Mientras Saura habla del “compromiso” con Sasemar, 2 aviones sin radares OceanEye operativos

Aviaciondigit@l

0

Madrid, SP.- Por seis se prolonga un tiempo de vuelo en el Estrecho/Alborán para localizar sin los radar de Telephonics APS-143C(V)3/OceanEye  pequeños objetos (embarcaciones de hasta 3 metros de eslora aproximadamente) las pateras que cruzan nuestro Estrecho de Gibraltar. Además de unos 3000 litros más de combustible (500/hora). Sasemar actualmente tiene basados en Málaga los dos C235, 101 y 102, que normalmente están basados en Coruña y Valencia. La situación de la falta de ese necesario equipo ya lleva más de 6 meses sin solucionarse, tras averiarse los radares, y bloqueados por EEUU, que no se los suministra reparados a Babcock, pues este Grupo británico opera con países considerados “NO AMIGOS” de los norteamericanos.

Por esto nos ha llamado la atención que el Secretario de Estado en su visita al Centro del Control de Salvamento Marítimo exprese su compromiso y el del Gobierno con la labor de SASEMAR. Los datos efectivamente son para enorgullecerse de la labor diaria de su personal, por tierra, mar y aire, ya que hasta agosto de este años se ha atendido a 40.875 personas (168 al día), lo que efectivamente hace que los recursos públicos empleados estén más que justificados.

Pero la cuestión es que la inoperatividad de los radares OceanEye, muy probablemente ha hecho que durante estos 6 meses algunas pateras a buen seguro no hayan podido ser localizadas a tiempo de evitar que las personas que cruzan el Estrecho hayan podido ser puestas a salvo a tiempo. Y esto es lo que resulta tremendo.

Esta situación es heredada, por la actual Secretaria General de Transportes, María José Rallo, sustituta de Carmen Librero que dejó sin solucionar ésta como tantas otras cuestiones. Pero ya lleva más de un par de meses desde su toma de posesión y aún seguimos así.

Señala la Nota de Prensa de Fomento que Pedro Saura se ha interesado especialmente por la actividad en casos de pateras, ya que durante este año, hasta el mes de agosto, Salvamento Marítimo ha rescatado un total de 27.258 personas de 1.468 pateras. Ante esta situación, se han tomado una serie de medidas extraordinarias, tales como el refuerzo de las tripulaciones de 11 salvamares; el desplazamiento a la zona tres unidades marítimas tipo guardamar; la movilización del buque Luz de Mar en zona 24 h en navegación; y el refuerzo de la vigilancia aérea desplazando los aviones de Valencia y A Coruña a Málaga. Pero en absoluto se le ha ocurrido tranquilizar a la opinión pública sobre la resolución de la cuestión de los OceanEye, ya que esta inasumible carencia sólo depende de que el operador, el fabricante de los aviones (si tiene esta contingencia incluida en el contrato Babcock) lo solucionen, teniendo en cuenta que es Sasemar, es Fomento, es el Estado, es decir somos todos los ciudadanos los que pagamos este servicio esencial humanitario.

Allá por 2007 se pensó en que hubiera un Sasemar 104 en el aire (103 es el de Canarias), pero finalmente se pintó con la librea de la Guardia Civil y hoy presta servicio para Frontex (el organismo europeo de fronteras), que tiene esa misión, y aunque en ocasiones realice alguna labor propia de Sasemar, normalmente se dedica a menesteres como el narcotráfico, terrorismo, etc… como es lógico. Se alterna con socios europeos como Portugal que emplea un C295, Holanda(que lo subcontrata a una empresa privada) y en estos días la Guarda de Finanza italiana con un ATR. Pero sus misiones son otras.

Mientras los 24 C235 de la Coast Guard de EEUU tranquilamente disponen de esos mismos equipos a bordo sin restricción, mientras por aquí el 101 y 102 de Sasemar hacen lo que pueden (que es mucho) con las ayudas de las que disponen, incluyendo unos turnos tremendos para entre otras cosas suplir la carencia de los OceanEye.

En Canarias, el 103 de Sasemar, tampoco dispone de esta ayuda operativa para localizar los flujos de pateras desde la costa Oeste de Africa hacia el Archipiélago.

Pedro Saura, que no dudamos, ¡sólo faltaba!, expresa el compromiso del Gobierno con Sasemar, pero como diría aquel “obras son amores…” sobre todo si pensamos que en el intento por la falta de esos equipos hay personas en el Estrecho y Alborán que no incrementarán desgraciadamente esas magníficas cifras de personas atendidas por este impagable servicio…

 

 

Deja un comentario