5.8 C
Madrid
febrero, miércoles 1, 2023

El impacto con un pájaro pudo contribuir a la causa del accidente mortal del 737 MAX de Ethiopian Airlines

Un nuevo informe publicado por la NTSB afirma que el accidente mortal se produjo debido a la separación de la veleta del sensor AOA tras el choque con un pájaro

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Alba Sanz/Aviacióndigital, Sp.- La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (NTSB, por sus siglas en inglés), ha desvelado nueva información sobre qué pudo causar el accidente del Boeing 737 MAX 8 de la aerolínea Ethiopian Airlines que acabó con la vida de 157 personas.

De acuerdo con la Junta, un choque con un pájaro habría sido la causa que habría generado el accidente, alejándose, de esta forma, de las conclusiones emitidas desde la aerolínea etíope. Tal y como publican, «el accidente fue causado por la separación del dispositivo que recoge la señal del indicador del ángulo de ataque, el sensor AOA, debido al impacto con un objeto extraño, que muy probablemente era un pájaro».

De esta forma, el nuevo informe se desvía en múltiples partes de las conclusiones extraídas por la Oficina de Investigación de Accidentes Aéreos de Etiopía (EAIB), que publicó sus hallazgos en diciembre, sin solicitar la opinión de la NTSB.

Entre sus conclusiones la EAIB recalcaba que el accidente se produjo debido a un «fallo eléctrico», lo que causó la inclinación hacia arriba del morro del Boeing 737 MAX 8.

Sin embargo, el nuevo informe de la NTSB dicta que «según el informe final de la EAIB, los problemas eléctricos que existían desde el momento de la producción del avión del accidente provocaron el fallo del calentador izquierdo del sensor de ángulo de ataque, lo que hizo que el sensor de AOA proporcionara valores erróneos que provocaron que el MCAS inclinara el morro del avión hacia abajo».

Señalan, además, que «no encontraron pruebas que apoyen la línea de pensamiento del problema eléctrico. La agencia no discute que el ángulo de ataque del avión se inclinara hacia arriba, lo que provocó el fallo del tan publicitado Sistema de Aumento de las Características de Maniobra, comúnmente conocido como MCAS (Maneuvering Characteristics Augmentation System)» pero alegan que la principal causa fue la separación de la veleta del sensor AOA.

La NTSB también rebate las afirmaciones de la EAIB, que culpan del accidente a la inadecuada documentación MCAS que se dio para las tripulaciones de vuelo, indicando que «Boeing había proporcionado la información a todos los operadores de 737 MAX cuatro meses antes del accidente de Ethiopian Airlines».

El accidente de Ethiopian Airlines se produjo menos de seis meses después de que otro avión Boeing 737 MAX 8 de la aerolínea Lion Air se estrellara en el mar de Java 13 minutos después del despegue, matando a las 189 personas a bordo. El accidente de este vuelo empezó a suscitar dudas entre los pilotos sobre el sistema MCAS, que en un principio se diseñó para poder corregir automáticamente el ángulo de ataque excesivamente pronunciado de un avión.

A finales de septiembre, Boeing declaró que pagaría a las familias de las víctimas de ambos accidentes más de 200 millones de dólares, en un intento de zanjar las reclamaciones legales que culpaban a la empresa aeronáutica de anteponer «los beneficios a las personas».

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies