spot_img
spot_img
15.8 C
Madrid
abril, sábado 20, 2024

Sánchez levanta el veto y cede el control aéreo del Sáhara a Marruecos

Esta circunstancia genera disputas legales, dado que, si bien España es reconocida como la autoridad administrativa, no ostenta la propiedad del espacio aéreo saharaui conforme al marco legal internacional.

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Claudia Celestes/Aviación Digital, Sp.- El reciente viaje de Pedro Sánchez a Marruecos ha traído consigo una serie de compromisos y controversias en las relaciones entre ambos países. La reanudación de las aduanas en Ceuta y Melilla, cerradas desde 2018, sigue siendo una cuestión pendiente, con obstáculos técnicos del lado marroquí. Sin embargo, España ha desbloqueado el traspaso de la gestión del espacio aéreo del Sáhara a Marruecos, una medida que ha generado debate y preocupación.

Según informaciones de Elconfidencial, el traspaso de la gestión del espacio aéreo del Sáhara Occidental ha sido condicionado por Mohamed VI para reabrir las aduanas en Ceuta y Melilla. Esta condición ha sido aceptada por el gobierno español como parte de las negociaciones diplomáticas entre ambos países. Aunque la embajadora de Marruecos en España ha expresado el compromiso de su país para abrir las aduanas próximamente, aún quedan cuestiones por resolver.

Cambios de postura y tensiones políticas

Este desbloqueo por parte de Pedro Sánchez marca un cambio de postura respecto a un pacto alcanzado anteriormente con Mohamed VI en febrero del año pasado. La decisión de frenar el traspaso de la gestión del espacio aéreo del Sáhara a Marruecos durante el pasado verano provocó un aumento de la presión por parte de Rabat sobre Ceuta y Melilla.

Sin embargo, ahora se retoma esta medida como parte de la política de cesiones del Gobierno de Sánchez, a pesar de que el Gobierno alauita es el principal sospechoso del espionaje a los móviles de varios miembros del Gobierno español a través del programa «Pegasus» y ser el país origen desde donde proviene el mayor tráfico de drogas con destino a España y Europa.

Gestión actual y controversias legales

El espacio aéreo del Sáhara ha sido gestionado desde las Islas Canarias por España, de acuerdo con las regulaciones de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) de la ONU. A pesar de ello, Marruecos ha utilizado este espacio de manera ilícita en los últimos años, incluso con el uso de drones. Esta situación plantea controversias legales, ya que España es considerada la potencia administradora, pero no propietaria del espacio aéreo saharaui según la legalidad internacional.

Años atrás, Aviación Digital ya abordó este tema dada su importancia y las implicaciones que conlleva. La preocupación por la seguridad operativa y la protección de los intereses nacionales en el espacio aéreo del Sahara Occidental ha sido objeto de análisis y debate en el ámbito de la aviación y las relaciones internacionales.

Fue el 12 de octubre de 2015, cuando se dio a conocer una información alarmante que contravenía las resoluciones de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y resaltaba la ocupación del espacio aéreo español por parte de Marruecos en el Sahara Occidental.

Según la OACI, el Reino de España tiene asignado en su espacio aéreo la región del Sahara Occidental, conocida como FIR/UIR Canarias. Esta designación incluye los aeródromos de El Aaiún y Villa Cisneros, bajo la denominación de «Western Sahara», sin implicar ninguna afirmación territorial. A pesar de esta asignación, sorprendentemente, la información sobre esta zona no aparece en la publicación oficial AIP España, sino en el AIP Marruecos, lo cual representa un peligro operativo para los vuelos que transitan por la región, según advierten los expertos.

Ante esta situación, las senadoras canarias, Mar Julios (CC) y Melissa Armas (AHI) interpelaron al Gobierno sobre la resolución de este conflicto político y la celebración de una reunión entre España, Marruecos y la OACI para abordar esta peligrosa distorsión operativa. Según los expertos, esta «distorsión» hacía que fuera imposible garantizar la seguridad operativa por parte del Centro de Control de Canarias (ACC Canarias ) de ENAIRE, lo que ponía en riesgo los vuelos que operaban en la zona.

A pesar de las dificultades, España ha continuado ejerciendo el control del tráfico aéreo sobre la zona a través del ACC Canarias. Sin embargo, persisten problemas como la falta de comunicación directa entre el ACC Canarias y las torres de control en la región, así como la ausencia de acuerdos formales entre estas entidades.

Asimismo, se han registrado varias incidencias operativas que afectan la seguridad de las operaciones aéreas en la zona, especialmente en lo que respecta a la coordinación de arribadas y despegues en los aeródromos mencionados, la falta de información precisa en el AIP España sobre las zonas restringidas establecidas por Marruecos, la inexistencia de comunicación directa entre el ACC Canarias y las torres de control, o la falta de garantías en el servicio de búsqueda y rescate (SAR).

Geopolítica y obligaciones internacionales

Esta situación no solo plantea preocupaciones operativas, sino también cuestiones geopolíticas y de cumplimiento de obligaciones internacionales. España tiene la responsabilidad de garantizar la seguridad de las operaciones aéreas en el espacio asignado por la OACI, independientemente de consideraciones políticas. Además, la cuestión del Sahara Occidental requiere una solución justa y definitiva por parte del Consejo de Naciones Unidas, teniendo en cuenta la deuda histórica de España con este territorio.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

4 COMENTARIOS

  1. Artículo estupido ,Marruecos no necesita permiso desde canarias para operar sus drones o aviones…lo demás son tonterías…España sigue ocupando el espacio del sahara OCCIDENTAL marroquí,claro eso lo llamáis «administración jajaja juego de palabras.

    • Lo único inadmisible en este artículo es que se incluyan insultos en los comentarios. Son inecesarios para mostrar una opinión diferente y esa falta de respeto debería suponer que el administrador elimine el comentario.

  2. Sobre el tema tratado… España no es quien para negociar el «traspaso» de ese espacio aéreo ya que no tiene su soberanía. Cualquier paso en ese sentido sin la participación y visto buenp de los organismos internacionales haría incurtir a nuestro pais en una ilegalidad internacional.
    Por otra parte tampoco Marruecos detenta la soberanía del Sahara Occidental. Se trata de una ocupación «de facto» y esta sujeta según la ONU a la celebración de un referendum de autodeterminación. Es un problema enquistado por la negativa de Marruecos a aceptar que solo voten los saharauis. Desde hace decenas de años Marruecos ha «propiciado» la emigración de población de su pais a estos territorios para manipular la balanza a su favor. Todo con el beneplácito de EE.UU. que se lleva el 90% de los fosfatos de Bucraa pata sus capos de cultivo.

  3. Por último es bastante común en el mundo que la gestión del espacio aéreo superior de un pais se lleve desde otro mediante acuerdos internacionales. El problema aquí es quien es el interlocutor válido y legal del Sahara Occidental.
    Durante años me tocó esa gestión como CTA en el ACC Canarias. Hablo de primera mano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos