La mejora de la demanda de pasajeros continúa en julio

0
Young man with his luggage and backpack using smartphone while waiting for airline flight in the international airport terminal, travelling and online check in concepts.

IATA.- La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) anunció que la demanda de pasajeros en julio (medida en kilómetros de pasajeros de ingresos o RPKs), continuó en niveles críticamente bajos – 79,8% por debajo de los niveles de julio de 2019. Esto fue algo mejor que el 86,6% de disminución interanual registrado en junio, impulsado principalmente por los mercados nacionales, en particular Rusia y China.

La reapertura del mercado en el área de Schengen ayudó a impulsar la demanda internacional en Europa, pero otros mercados internacionales mostraron pocos cambios a partir de junio. La capacidad se situó un 70,1% por debajo de los niveles de 2019 y el factor de carga se desplomó hasta un mínimo histórico para julio, en un 57,9%.

La crisis de la demanda continuó con poco respiro en julio. Con esencialmente cuatro de cada cinco viajeros aéreos que se quedan en casa, la industria sigue estando en gran medida paralizada. La reapertura y posterior cierre de las fronteras por parte de los gobiernos o la eliminación y posterior reimposición de cuarentenas no da confianza a muchos consumidores para hacer planes de viaje, ni a las aerolíneas para reconstruir sus horarios“, dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA.

Mercados internacionales de pasajeros

La demanda de pasajeros internacionales en julio se desplomó un 91,9% en comparación con julio de 2019, lo que supone una ligera mejora con respecto al descenso del 96,8% registrado en junio. La capacidad se desplomó en un 85,2%, y el factor de carga se hundió 38,9 puntos porcentuales hasta el 46,4%.

La demanda de las aerolíneas europeas en julio se derrumbó un 87,1% en comparación con el año pasado, lo que supone una mejora con respecto a la caída del 96,7% registrada en junio, de un año a otro, que refleja la relajación de las restricciones de viaje en el Espacio Schengen. La capacidad se redujo en un 79,2% y el factor de carga cayó en 33,8 puntos porcentuales hasta el 55,1%.

El tráfico de julio de las aerolíneas de Asia y el Pacífico se redujo en un 96,5% en comparación con el período del año anterior, prácticamente sin cambios desde la caída del 97,1% en junio, y la mayor contracción entre las regiones. La capacidad cayó un 91,7% y el factor de carga se redujo 47,3 puntos porcentuales hasta el 35,3%.

Las aerolíneas de Oriente Medio registraron una disminución del tráfico del 93,3% en julio, en comparación con una caída de la demanda del 96,1% en junio. La capacidad se redujo en un 85,6%, y el factor de carga se hundió 43,4 puntos porcentuales hasta el 38,0%.

Las aerolíneas norteamericanas vieron un descenso del tráfico del 94,5% en julio, un ligero repunte en comparación con el descenso del 97,1% de junio. La capacidad cayó un 86,1%, y el factor de carga se redujo 53,0 puntos porcentuales hasta el 35,0%, el segundo más bajo entre las regiones.

Las aerolíneas latinoamericanas experimentaron una caída de la demanda del 95,0% en julio, en comparación con el mismo mes del año pasado, frente a una caída del 96,6% en junio. La capacidad cayó un 92,6% y el factor de carga se hundió 27,1 puntos porcentuales hasta el 58,4%, el más alto entre las regiones.

El tráfico de las aerolíneas africanas disminuyó un 94,6% en julio, mejorando algo respecto a la contracción del 97,8% de junio. La capacidad se contrajo un 84,6% y el factor de carga se redujo 47,1 puntos porcentuales hasta el 25,4%, que fue el más bajo de las regiones.

Mercados nacionales de pasajeros

El tráfico interno cayó un 57,5% en julio. Esto fue una mejora en comparación con la disminución del 68% en junio. La capacidad doméstica cayó un 42,2% y el factor de carga bajó 22,9 puntos porcentuales al 63,3%.

El tráfico de los transportistas de China se redujo en un 28,4% en comparación con julio de 2019. La recuperación se había ralentizado modestamente en junio en medio de nuevos brotes de virus, pero reanudó su ritmo a partir de mediados de julio.

El tráfico interno de las aerolíneas rusas se redujo en un 17,7% en julio, lo que supuso una mejora espectacular en comparación con el descenso del 58% registrado en junio. La demanda se ha visto apoyada por las bajas tarifas nacionales y el auge del turismo interno.

Deja un comentario