9.4 C
Madrid
diciembre, miércoles 7, 2022

USO denuncia las altas temperaturas a las que están sometidas las tripulaciones de CANAIR

El sindicato recrimina a la empresa CANARIAS AIRLINE, no aplicar las medidas necesarias para evitar el aumento de la temperatura interior que sufre la aeronave, y no seguir las recomendaciones del fabricante

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

USO, Np. – Todos sabemos que las condiciones climáticas pueden afectar significativamente a las distintas actividades que realiza el ser humano, pero en concreto el permanecer en el interior de un avión, con altas temperaturas, cuando la mezcla del pasaje, la tripulación y la carga hace que el aire aun sea más denso, coincidiendo, además, con un año en el que hemos sufrido el azote de varias olas de calor extremo, puede convertir esta experiencia, en todo un infierno.

La Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social ha estado inmersa en una campaña de prevención de accidentes laborales a consecuencia de las altas temperaturas registradas, no solo en las épocas estivales, en las que en general han sido muy extremas, sino también durante todo el año y en regiones como el archipiélago canario, donde se han sucedido continuos episodios de temperaturas altas y calima, y  en donde CANAIR, empresa dedicada a la actividad del transporte aéreo de pasajeros, tiene sus tres bases: Tenerife Norte, Sur y Las Palmas de Gran Canaria.

Sin embargo, el Buzón de la Inspección no parece haber atendido con la prioridad requerida, la denuncia por exposición a las altas temperaturas que se realizó a 31 de mayo, contra la empresa CANARIAS AIRLINES, y de la que aún no se ha obtenido respuesta, respecto a la ausencia de confort de pasajeros y de la tripulación a bordo, mientras la aeronave permanece en tierra, llegándose a alcanzar en algunos aeropuertos, temperaturas superiores a los 30ºC.

Esta situación podría haberse subsanado si se hubiera procedido tal y como el propio fabricante de la aeronave A.T.R 72, recomienda. Simplemente, enfriando la cabina antes del embarque de los pasajeros y con el uso de una unidad de acondicionamiento en tierra: “En cuanto la OAT supere los 22 °C y la aeronave haya permanecido expuesta al sol directo, se hace necesario el preacondicionamiento para la comodidad de los pasajeros, antes del embarque.”

Por todo ello, resulta sorprendente que a pesar de la campaña puesta en marcha para combatir los riesgos de los golpes de calor de los trabajadores, no se hallan garantizado las condiciones laborales dignas de los miembros de las tripulaciones de la empresa CANAIR, cuando al iniciar su jornada se encuentran las aeronaves cerradas y sin ventilación, y que a lo largo del trascurso de su actividad, no se pueda evitar el aumento de temperatura interior que sufre la aeronave durante las escalas, y que afecta a pasajeros y profesionales de la aviación.

CANAIR se ha limitado a adoptar una serie de «medidas insuficientes y ridículas», como aportar parasoles, que de ninguna manera sirven para mitigar las condiciones internas en la cabina de los aviones

De nada han servido las peticiones de USO para asegurar el cumplimiento de la normativa relativa a la prevención de riesgos y accidentes vinculados a las altas temperaturas, y a las medidas preventivas que deberían aplicarse. Especialmente en una situación que no solo es perjudicial para el pasajero en cuanto a la ausencia de confort y de unas condiciones mínimas saludables a las que tiene derecho, sino que pone en riesgo de sufrir desmayos o sincopes a las personas que están trabajando, y llevando a cabo el ejercicio de sus funciones en el interior del avión.

USO-CANARIAS denuncia que, ante la reclamación planteada, la compañía se ha limitado a adoptar una serie de medidas insuficientes y ridículas, como aportar parasoles, que de ninguna manera sirven para mitigar las condiciones internas en la cabina de los aviones, y que no contemplan las recomendaciones específicas del propio fabricante ATR, en cuanto a la conexión exterior de una unidad de aire acondicionado.  Esto ha propiciado que los trabajadores (pilotos y tripulantes de cabina) hayan tenido que seguir soportar elevadas temperaturas durante los procesos de embarque, desembarque y espera en tierra, haciendo así, caso omiso a los escritos presentados por el sindicato.

UN estudio señala que «los actos inseguros y los errores humanos que provocan accidentes, se incrementan a partir de los 28ºC».

En cuanto a AESA, tampoco ha movido ficha para implicarse de alguna manera en una situación en la que existen estudios sobre estrés térmico por calor en el trabajo, y en los cuales se afirma, que el calor extremo produce una reducción de la capacidad de trabajo hasta tal punto, que la productividad laboral se reduce aproximadamente un 30 %.

Y no solo eso, además de la reducción del trabajo por calor extremo, el mismo estudio señala que los actos inseguros y los errores humanos que provocan accidentes se incrementan a partir de los 28º C. Es lo que comúnmente se conoce como estrés térmico por calor en el trabajo, y que instituciones abanderadas y que llevan a gala el velar por la safety”, debieran tener más en cuenta.

USO reclama que se cumpla con la legislación vigente y se adopten las medidas necesarias para no poner en riesgo la seguridad y salud de los trabajadores.

Tras la evidencia del sometimiento, tanto de pilotos como tripulantes de cabina de pasajeros, a estrés térmico durante los procesos de embarque, espera en tierra y desembarque, en los que no se hace uso de una unidad exterior de aire acondicionado, y las medidas preventivas son insuficientes, e incluso provocan estrés al aumentar la carga de trabajo en las tripulantes de cabina, USO reclama de manera inmediata, que se cumpla con la legislación vigente y se adopten las medidas necesarias para prevenir que las condiciones ambientales del lugar de trabajo de los pilotos y tripulantes de cabina de pasajeros (ATR 72), no suponga un riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores.

Ya que se tiene muy en cuenta estas advertencias en colectivos especialmente vulnerables y que realizan labores a la intemperie, o en lugares cerrados y sometidos a altas temperaturas como cocinas, pónganse en el lugar de las tripulaciones afectadas, especialmente de aquellas que sintieron que trabajaban en el interior de un horno.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies