13, 2024

Rusia acuerda desarrollar la aviación en África

Rusia y países como Etiopía y Tanzania han conseguido alcanzar acuerdos que tienen como objetivo mejorar los servicios del transporte aéreo e impulsar y garantizar los estándares de seguridad de los vuelos

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Alba Sanz/Aviación Digital, Sp.- África mira hacia Rusia como uno de sus principales aliados tanto militares como comerciales, incluyendo en el ámbito comercial el sector de la aviación. Hace tan solo una semana, 49 delegaciones de países africanos viajaban hasta San Petesburgo para celebrar la cumbre Rusia-África en un movimiento diplomático que conseguía alejarse de la doctrina impulsada por Europa de aislamiento hacia Rusia como respuesta a la invasión llevada a cabo hace ya más de un año sobre Ucrania.

Durante el acto de clausura de la Cumbre, el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció nuevos contratos de «cooperación técnico-militar» a través de los cuales se suministrarán a 49 países africanos «una amplia nomenclatura de armas y equipo de defensa» en un momento clave para el continente después de que Níger haya protagonizado un enésimo golpe de Estado militar que podría desembocar en una guerra en África occidental.

Además de la cooperación militar, Rusia se ha comprometido a desarrollar la aviación en el continente africano a través de la firma de nuevos acuerdos de servicios aéreos. De hecho, países como Etiopía ya han firmado un acuerdo para desarrollar una línea de transporte aéreos que conecte al país etíope con Rusia coincidiendo, además, con la reciente graduación de un total de 1.551 profesionales de la aviación en las profesiones de formación de pilotos, mantenimiento de aviación, tripulación de cabina, comercial y operaciones hoteleras en la Universidad de Aviación de Etiopía.

Nuevo acuerdo de aviación entre Rusia y Etiopía

Anteriormente, Moscú y Addis Abeba tenían un acuerdo de comunicación aérea datado el 26 de marzo de 1977, el cual se rescindirá para establecer uno nuevo que tiene como propósito establecer servicios de transporte aéreo «eficientes y regulares» entre Rusia y Etiopía, con el fin de «fomentar el comercio y el desarrollo económico mutuo».

Además, este acuerdo incluye medidas como la promulgación de leyes relacionadas con las aerolíneas nacionales, el reconocimiento de certificados de aeronavegabilidad y la cooperación para asegurar que las normas de seguridad de vuelo cumplan con los estándares establecidos por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). De hecho, hace tan solo cuatro años, Etiopía fue protagonista de una tragedia aérea después de que en un vuelo internacional regular de Ethiopian Airlines entre Etiopía y Kenya a través de un Boeing 737 Max 8 se estrellase poco después del despegue ocasionando la muerte de 157 personas.

En cuanto a las conexiones aéreas entre Rusia y Etiopía, Ethiopian Airlines actualmente ofrece un servicio regular de vuelos entre ambos países. Esta aerolínea realiza cuatro vuelos cada semana sin escalas desde el Aeropuerto Internacional Bole en Addis Abeba (ADD) hacia el Aeropuerto de Moscú Domodedovo (DME), utilizando la aeronave Boeing 787 Dreamliner. Sin embargo, no hay aerolíneas rusas que operen vuelos en esta misma ruta entre Etiopía y Rusia.

Acuerdo Bilateral de Servicios Aéreos entre Rusia y Tanzania

Además de Etiopía, Tanzania ha sido otro de los países africanos que ha querido protagonizar nuevos acuerdos de cooperación con Rusia con el propósito de mejorar su colaboración en la industria de la aviación y revitalizar las operaciones de transporte aéreo en el período posterior a la pandemia de COVID-19. Después de celebrarse una reunión en Moscú, los gobiernos de Rusia y Tanzania han trabajado en la elaboración de un nuevo Acuerdo Bilateral de Servicios Aéreos (BASA).

Este nuevo acuerdo tiene como objetivo establecer las condiciones y términos para las operaciones de vuelo entre ambos países ya que concluyeron que los acuerdos anteriores se vieron gravemente afectados por los impactos de la pandemia de COVID-19 en la industria de la aviación.

Así, la Autoridad de Aviación Civil de Tanzania (TCAA) comunicó que los nuevos acuerdos establecidos otorgarán a las aerolíneas designadas de Tanzania el derecho de acceso a tres destinos en Rusia: Moscú, San Petersburgo y Ekaterimburgo. Esta mejora es significativa en comparación con el BASA anterior, que solo permitía el acceso a la capital rusa.

De manera similar, las aerolíneas rusas designadas también tendrán acceso a tres puntos de entrada en Tanzania: Dar es Salaam (DAR), Zanzíbar (ZNZ) y Kilimanjaro (JRO), lo que permite ampliar las opciones para las compañías aéreas de ambos países así como las posibilidades de viajes de sus pasajeros.

Junto a esto, durante las negociaciones, se discutió la posibilidad de compartir códigos, lo que implica que las aerolíneas podrían cooperar más estrechamente al vender asientos en los vuelos operados por sus contrapartes.

Asimismo, las negociaciones entre Rusia y Tanzania abordaron la utilización de los derechos de tráfico de quinta libertad – que permite a las aerolíneas de un país volar desde su país de origen hacia un tercer país, realizando una parada en un segundo país para recoger pasajeros o carga – además de otros aspectos relacionados con la operación de vuelos entre ambos países. Aunque hubo diferencias iniciales en cuanto a los requisitos de tarifas, las partes llegaron a un acuerdo y firmaron un Memorando de Entendimiento como paso previo a la firma final del acuerdo bilateral de servicios aéreos.

¿Por qué África continúa tendiendo la mano a Rusia?

El pasado colonialista que ha caracterizado la historia del continente africano durante siglos es una de las principales claves de por qué en África existe un fuerte sentimiento anticolonialista hacia las potencias europeas. De hecho, el golpe de Estado en Níger viene derivado del rechazo hacia la presencia francesa en el país nigerino así como a la sistemática demanda por parte de los golpistas que exige a los militares franceses abandonar el país. Sin embargo, esto no ocurre con Rusia ya que, al no tener un pasado colonial en el continente, le permite crear relaciones diplomáticas desde un origen y una perspectiva diferente de «mutuo crecimiento».

De hecho, los vínculos establecidos durante la Guerra Fría le permite influir en su relación actual, adoptando, tanto por parte de los países africanos como por parte de Rusia, un enfoque más pragmático. Rusia tiende a aumentar su presencia cuando las relaciones entre los gobiernos africanos y sus socios internacionales, especialmente Occidente, se deterioran, algo que ya está ocurriendo.

La votación en la Asamblea General de la ONU para condenar la invasión de Rusia sobre Ucrania demostró que no eran pocos los países africanos que decidieron no condenarla, lo que evidencia que África no pretende romper ningún tipo de relación con Rusia.

Por otro lado, en cuanto a las ambiciones que Rusia pretende abordar manteniendo relaciones con el continente tienen que ver con la creación de un sistema internacional «post liberal» en África, que desafíe las reglas democráticas y promueva su propio liderazgo. Además, la imposición de sanciones económicas por parte de la UE y Estados Unidos lleva a Rusia a demostrar que, con este tipo de relaciones, el país ruso no está aislado internacionalmente.

En cuanto al desarrollo de la aviación, Rusia busca establecer y proteger mercados para sus productos, además de mantener presencia en instituciones económicas globales para las transacciones económicas de Rusia, algo esencial para el país.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos