29.4 C
Madrid
julio, lunes 15, 2024

Gala Azul para la clausura de la Vuelta Aérea a España en el RACE con apoyo de ENAIRE y AESA

Con el Comandante Alberto Díaz de la Quintana a la cabeza, y el apoyo incondicional de ENAIRE, AESA y el RACE, podemos estar seguros de que la tradición continuará y que cada año será aún más espectacular que el anterior.

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Claudia C. / Aviación Digital, Sp.- Los cielos de Madrid se tiñeron de un azul RACE sereno este pasado sábado, en una noche especial que quedará grabada en la memoria de todos los asistentes y apasionados de la aviación, y donde se celebró la clausura de la 50ª Vuelta Aérea a España y el XXXIII Trofeo de Su Majestad el Rey.

El evento reunió a pilotos, aficionados y distinguidas personalidades representantes del sector aeronáutico en las magníficas instalaciones del Real Aeroclub de España (RACE), situadas en el aeródromo de Cuatro Vientos, bajo la atenta mirada de Jesús Muela, presidente del RACE.

La atmósfera, impregnada de entusiasmo y compañerismo, reflejó el espíritu de aventura y la pasión por volar que define a esta comunidad. Las instalaciones del RACE, decoradas en tonos azules, creando un entorno mágico y acogedor para celebrar los logros de los pilotos y equipos que participaron en la competición.

Yuri y Alicia Ortí: Triunfadores una vez más

Yuri y Alicia Ortí, como ya es costumbre, se alzaron con el primer puesto. La pareja reconocida por su habilidad y destreza en el aire, y que ha dominado la competición en los últimos años, recibió su premio entre aplausos y ovaciones, con la misma modestia y alegría que los caracteriza.

La segunda y reñida posición fue para la tripulación EC- IVI
Fiore Ambrogio y Sergio Ambrogio
. Una tercera posición recayó en la tripulación de la EC- JFY formada por Carlos Eugui y Fidel Platero y Juan Manuel Marín del Aeroclub de NavarraEl cuarto puesto para los pilotos de la EC- XIM formada por Cristina Robles y Miquel Nadal del Aeroclub de Sabadell. Y la quinta posición fue para la tripulación de la EC-ZSC Carlos Benito y Raúl Prats del Club deportivo ANR.

El toque del Comandante Alberto Díaz de la Quintana

La velada no hubiera sido posible sin la impecable organización de nuestro querido Comandante Alberto Díaz de la Quintana. Su dedicación y pasión por la aviación se reflejaron en cada detalle de la cena de clausura. Desde la decoración en tonos azules que evocaba la inmensidad del cielo, hasta la atmósfera espectacular que envolvía a los asistentes, todo estuvo pensado para que fuera una noche inolvidable. Fue un verdadero anfitrión, asegurándose de que cada invitado se sintiera especial y parte de esta gran familia aeronáutica.

Además, la cena contó con la presencia de numerosas personalidades del mundo de la aviación. Representantes de ENAIRE y AESA, así como participantes y aficionados, se unieron en esta celebración única. Uno de los momentos más emotivos de la noche fue el dedicado a Enrique Maurer, director general de ENAIRE, por su reciente condecoración con la Gran Cruz al Mérito Aeronáutico. Maurer, visiblemente emocionado, agradeció el reconocimiento y subrayó la importancia de seguir innovando y mejorando la seguridad aérea.

Laureano, el piloto más longevo del mundo, estrella de la noche

Pero sin duda, el momento más conmovedor de la velada fue la celebración del centenario de Laureano, el piloto más longevo del mundo, que cumplió 100 años ese mismo día. Laureano, con su sonrisa perenne y su espíritu indomable, recibió una ovación de pie de todos los presentes. Su presencia fue un recordatorio de la rica historia y las tradiciones que sostienen la aviación.

El Ejército del Aire y del Espacio también estuvo presente, sumando un toque de solemnidad y grandeza a la gala. La disciplina que caracteriza a nuestros militares se mezcló con la camaradería y el entusiasmo de los pilotos civiles, creando una sinergia única que sólo el mundo de la aviación puede ofrecer.

La Vuelta Aérea a España: Historia y tradición

La Vuelta Aérea a España es más que una competición; es una tradición que celebra el espíritu de aventura y la pasión por el vuelo. A lo largo de sus 50 ediciones, ha visto pasar a innumerables pilotos que, con valentía y destreza, han surcado los cielos de nuestro país. Este año no fue la excepción, y cada etapa de la vuelta estuvo cargada de aventura y desafíos.

Gracias además, a ENAIRE, AESA y al apoyo incondicional del RACE, que son pilares fundamentales de la aviación en España, y jugaron un papel crucial en el desarrollo de esta edición. Su compromiso con la seguridad y la eficiencia en el espacio aéreo español son invaluables.

Eventos como este nos recuerdan la importancia de celebrar nuestros logros y de mirar hacia el futuro con optimismo y determinación. Mientras despedimos esta edición de la vuelta aérea, ya estamos ansiosos por la próxima, sabiendo que nos espera otra increíble aventura en los cielos de España. Porque al final del día, más allá de los trofeos y los títulos, lo que realmente importa es el sentimiento que une a todos los participantes y la amistad que se forja entre aquellos que comparten esta pasión inigualable.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos